Revista de Guitarras

Diezel Einstein 100W


Una manera de clasificar los amplificadores, tal vez algo simple pero eficaz, sería dividirlos en amplis “de tono” y de “high gain”. Cada uno de estos grupos estaría integrado por amplificadores de diferentes características pero unos buscarían un buen timbre, otros buenas respuestas a la hora de elevar la ganancia al máximo. Peter Diezel tuvo la necesidad como guitarrista de llegar a extremos que sus Marshalls no le daban, a partir de ahí empezó a buscar la fórmula para conseguirlo. La unión con Peter Stapfer, un músico con formación en marketing hizo que naciera una nueva compañía dedicada a la amplificación: Diezel Amplification.

La difusión de la marca en un principio estuvo limitada a Alemania y Austria, sin embargo el hecho de que un modelo VH4 se encontrara en un estudio de grabación de Los Angeles y que bandas como Guns & Roses o Metallica grabaran con él, le dio una popularidad mayor en el mercado USA.
Como la escena musical en el entorno del rock, estaba cambiando llegado el siglo XXI, el mercado empezaba a demandar unos sonidos más modernos y Diezel fue capaz de captar esto rápidamente y sacar modelos que se adaptasen a los nuevos tiempos. En ese concepto se mueve el amplificador que vamos a analizar, el cabezal Diezel Einstein de 100W.
Canales y controles
El cabezal tiene dos canales, no son exactamente clones, y un switch para seleccionar cada uno de ellos.
Diezel
Controles de previo:
En el canal 1 tenemos los siguientes controles: Gain, Volume, Treble, Middle y Bass. En el canal 2, un switch que va a dividir el gain en tres modos: Clean, Crunch, Lead y los mismos potenciómetros de control para Gain, Volume, Treble, Middle y Bass.

Controles de etapa:
Presence para regular la respuesta en agudos y Deep para los graves, además de sus respectivos Masters. Todo esto en el panel frontal junto a los interruptores de Stand by y de On/Of.
En la parte trasera vienen las entradas para los loops en serie y en paralelo con su control de mezcla, una salida de línea (compensated) para conectar a mesa y salidas para conectar a altavoz de de 4, 8 o 16 ohmios lo que habilita el cabezal a cualquier tipo de pantalla. Viene con un pedal incluido en el precio final, que conmuta el canal 1 ó 2 y el Master 1 ó 2 también.

Sonidos
Para probar este amplificador usamos una Gibson SG del 75 con diapasón de ébano conectándolo a una pantalla 4×12 Mesa Boogie Rectifier.
En el Canal 1:
Modo 1 Clean. Obtenemos un sonido limpio obviamente. Saca bastantes graves, es un limpio comprimido y algo grueso, se podría tocar diferentes estilos con estas sonoridades no solamente hard.
En el modo 2, el Crunch, suena algo grueso, moderno, con una dinámica que otros amplis de este concepto no poseen, bajando graves nos sitúa cómodamente en áreas de sonido blues/rock.
En el modo 3, el Lead, aquí al cabezal se le ve compensado, comprimido, el ampli empuja mucho y hace que la ejecución sea muy cómoda, es decir, ayuda a tocar. Los sonidos fluyen con enorme facilidad. No resulta para nada agresivo, al contrario es más bien redondito.
Tal vez esta sea una de las virtudes del amplificador, no se “desboca”, esa especie de compresión que no resta para nada potencia, sin embargo si que facilita la ejecución. Las líneas melódicas en los solos resultan como muy legatto, líquidas.
Diezel1
Pasamos ahora al Canal 2 manteniendo la misma ecualización para apreciar las posibles diferencias.
En este canal el ampli suena más gordo, cambiamos de guitarra y probamos con una Strato por ver el comportamiento con pastillas single coil, aún así da la impresión de que tuviera mayor ganancia y que recortara medios incluso volviendo a la SG.
Aunque en realidad son sólo pequeños matices, el ampli responde tanto en rítmicas como en lead voice perfectamente.
En este canal hay que jugar con el potenciómetro de ganancia. Partimos de un crunch, porque no llega a limpio con el gain cerrado y desde ahí abriendo el control se llega a los tonos más “brutales”, el manejar esto bien va a dar como resultado conseguir unas sonoridades u otras, alcanzar matices concretos etc.
Diezel2

Conclusiones

Nos encontramos ante el ampli de gama más accesible de Diezel y cumple las expectativas que teníamos más que de sobra. Es un amplificador cañero de concepto pero que se puede adaptar a diferentes estilos, eso sí, sonando moderno, no es onda vintage o clásica, nos parece perfecto para sonidos actuales en rock, metal e incluso se podría adaptar a tendencias de modern/pop.
Si tuviéramos que quedarnos con una característica tal vez sería que sonando bien, hace muy fácil la ejecución y es interesante no tener que “pelearse” con el amplificador arriba de un escenario, incluso en el local de ensayo. El concepto boutique alcanza a los amplis de high gain

José Manuel López

0 comentarios en Diezel Einstein 100W
Deja tu comentario