Revista de Guitarras

Dominic Miller

Es un gran músico entregado a la profesión, con un gran respeto hacia ella y un guitarrista exquisito. Quisimos charlar con él para que nos contara como es su aproximación a la guitarra, a la música en particular. Amigos es un placer y un honor presentaros a Domique Miller.

Tus padres eran músicos, ¿Se notaba eso en el ambiente familiar?
Mis padres eran músicos aficionados. El paisaje sonoro de mi infancia era muy rico, con una mezcla de tango, folklore, música irlandesa,
clásica, blues, rock y lo brasileño. O escuchaba discos o escuchaba a mis padres y hermanas cantar y tocar. Al final no tuve más remedio que unirme. El ser criado en una familia
musical sin duda tuvo una influencia en mi elección de carrera. Soy el único miembro de nuestra familia que lo consiguió de manera profesional, así que, por supuesto, tengo su apoyo y bendición.

¿Sabías que su influencia señalaría el camino? ¿Cuándo sentiste que ibas a ser guitarrista toda tu vida?
¡Por supuesto! Su influencia sin duda marcó el camino. Cuando tenía catorce años ya sabía que quería ser músico. Cuando tenía quince años empecé en serio con el aprendizaje de la guitarra clásica. Cuando tenía dieciséis años ya no había vuelta atrás.

Ya en EE.UU. fuiste a Berklee, ¿Qué recuerdas de aquellos primeros años de estudio?
Lo que recuerdo más sobre Berklee no es tanto la música y la armonía, recuerdo más lo que significaba ser un músico. Por primera vez en mi vida estaba rodeado de gente que era como yo, muy serios con el asunto. Aprendí sobre el temperamento de los músicos.

¿Qué influencia has tenido de los diferentes profesores y escuelas por las que pasaste?
He tenido unos cuantos profesores con estilos muy diferentes. La primera fue mi hermana Julie a la que todavía considero la más influyente. El maestro que me llevó al siguiente nivel era el guitarrista brasileño Sebastián Tapajos que fue contemporáneo de Baden Powell. También tuve un gran maestro de composición llamado Buxton Orr, quien me enseñó mucho, sobre todo la manera de desbloquear y estirar la imaginación respetando las leyes básicas de la armonía. Pero todavía me considero un estudiante, tal vez más que cuando estaba en la universidad.

¿Cuál fue tu primer trabajo profesional?
Cuando tenía dieciséis años me uní a una banda de soul en Estados Unidos, cerca de Chicago, donde vivía y tocábamos en los clubes.

2

Mantienes línea directa con tus seguidores a través de tu web ¿Qué te aporta?
Me gusta ser honesto con mis fans y mostrarles quién soy y cómo puedo navegar mi camino a través de mi vida. No me gusta tener ninguna mística entre ellos y yo. Trato mis boletines como si estuviera escribiendo a un amigo. Los conozco y me conocen.

Vamos a hablar de guitarras, ¿Eres coleccionista? ¿Cuál es tu guitarra favorita?
Tengo unas cuantas guitarras, pero las más importantes son mi ‘61 Fender Stratocaster , ‘72 Gibson Les Paul Deluxe, guitarra clásica ‘86 Rodríguez y mi custom Yairi electro acústica de nylon modelo Torres.

 

Te vemos con guitarras parlor, ¿Por qué esta elección?
Me encanta el sonido íntimo de una guitarra de tamaño parlor, especialmente la Yairis. Además, son fáciles de llevar con lo que la puedo llevar fácilmente en la cabina de un avión.

¿Qué requisitos debe tener una guitarra para inspirarte y sentirte bien con ella?
La entonación es muy importante para mí. Una combinación de madera (arce por los lados y por detrás) y la elección de cuerdas (D´Addario con tensión muy alta). De eléctricas me gustan mucho más las viejas Fender y Gibson, que estaban muy bien hechas, sobre todo por la elección de sus maderas.

¿Cuál es tu backline de gira ahora mismo?
Utilizo Messa Boogie Lone Star, que me encanta. Son como una combinación de un AC30 Vox y Fender Twin. Utilizo pedales básicos, en su mayoría Boss.

Si tienes que escoger, ¿Prefieres vintage o boutique?
¡Vintage! Los mejores amplificadores son probablemente boutique, el Matchless. Increíble marca, pero son muy frágiles, así que utilizo los Boogies que viajan mejor.

Cuando afrontas un solo, ¿Qué tienes en mente? ¿Cambios, la melodía, un motivo a desarrollar?
La mejor manera de afrontar un solo es no pensar o estar vacío de mente. Si estás totalmente conectado con la música va a salir. El pensamiento es el enemigo. Se trata más de una combinación de meditación y de control y por supuesto, estar en el momento.

3

En el proceso de escritura, ¿Por dónde comienzas?
Parto de cero. Es casi como si se encendiera el wifi creativo al máximo y luego vas a por ello. Si tengo una idea, primero tengo que reconocerla como un regalo, como una pista de una imagen mucho más grande. Mi trabajo consiste en decodificarla complementándola. Un momento de inspiración es como un crucigrama. Recibes una palabra de forma gratuita, entonces tienes que terminarla. Me encanta el viaje y me encanta completarlo. Componer es combinación de suerte y trabajo duro. Yo creo que nada de lo que escribo es totalmente original. Lo original son mis influencias
porque nadie tiene la misma colección de discos que yo, que es muy variada. Ese es mi ADN como compositor.

 

Ser co-autor de una canción tan famosa como “Shape of My Heart “ te dejó el listón muy alto. ¿Te condiciona cuando estás escribiendo?
“Shape of my Heart” era tocar con el concepto de cuerda de Chopin (usando sextas, dejando de lado las terceras). Lo escribí como un ejercicio para mí. Fue Sting quien reconoció su potencial como canción, así que por supuesto estuve de acuerdo. Es un ejemplo más de lo que escribo sin ser especialmente original. Pero es la fuente, mis influencias vinieron por ahí, y luego la genialidad de Sting como letrista.

¿Qué significa tu colaboración con Sting en tu carrera como músico?
Sting es como el hermano mayor que nunca tuve. Cuando le conocí, ambos sabíamos que estábamos hechos el uno para el otro. Es como cuando sabes que estás con la pareja adecuada.
Me encanta trabajar con él y nunca me aburrí o me sentí complaciente. Incluso después de veinticinco años me pellizco todos los días por la suerte que tengo de trabajar con él.

¿Cómo es un día de Dominique Miller cuando no está de gira?
Paso tiempo con mi familia y amigos. Me gusta jugar ajedrez on line. No practico mucho. Me gusta leer, caminar y estar solo.

¿Cuánto tiempo en un día piensas en la música? ¿Cómo se busca la inspiración?
No me obsesiono con la música pero siempre va conmigo. A veces siento que estoy componiendo más cuando estoy lejos de la guitarra, caminando o conduciendo. Como he dicho, la inspiración es una combinación de suerte y trabajo duro. No lo busco, pero sí reconozco cuando está allí y luego hago el trabajo.

¿En qué estás trabajando actualmente y cuáles son tus planes inmediatos?
Ahora estoy en un descanso después de una larga gira americana con Sting y Paul Simon. En un par de semanas voy a una gira con mi banda por Europa durante siete semanas. Pero ahora quiero pasar tiempo con mi familia y ponerme al día con ellos. Una semana antes de empezar mi gira practicaré mucho.

José Manuel López
Fotos: Steven Haberland

0 comentarios en Dominic Miller
Deja tu comentario