Revista de Guitarras

Ariel Rot II

Tocabilidad

Me ha llamado la atención cuando has comentado que al principio de Tequila, con 17 años ya controlabas sobre el valor de las guitarras, que un tío en una orquesta lleva una guitarra antigua y es muy buena… realmente tan joven…
Algo sabíamos, sabíamos que las pre-CBS, un poco la leyenda la teníamos y además, bueno Alejo tenía una Strato nueva y claro… la otra era de otro planeta ¿no?, aparte mucho más volumen, si, esas guitarras aunque seas un ignorante, es como el amor que no hace falta saber mucho ¿no? (risas).

Si tuvieras que elegir entre un buen sonido o una buena sensación tocando, una buena “tocabilidad”, aunque estés incómodo suena muy bien…
Es imposible sonar bien si estás incómodo, a parte ¿por qué puedes estar incómodo? Hay guitarras que no terminan de afinar, eso es una incomodidad imposible, yo no puedo sonar bien… que se toque muy dura… yo no llego ni a sacar un buen sonido con una guitarra incómoda y no tengo paciencia para… ¡a veces hago un esfuerzo!
Por ejemplo hace poco estuve grabando con Rickenbaker que son guitarras incomodísimas para mí, pero bueno, era una 12 cuerdas y queríamos justo, específicamente sacar eso. Pero sufrí ¡eh! sufrí tocando, sufrí afinando (risas) es un poco pesadilla para mí.
Después Jose tiene una Gretsch maravillosa, Tennessee también, pero nos estaba volviendo loco con el tema de la afinación, entonces imposible. Yo creo fundamental estar cómodo.

Partenaire

Imagínate que no eres guitarrista y que debes de contratar a un guitarrista para un bolo, ya sé que va a tocar poco, te pude ver con Ricardo Marín y sólo le dejaste hacer un solo (risas)… ¿qué buscarías?
No, sólo te lo puedo decir desde mi punto de vista de guitarrista ¿no? Que encuentre el hueco donde la cosa funciona, me costó mucho después de Julián (Infante) encontrar un par con el cual no costase la interactividad. Es cierto que generalmente utilizo un tipo de guitarrista un poco obrero, porque toco muy abierto y porque aprendí a funcionar de esa manera, con Tequila pasaba un poco eso. Ahora por ejemplo recuperamos el repertorio empezamos con Josu. Josu es un guitarra que es más lead y nos costó mucho encontrar el lugar.
Pero de repente me acordé de una cosa importante le dije: “¿sabes una cosa? Julián sólo tocaba quintas” (risas), porque si no los arreglos no funcionan, porque si no empieza a haber ahí 12 cuerdas sonando al mismo tiempo y ya es muy difícil. En algunos temas, claro en el blues y tal si mola, pero cuando es una cosa muy básica donde tiene que haber una base y donde hay otra que es la que va jugando o te conoces mucho y encuentras tu alma gemela en cuanto a guitarras, si no mejor que sea muy básico.

Estoy muy contento con Osvi (Grecco) nos entendemos maravillosamente bien, hace pocos solos pero los que hace son muy distintos a los míos, muy personales y un poco marcianos diría… no es pentatónico tocando… es muy pirotécnico, es como abrirle la jaula a una especie de animal salvaje, pero con cosas de jazz y mucha locura también, se sale un poco de lo que suelen ser mis guitarristas favoritos.

5

Por ejemplo…
Empecemos por Robert Johnson (risas) siguiendo con el blues A. King, BB King me encanta también, Muddy Waters, slide increíble, después James Burton. Ya en el rock and roll los clásicos Kiff y Ronnie maestros totales, me encanta Jimmy Page, Jeff Beck, obviamente no son influencias tan directas. Me gusta mucho el swing, entonces Django y Oscar Alemán, de ahí también saco mucho, Brian Setzer.

Después Marc Ribot, guitarrista más experimental… más abstracto, si pero creo que es el único abstracto que me gusta, ha creado escuela y hay mucho imitador de Marc Ribot, muy pesados los imitadores de Marc… claro es un estilo tan personal como para que nadie los imite, es como imitar a Tom Waits (risas). Los clásicos del rock, Hendrix.

¿Hay alguno de los jóvenes que te haya sorprendido?
No escucho mucha música joven, me gustaba el de los Black Crowes por ejemplo tiene algunos solos muy interesantes. Hace poco me compré el primero de ellos que en su momento lo escuchábamos muchísimo y la verdad es que hace cosas muy bonitas, me gusta ese estilo casi cantable, el poder tararear los dibujos que hace.

Para la gente que hace género es difícil, hay que tener un nivel espectacular. Vas a ver a un auténtico bluesman que se ha dedicado toda su vida o a un flamenco, puede ser que no hagan falta las canciones pero tienen que ser realmente number ones y haber dedicado toda su vida a eso. A mi me da mucho miedo el género por eso al final siempre termino haciendo discos de canciones, no se te da nada mal, pero no podría sostener un repertorio sólo de género, no soy tan habilidoso, ni tengo tantos recursos ni en el rock ni en el blues como para poder pasar de las canciones y pegar ese salto sin red que es tocar sin canciones.

4
Amplis y sonidos

¿Vamos a los amplis o qué?
Venga, ahora estoy en directo… ¿qué hacemos? ¿una historia retrospectiva por ejemplo?

Bueno empezamos con los Marshalls 800 de le época de Tequila, que era como obligatorio. Yo entré en Tequila y no tenía ampli, me obligaron a comprar uno, tenía ganas de comprarme un Fender y no, un Marshall y la verdad no sé que pasó con esos Marshall, donde estarán, sobre todo el de Julián sonaba increíble. Hace mucho que no veo esos Marshall con el gain y el volumen separado, se ven 900 que es un ampli que no me gusta, mucho volumen, muy macarra, un poco incontrolable, en cambio este tenía un punto perfecto.
Después en los 80 me pasé a Music-man creo que era, no espera, a lo mejor era un Fender medio moderno de estos que sacaban ¡como casi no toqué! (risas).
Antes de irme a la Argentina, a vivir, tenía que llevar una guitarra y un ampli, entonces vendí todo lo que tenía para comprarme eso que hay ahí (señala un pequeño Gallien Krueger) (risas) ese pequeño GK que… ¿es un ampli de guitarra? Si, si, es un ampli de guitarra que en su momento era muy poderoso, lo más moderno que había, también duró muy poco.

Estuvo muy bien porque llegué a Argentina con eso ¡era imposible! ¡nadie tenía un ampli así en Argentina! Era el único ampli que podía llevar, hubiese sido más listo si hubiese vendido todo, llevarme el dinero y comprar allí un ampli de verdad porque estos son un poco como de transistores, parecen radios.

Después cuando volvimos a España al principio con Los Rodríguez hice bastantes compras. Vendí uno que me arrepentí, un Marshall de esos “aniversario” como plateados de 50 W parecido al 800 en funcionamiento, un combo que sonaba muy bien.

Al tiempo me pasaron una filmación ¡joder como sonaba la guitarra! ¿Qué será? Y de repente veo ese ampli… ¡me quería matar! (risas). Después me compré un Hiwatt que lo usé durante muchísimo tiempo, un Hiwatt muy noble, sonidazo enorme, muy puro, muy limpio, demasiado limpio, para que se calentara había que darle mucha tralla.

En un momento de un viaje a Buenos Aires me pusieron backline para poder tocar y descubrí el VOX. Yo siempre había sido muy reacio y de repente pusieron un VOX que había comprado Fito en Italia, era del 66 o cosa así y flipé ¡guau!, ahora entiendo el porqué. Claro cuando grabábamos pedíamos amplis y nunca había pillado un VOX o nunca le había dado tiempo, no sé.
La cuestión es que aluciné mucho y después aparte conocí a Jose (Nortes) y todos sus VOX antiguos y entonces me compré un VOX nuevo, básicamente porque para girar los VOX antiguos son muy complicados, si, lo customicé un poco cambiándole válvulas y tal… yo soy muy torpe con todo eso, ahí está Pablo… y Jose. Jose es un campeón, cambiando válvulas, grabando cada combinación para después comparar y tal.

7
Estos son los “enfermos”, yo los he visto comparar una tarde entera dos pedales iguales (risas). Muchas veces probamos un pedal y no nos gusta, lo apagamos, bueno vamos a grabar, quita el pedal, no funciona. Funcionaba cuando pasaba con el pedal apagado (risas), es verdad, es así, le da un punto más cálido… algo pasa., le quita algo de cosa hiriente.
A mí me gusta la cosa cálida, no me gusta mucho el sonido estridente, que tenga presencia pero no que tenga esa cosa. A mucha gente le encanta por ejemplo a Carlos Raya, le gusta la guitarra como muy definida, que se entienda perfectamente todo, a mi me gusta como más misterioso el sonido.

Ahora estoy usando el JMI ¿los conocéis? Si claro son clones de VOX y funcionan perfecto, no tienen ni un solo problema, entonces me llevo un AC30 y uno de 15 y los combino, uso en realidad todo el tiempo los dos. Estamos usando escenarios muy grandes… yo estaba encantado con el 15 que estaba muy bien, muy caliente, es cierto que para algún tema tenía desmedida saturación de repente, entonces bueno, con el 30 y un buen técnico la combinación funciona muy bien.

Uso el eco de Fulltone y después uso los pedales, el Red Snaple… me lo apunté todo, sabía que este momento iba a llegar, entre otras cosas porque soy un desastre, el Xotic RC ¿lo conoces? Si, es un estándar ahora mismo ¿y el Red Snaper? Si es un Menatone ¿el de 3 botones o el de cuatro? Si, es uno rojo con el pescadito hay una versión antigua que llevaba creo tres botones, el mío es el antiguo y poca cosa más un wah wah que me fabricó “El Bólido” (Javier Gutiérrez) mi asistente, que le dió por fabricar ahora pedales y me lo pasó un día, me apañé con él, la verdad es que tiene al revés que todos los wah wah. Cuando lo pones el sonido se multiplica (risas) no se sabe muy bien porqué, pero en vez de quitar volumen le suma volumen y tiene un recorrido que funciona muy bien, yo creo que el wah wah no tiene tanto misterio, es una cosa muy personal, es un recorrido y a cada uno la sensitividad le pide un tipo de recorrido.

Después los amplis que se compró Jose y que estamos usando en La Cabaña, un Marshall del 69 TA de 20W y uno que se llama Louis Electric, es un luthier de Nueva York. No sé como Jose se enteró pero salió Keith Richards probando su ampli y es muy espectacular, realmente es un ampli muy poderoso con muchas opciones también. Tiene un canal limpio, un canal un poco más sucio, pero son entradas realmente y la verdad es que está muy bien, s un poco Marshall y un poco VOX, combina, investígatelo, es de New Jersey el tío.

Se lo pidió y yo estoy también con ganas, no sé muy bien que hacer, ya lo tiene él y en directo estoy funcionando muy bien con el JMI, un día de estos tendremos que llevar los JMI a La Cabaña y empezar a hacer una lucha ahí y aparte que el JMI el de 30 todavía lo tengo con las válvulas de fábrica que le puedo pegar un estirón más. Tengo por ahí del otro VOX que lo dejé un poco en stand by, me gustan más estos, es un ampli más serio el JMI porque bueno, es más casero. El VOX no está hecho con tanto cariño.

Yo creo que uno necesita cada cierto tiempo probar algo distinto porque si no te aburres ¿no? Y te dejas sorprender, cuando cogí primero el JMI el de 15, estaba tocando todavía en mi gira que eran escenarios pequeños y claro cambió todo de repente porque… mucho más gamberro, un poquito más de grano, no tan puro, no.

La charla continuó, Ariel es un apasionado de las guitarras y esto no tendría nunca fin. Poco después pudimos verlo en directo con Tequila, puro rock and roll y un gran sonido.

David Vie
José Manuel López

0 comentarios en Ariel Rot II
Deja tu comentario