Revista de Guitarras

Charlie Chandler


Steve Lukather, Bruce Springsteen, Joe Walsh, Eric Clapton, Joe Satriani, Angus Young, Jimmy Page…. Esta lista seguramente no llegue ni al 15% de los guitarras famosos que han confiado en el buen hacer de este casi 2 metros de simpático británico a la hora de poner a punto sus armas de guerra. Tras una charla con él y después de ver su trabajo te das cuenta porque cuenta con él.

Como amante de la guitarra que eres, lo más normal es que fueras guitarrista y no luthier, ¿cómo y cuando decidiste cambiar una cosa por la otra?
Pues todo ocurrió sobre 1979, mi hermano ya estaba en el negocio y necesitaba ayuda, así que me uní a él y más adelante Roger Griffin y Dave Rusan, que ya eran maestros de la luthiería por aquel entonces, me enseñaron más profundamente.

Todavía se pueden ver algunas guitarras Chandler, ¿os encargáis vosotros?
No, vendimos nuestra parte y ahora lo llevan otros. Ahora mi hermano tiene su propio negocio de importación y venta al por mayor y yo llevo mi propia tienda y taller de reparación.

Como luthier, ¿qué parte del proceso de construir una guitarra crees que es el más importante?

(Suspira y piensa unos 10 segundos)Si te fijas en las guitarras más famosas y más usadas, tienden a ser bastante simples. Ahora mismo la moda es imitar los diseños originales de Les Paul y Strat. En los años 50, cuando salieron esos modelos, se usaba hardware de gran calidad, buenas maderas, pastillas muy simple que no intentaban colorear mucho el sonido final. Realmente no hay parte del proceso más importante que otra, si no que haciendo un instrumento simple se obtienen resultados óptimos y ahora se intenta volver a esos orígenes.

En los últimos años, las grandes marcas se han caracterizado por reducir drásticamente el nivel de calidad medio de sus productos, ¿Qué crees que está provocando esto?
A lo largo de los años, las guitarras han ido adquiriendo fama de objeto coleccionable y por lo tanto, un tipo de a pie no se lo puede permitir, entonces para satisfacer la demanda del cliente corriente, el suministro tiene que estar siempre bien cubierto para la mayor parte de las ventas, que son los principiantes que no pueden o no quieren gastarse demasiado. Realmente no se puede decir que se haga peor ahora, sino que la demanda es la que dicta la calidad, pero las guitarras buenas siguen siendo igual de buenas.
Chandler1
Tú has tenido el honor de reparar y setear guitarras para Clapton, Gilmour o Prince, ¿Cómo le llega tu nombre a músicos de tal calibre?
Ya sabes como funciona este mundo, por recomendación. Tuve la suerte de que roadies de músicos de prestigio conocían mi trabajo y simplemente me recomendaban. El boca a boca hizo el resto.

¿Suelen ser un incordio con sus exigencias o te dejan opinar y trabajar a tu manera?
Pues hay de todo. Algunos saben exactamente lo que quieren y otros se dedican a tocar y confían en que tú sabes hacer tu trabajo y harás lo correcto para cada situación. Lo más común es la segunda opción.

¿Nos podrías contar alguna historia curiosa con alguno de estos maestros?
En los 90 me llegó un cliente a la tienda con su guitarra firmada por Eric Clapton. Resulta que quería cubrir la firma él mismo para protegerla pero no sé que haría que borró la firma. Tras investigar un poco se enteró de que yo tenía contacto con él y me pidió que le consiguiera una firma nuevamente. Me dejó la guitarra y yo aproveché un concierto que dio con Brian May en Wembley para que la firmara. Una cosa llevó a la otra, mi cliente consiguió su firma de nuevo y yo acabé ajustando los trastes de todas las guitarras de Eric 2 horas antes del concierto.
Luego hay otra bastante curiosa que sucedió a principios de los 80. Peter Green vino con su famosa Les Paul que le regaló Gary Moore con el mástil partido en 3 después de empotrar su coche contra un camión. El mango se partió por la pala y también a la altura de los últimos trastes. Recientemente esa guitarra ha sido vendida, todo el mundo hablaba de la rotura de la pala, pero casi nadie se dio cuenta de la otra “cicatriz”, que era la más fastidiosa. Supongo que eso significa que hicimos un buen trabajo (risas).
Chandler
A veces la gente suele comparar las especificaciones de una guitarra con las especificaciones de otra, y a veces ocurre que son idénticas pero con una diferencia de precio abismal, ¿puedes explicarnos a qué es debido?
Si coges por ejemplo la signature de Hank Marvin, los modelos de USA son más caros por el mero hecho de ser de USA, pero es cierto que los componentes son mejores y las maderas han sido tratadas mejor. Pero también es verdad que las Fender japonesas son realmente buenas y consistentes. La manufactura hecha en Japón y en USA es idéntica, pero el hardware posiblemente sea de una calidad ligeramente inferior que es lo que abarata al producto. Si quieres ir a por una made in USA simplemente por ser americana y te lo puedes permitir, adelante, pero una guitarra japonesa de gama media te va a dar grandísimos resultados. Unas que están muy bien son las PRS coreanas, son instrumentos fantásticos.

Ayúdanos a despejar una de las grandes incógnitas de la humanidad. Si no tienes suficiente dinero para comprar ampli y guitarras de calidad y sólo puedes permitirte que uno de los dos sea realmente bueno, que escogerías, ¿ampli mejor que guitarra o viceversa?

Por norma general, si tienes un ampli barato, las posibilidades de que una buenísima guitarra suene bien son escasas, en cambio, con un buen amplificador, pongamos un Marshall o Fender de calidad, es muy probable que te suene muy parecido una Squier a una Fender de la buenas.

Para finalizar una rapidita: ¿Strato, Tele, LesPaul o SG?
Si solo pudiera llevar una guitarra a un concierto…. con una Stratocaster se puede salir airoso de cualquier situación.

Muchas gracias Charlie, aquí hemos acabado, a buen seguro que dentro de nada tendrás unos cuantos españoles guitarra en mano atravesando esa puerta.
Gracias a ti, eso espero (risas).

Agus González-Lancharro

0 comentarios en Charlie Chandler
Deja tu comentario