Revista de Guitarras

Córdoba 55FCE Negra Limited Edition

Ya hemos comentado en alguna ocasión que el objetivo que persiguen en Córdoba Guitars es crear guitarras ligeras, con un buen sonido, en base a utilizar técnicas constructivas que mezclen métodos tanto tradicionales como contemporáneos en su realización.

Volviendo a la guitarra que nos ocupa, el modelo es una guitarra flamenca de caja estrecha con cutaway realizada a mano en España. La característica destacable del modelo es la selección de maderas, en este caso para los aros y fondo se emplea el ziricote, aunque también se encuentran disponibles en ébano de macasar y en arce flameado.

Un par de consideraciones, el nombre del modelo “Negra” obedece al apelativo con el que se refieren los flamencos a las guitarras que son de maderas oscuras y no de arce, como es el caso del ziricote y por otro lado el mismo ziricote es una de las maderas visualmente más bonitas que existen.

El ziricote es de origen centroamericano y sur de Mexico, dura y quebradiza si no se trabaja con cuidado, destaca por los contrastes marcados en sus vetas, que le han otorgado el sobrenombre de “araña” o “paisaje” popularmente hablando. Es de color marrón, marrón-oscuro y también presenta partes de albura en amarillo que en el modelo que tenemos se utilizan simétricamente como ornamentación para la trasera de la guitarra.

Estas mallas tan acentuadas hacen que sea muy difícil encontrar dos guitarras parecidas, no así como el palosanto, por ejemplo, que suele ser de un veteado similar en toda su superficie.

Construcción, pala, mástil

La 55FCE Negra es una guitarra flamenca de caja estrecha con cutaway, estéticamente combina la serenidad de la tapa con la vistosidad de los aros y fondo haciéndola muy atractiva,  el acabado es en poliuretano brillante. Se presenta con un estuche sólido con humidificador para una conservación óptima de maderas y ajustes. Viene encordada con Savarez Cristal Corum.

Pala y mástil son de cedro español, en la pala monta un clavijero Cordoba Premium Gold con las palometas de ébano, muy ornamentado y con un suave radio 14:1, sostiene perfectamente la afinación. El mástil presenta un perfil en “U” y tiene un grosor en el traste 1 de 21.5 mm y en el 9 de 25mm, el acabado como comentamos antes es en poliuretano brillante, confortable, el cutaway le permite llegar a los trastes más altos con comodidad.

La cejuela es de 50mm de hueso de vaca, la longitud de escala de 650 mm (25 ½”) y el diapasón de ébano con 19 trastes. El acceso al alma dual se realiza por el soundhole en la base del mástil

Cuerpo, electrónica

Lo más destacable del cuerpo es su profundidad que oscila entre 65mm y 70mm, y está realizado en los aros y fondo en madera de ziricote –del que hemos comentado largo y tendido- y la tapa es de abeto europeo sólido. En sus uniones observamos bindings de palorrosa. Estéticamente es espectacular.

El tamaño del cuerpo que facilita en cuanto a comodidad al tocar en pie, limita mucho los problemas de feedback que pudieran aparecer, pero  sin embargo obliga a tocar amplificándola porque de lo contrario perdería graves lógicamente, y a su vez le restaría el poso sonoro que ofrece una caja ancha, fuera de un escenario se defiende estupendamente en acústico. Ya deducimos por qué es el modelo elegido por los Gypsy Kings.

El braceado de refuerzo de la tapa es el “fan”, que siempre elige Cordoba para sus modelos y que como siempre agradecemos a Antonio Torres. La tapa incluye un par de golpeadores transparentes y delgados para protegerla de los golpes propios de la interpretación del flamenco.

Para este modelo en Cordoba Guitars han seleccionado el previo Fishman Prefix Pro Blend, que permite combinar el tono de la captación del piezo con un pequeño micro capturador interno,  con el objeto de respetar todo lo posible el tono acústico de la guitarra evitando colorearlo.

Por último, el puente es de palorrosa de India en acabado glosseado.

Sonido y conclusiones

La profundidad de la caja de la guitarra condiciona el sonido de la misma por lo que ya hemos comentado anteriormente, para un directo necesariamente hay que amplificarla y a partir de ahí el sonido ya se presenta más completo. Con esto no queremos decir que la guitarra no suene desenchufada, ni mucho menos, pero no es una guitarra de caja completa. El ziricote propone un sonido profundo, español, rico y suave, con un timbre más alto que el palorrosa. Mientras que el abeto otorga la suficiente dulzura para equilibrar el resultado final. Otra característica que se agradece es la ventaja que significa que el previo tenga la capacidad de controlar el feedback a volumen alto.

Estamos hablando de una guitarra con un precio cercano a los 1500 euros, con las maderas y construcción con que se presenta, lo mejor que podemos decir de ella es que cuesta menos de lo que vale.

José Manuel López

0 comentarios en Córdoba 55FCE Negra Limited Edition
Deja tu comentario