Revista de Guitarras

Alfonso Dual

Alfonso Dual es un compositor, arreglista y guitarrista, de estos que permanecen en la sombra y que sin embargo acumulan un bagaje ya importante tanto de colaboraciones con otros artistas como sideman, como de trabajos de estudio.

Ha sido elegido para acompañar en gira a “Pike Cavalero And The Gentle Ban­doleros” y está acabando de grabar su primer disco, un ambicioso proyecto registrado con una Big Band. Aprovechamos para charlar con él…

¿Cómo empezaste en el mundo de la música?
¡Buenas! en primer lugar dar gracias a to­dos los que hacéis posible esta publicación y a todo el equipo técnico de Cutaway por acercar­nos de manera casi didáctica información de primerísima mano sobre el apasionado mundo de la guitarra y sus guitarristas.

Bueno…por lo que recuerdo fue escuchando al guitarrista Hank Marvin con los Shadow, yo creo que esa fue mi primera y gran influencia musical, un disco que me regalaron, y que fue crucial para engrasar los sentidos, creo que mi primera transcripción de oido fue “Man Of Mystery” un tema que comenzaba con la gui­tarra reververada de Hank agarrando el vibra­to, era algo que yo no había oido jamás, no en­tendía como en una guitarra se podía hacer tal proeza, el caso que ese fue mi primer impulso a coger una guitarra y comenzar a instalarme como guitarrista muy poco a poco. Más tarde y como anécdota llegue a coincidir con Hank en un festival donde pude expresarle mi admira­ción personalmente, ¡es tío muy majo!

2

¿Cuál fue tu primera guitarra? ¿La conservas aún?
No la conservo, no sé donde pudo ir a parar, fue una acústica sin logo y sin marca que no tardé en venderla para intentar comprar una mejor, que finalmente no fue así, jejeje…

Puedes contarnos cuales han sido tus pasos en referencia a tu formación musical…
¡Si, claro! Comencé con una formación casi autodidacta, muy de manera progresiva fui aprendiendo y haciéndome con un lenguaje más amplio que me permitiese tocar distintos estilos, ya que la guitarra me ha gustado en casi todas sus variantes, es decir a excepción de es­tilos que mi oido no ha escuchado y por defecto no llega casi a comprender. Después de tocar y transcribir a mis héroes, comencé a estudiar de manera intermitente con guitarristas loca­les más tarde quise ampliar mis conocimien­tos en seminarios y de manera particular con grandes guitarristas de la talla de Félix Santos Guindel, Joaquín Chacon, Santiago Campillo, Joan Soler, Jopi, Mirta Alvarez, Raphael Fays y David Andersen, donde pude conocer y apren­der algunos trucos sobre el finger… Todo esto ocurrió alrededor de la última década, donde además de estudiar algunos años de guitarra clásica, intenté compaginar con mis estudios de composición orquestal, poco a poco fuí sin­tiendome muy cómodo y donde he estado muy metido estos dos últimos años, gracias y de la mano del compositor Oscar Navarro al que admiro muchísimo y con el que he aprendido acerca de la composición y orquestación de la música en el cine. Además de asistir a semi­narios y master class con compositores como Bruno Coulais, Christopher Lennertz, Blake Neely, Pascal Caigne, Gabriel Yared, Phillippe Sarde y el gran Bear McCreary donde tuve el placer de trabajar un ejercicio junto al compo­sitor sobre la orquestación audiovisual en el cine, un verdadero lujazo.

¿Puedes comentarnos cuales han sido tus ma­yores influencias?
Como os he comentado anteriormente, la guitarra me ha interesado en casi todas sus variantes, pero tengo una debilidad por algu­nas épocas, estilos desarrollados en los años 30, 40 y 50. Aunque hay guitarristas de épocas posteriores que también me han interesado, pero es casi una excepción a la regla. Así que muy poco a poco fui descubriendo e indagan­do en estilos más tradicionales hasta descu­brir de la mano del guitarrista Juan Busquier al gran Charlie Christian, el cual ha sido para mi el primero de mis referente, a quien se le ocurra trancribir la partitura de “Swing to Bop” le aseguro que tendrá un porcentaje muy alto de poder tocar la guitarra finalmente, además otros guitarristas como Django Reinhart, Wes Montgomery, Grant Green, Oscar Moore, Tony Rice, Cliff Gallup, Paul Burlison, Merle Travis, Chet Atkins, Herb Hellis, Joe Pass, Pat Marti­no, Sam Bush, Hank Garland,Pete Anderson, Jimmy Bryant, Les Paul, Grady Martin y cual­quier músico de aquel mítico “The Nashville A-Team”.

Si tuvieras que definirte como guitarrista, ¿Cómo lo harías?
Como cualquier persona formal a la que le apasiona su trabajo y disfruta de él.

Trabajas en diferentes áreas relacionadas con la música: instrumentista, arreglista, composi­tor ¿En cual de ellas te sientes más cómodo?
No tengo preferencias ni manías a la hora de trabajar, me siento cómodo en las tres formas, aunque a veces te sientes mas agotado en la tarea como instrumentista, en la cual hay otro tipo de actividad motriz, aún así intento llegar a desarrollar cada día un poquito de cada una, creo que para tener un buen resultado tiene que haber un buen equilibrio.

¿Te consideras un músico especialista en un estilo?
Si que es verdad que dentro de la guitarra, hay estilos en los que un guitarrista se desen­vuelve mejor que en otros, voy a citar algunos de ellos que por afinidad y predileción me fun­cionan mejor que otros… Rockabilly, (finger­picking) Swing, Pre –Bop y Jazz Manouche. Creo que musi­calmente y técnicamente son estilos muy diná­micos y empastan bien con mi manera de to­car, ya que me podría considerar un guitarrista enérgico e impulsivo y eso potencia aún más las formas respecto al ataque y envite en los fraseos, giros y expresión del lenguaje.

3

Hablemos de equipo ¿Cuáles son tus guitarras favoritas? ¿Nos quieres comentar que usas ac­tualmente?
Buff, desde muy joven he tocado con gui­tarras de todo tipo, pero si que soy un gran afectuoso de las guitarras de caja arqueada “Arch Top” y en especial las guitarras Gret­sch, aunque hay algunas sólidas que tam­bién suenan geniales, ya lo creo. Respecto al equipo que utilizo actualmente en guitarras trabajo con una Gretsch 6120 Nashville Mo­delo keith Scott, una maravilla de guitarra en especial, es una de esas que no se sabe ni como ni porque, pero se distingen por na­turaleza de otras guitarras fabricadas por la misma marca, mismo constructor y mismo modelo, nunca he escuchado una Gretsch 6120 igual, incluso algunas fábricadas en USA en los 60´s y 70´s, que he tenido an­teriormente, esta es una de pocas. Además de utilizar esta maravilla estoy utilizando con Pike Cavalero una guitarra estilo Tele con Bigsby fabricada por el constructor Ser­gi Rotllán, una guitarra muy versátil, ya que sorprende por su contribución y su ampli­tud de registros. Consta de un soporte para cuatro pastillas perfectamente integradas en cuatro piscinas independientes, una Fil­tertron de T.V Jones, una P-90 “Soapbar” y dos Antiquity simples de Seymour Duncan, una 1955 en el puente y una Antiquity 2 en el mástil, además de poder conmutarlas entre si en multiples combinaciones, es una todo terreno, podrías tocar cualquier estilo sin te­ner que cambiar de instrumento.

Sin restricciones económicas ¿Qué guitarra comprarías inmediatamente?
Cualquier pieza de principios de los 50´s fa­bricada por el propio Jimmy Webster y el mis­mo Chet Atkins.

Cuéntanos cosas al respecto de amplis y peda­les ¿Con que te estás manejando ahora mismo?
Soy un guitarrista muy clásico acerca de los sonidos y los amplis, sobre todo he confiado y confio en el resultado de algunos modelos de Fender. Para la formación actual con “The Gentle Bandoleros” estoy trabajando con un Champ de 5 watt del 78 y un Princeton Reverb Reissue 65 de 15 watts, el cual estoy a punto de proceder a un experimento de cambio de lámpara rectificadora, colocando una 5U4, al estilo Bob Crooks. Me chiflan todos los am­plificadores de la familia chica de los potentes Twin Reverb, ampli que también he utilizado en la grabación de este primer trabajo en solita­rio, un 40ª aniversario con el tolex color crema (Blonde tolex) edición especial limitada, una joya. Respecto a los pedales que utilizo son prácticamente 3, no más. Un pequeño BOSS RE-20 Space Echo de Roland (para el finger­picking) que funciona y emula de maravilla, un Dyna Comp de MXR para manejarme mejor en los temas de corte mas country, además de un Route 66 de Visual Sound que combina un overdrive de corte clásico con un compresor de tipo vintage, que utilizo casi a de modo booster, ¡eso es todo!

Has trabajado bastante como sideman ¿Cuál ha sido la experiencia más curiosa que has te­nido, la anécdota…?
Debido a las bajas temperaturas cuando comenzamos a tocar en un recinto al aire li­bre, en pleno mes de enero, hacía tantísimo frio que los instrumentos nuestros y del resto de bandas quedaron tan helados que no había cojones de poder afinarlos en todo el concier­to, afinabas y segundos más tarde quedaban ¡Out of Tune! Frenessi… No os podéis imaginar todas las bandas de aquella noche sonando como una visión de Fagen poseido… (risas), ¡eso no se olvida jamás!

Cuéntanos sobre tu disco a tu nombre ¿Cómo ha sido el proceso? ¿Cómo se trabaja con una formación tan grande?
Pues ya ves! Ha sido un proceso muy laborioso por parte de todos los músicos y tecnicos que han colaborado, además muy costoso acerca de programar las sesiones y poner de acuer­do a tanto personal, si cuentas además con un buen número de ellos. El disco esta prác­ticamente finalizado, a falta únicamente del proceso de la mezcla y el de mastering, que será asignada al gran ingeniero Jorge Pérez. El disco está grabado en diferentes estudios, ente las ciudades de Murcia, Valencia, Madrid y Nashville, por comodidad de desplazamiento de algunos músicos sobre todo.

Primeramente trabajamos en la armonía de cada uno de los temas donde pasamos ulte­riormente a trabajar en los arreglos y patrones rítmicos, quedando muy distintos a los origina­les, ya que es un disco de versiones en el cual tratamos de alterar las estructuras melódicas, armónicas y rítmicas, hasta llegar al punto de casi no reconocer determinados pasajes. Una vez finalizada esta porción, abordamos la parte de orquestación con la sección brasses, donde trabajó casi en su totalidad el arreglista Alex Acanda y otra parte menor mía junto a la pro­ducción del disco. Estas sesiones de trabajo fueron en su mayor parte grabadas en directo, aunque algunas de ellas se realizaron poste­riormente, ya que para agrupar a una Big Band al completo en el estudio hubiera sido una gran hecatombe, también bastante más arriesga­do, además de conseguir de este modo dar a cada toma una funcionalidad independiente, siempre de manera honesta y buscando un equilibrio entre registro y mezcla, realzando las formas musicales de cada instrumentista independientemente, trabajando con su propio volumen, esto nos permitió cambiar incluso a veces de ejecutante. Así que ya os podréis ima­ginar como se puede llegar a hacer este tipo de trabajo…con tiempo y mucha paciencia.

1

Músicos que han colaborado en la grabación de este trabajo tenemos al gran Jordi Vilá, Alex Acanda, Julio Montalvo, Juan Munguía, Anto­nio “Chiche”, Ruben Cerezo, Antonio Laborda, Carlos López, Jorgue Roque, Carlos Campoy, David Pastor, Richard Sevilla, Jose Alberto Marquina, Aureliano Ortega, y Tasha Valentine, todos ellos grandes músicos y amigos.

Si tuvieras que elegir un formato ¿Con cual te quedarías entre un trío y una Big Band o todo lo que hay en medio?
Con un par de ellos, uno de ellos gran formato y otro más reducido. Me gustaría no tener que dejar de tocar un repertorio porque nos han con­tratado en una sala más pequeña y viceversa.

Háblanos de tus planes a corto plazo…

R: Pues mis planes seguiran girando en torno a la banda de “Pike Cavalero And The Gentle Bandoleros” en una serie de conciertos y fes­tivales que me llevaran por toda España y parte de Europa, ya que Pike Cavalero comienza a es­tar muy bien considerado en la escena del Rock & Roll fuera y dentro de este país. Además de preparar la inminente grabación del un Ep 7 en vinilo de cuatro temas para la compañía Sleazy Records, discográfica de mi anterior trabajo.

También y a muy corto plazo habrá graba­ción de un segundo disco en solitario, que contará con un repertorio de composiciónes y creaciones propias de corte muy clásico, a gusto de nostalgicos y aficionados de estilos 30´s y 40´s.

¿Algún consejo para los jóvenes lectores…?
Seguir trabajando vuestro instrumento con ilusión y con mucho esfuerzo y pensar ante todo, que estáis en el camino idóneo, y cuan­do estás en él, todo llega a su debido tiempo. Así que durante ese trayecto intentar diver­tirse al máximo con vuestra música y la mú­sica de vuestros compañeros, sin presiones, ya que esto de tocar no es una competición contra nadie y menos aún contra vosotros mismos. ¡A disfrutar!.

José Manuel López

0 comentarios en Alfonso Dual
Deja tu comentario