Revista de Guitarras

EBS Compressor

La compresión es uno de los conceptos más empleados y a la vez más complejos en el mundo de los efectos. La podemos encontrar en casi todos los procesos asociados al tratamiento de audio, desde su empleo en los estudios de grabación hasta la masterización de un CD. Nosotros vamos a centrarnos, como siempre, en el mundo de los pedales.

¿Qué es un compresor?
Teóricamente, el empleo de un compresor nos conduce a la reducción del rango dinámico de nuestra señal lo que, a priori, es algo negativo. Sin embargo, no es la primera vez que la degradación de la señal original, entendida como “pérdida” de propiedades, nos conduce a un resultado final positivo (recordemos los fuzzes, por ejemplo). Por otro lado, son muchos los efectos que comprimen directamente nuestra señal (todas las distorsiones, sin ir más lejos) e incluso cuando subimos la ganancia de nuestro amplificador valvular, estamos generamos cierta compresión. Después de comprobar que esta disminución del rango dinámico no tiene porqué ser negativa, vamos a ver los aspectos positivos asociados al empleo de la compresión.

Fundamentalmente, lo que conseguimos es igualar la respuesta en volumen de nuestro instrumento, debido a que limitamos el nivel de la señal cuando atacamos con fuerza mientras que aumentamos el nivel cuando tocamos más flojo. Además, podemos conseguir efectos percusivos, ligados y una sensación de mayor sustain. Realmente, con el compresor no aumentamos el sustain, sino que al incrementar el volumen de la cola de nuestra señal, esa es la sensación que percibimos. Una de las peculiaridades del compresor es que es un efecto que es más percibido por el ejecutante que por el que escucha… una gran herramienta si la empleamos adecuadamente.

Los parámetros que podremos controlar son, fundamentalmente, el Threshold (umbral), que nos marcará a partir de qué nivel de señal el efecto comenzará a comprimir, y la propia Compresión (también denominada Ratio), que indica la relación de amplificación entre la señal original y la señal tras ser comprimida. Básicamente, cuánto va a amplificarse la señal si esta supera el umbral. Lo podéis entender de forma más gráfica en la figura 1.
2
Los compresores tipo rack o cualquiera de los plug-ins disponibles (Figura 2) en los softwares de procesado de audio disponen de más parámetros como el ataque y la liberación, que se refieren al tiempo que va a tardar el efecto en actuar o dejar de hacerlo, respectivamente.

Después de esta introducción teórica, vamos a ver en profundidad uno de los compresores más vendidos del mercado, el EBS MultiComp. Aunque la marca EBS está asociada directamente al mundo del bajo, es cierto que la mayoría de sus efectos pueden emplearse indistintamente en guitarras y bajos. Hemos hechos los tests con bajo, así que los comentarios irán, en este número, dirigidos al mundo de las cuatro cuerdas.

El MultiComp presenta, entre sus múltiples virtudes, la sencillez. En el lateral tenemos un selector Activo/Pasivo para atenuar la señal si empleamos un circuito activo. En el frontal, simplemente encontramos dos potenciómetros, “Comp/limit” y “Gain”. Con el primero, regularemos el nivel de compresión, entre 1:1 hasta 5:1, mientras que el control de “Gain” vendría a actuar como un control de volumen final. Este control de “Gain” nos permitirá mantener un nivel de volumen similar al que tendríamos con el efecto desactivado, de forma que podemos variar el grado de compresión de nuestra señal sin que se note un salto importante en el nivel de volumen. De la misma forma, si lo que queremos es que se note este salto, sólo tenemos que aumentar el “Gain” a nuestro gusto.

Finalmente, una de las claves del pedal, es el selector que nos permite elegir entre tres modos distintos de funcionamiento. El modo “Normal”, en el que la compresión actúa de forma similar y equilibrada sobre todas las frecuencias; el modo “Tube Sim”, que añade una mayor cantidad de armónicos y hace el sonido final algo más cálido, y el modo “MultiBand”, con el que la compresión sobre los graves y los agudos se realiza de forma separada. ¿Cómo puede controlarse esto si tan sólo disponemos de un pote de “Comp/Limit”? En el interior del pedal, al desmontar la tapa posterior, encontramos dos trimmers (pequeños potenciómetros ajustables) que nos permiten ajustar el nivel del umbral de cada una de las bandas (graves y agudos) por separado. Un aspecto muy interesante para refinar a nuestro gusto la respuesta del efecto. Sin embargo, no es necesario ajustarlo para que el efecto funcione de forma perfecta en los tres modos. Es simplemente una opción que nos ofrece una prestación adicional.

El interior del EBS MultiComp nos enseña una circuiteria y un nivel de acabado de muy alto nivel. El único pero que le podemos poner, es el empleo de componentes SMD de montaje en superficie. Esto no significa una pérdida de calidad ni mucho menos, aunque si que es cierto que dificulta las potenciales modificaciones que quisiéramos efectuar o una eventual reparación. Sin embargo, viendo la calidad del pedal, ambas opciones no van a ser habituales.
3
Y por fin, centrémonos en el sonido. El MultiComp nos ofrece una mayor presencia en el sonido global, aportando cierta calidez al sonido pero manteniendo perfectamente el tono original de nuestro instrumento. Al incrementar el nivel de “Comp/Limit”, nos encontraremos con un aumento de los armónicos en nuestro sonido y con la aparición de muchos matices que, sin el compresor, pueden pasar desapercibidos. Esto enriquece el sonido pero, por el contrario, resalta también cualquier imperfección en nuestra ejecución.

Los tres modos se comportan correctamente, aunque para nuestro gusto, el modo “Tube Sim” o el “MultiBand” se llevan la palma. Calidez y gran textura en el primero y un perfecto equilibrio entre graves y agudos en el segundo. Si te va el slap, desde luego disfrutarás con el control que te ofrece el modo “MultiBand”.

Como siempre, las imágenes son más convincentes que las palabras, así que os emplazamos a que visioneis el video que grabamos para la ocasión.

Para terminar, comentar que el modelo actual es True Bypass. Cuando empezó a fabricarse, el EBS MultiComp no era True Bypass, aunque la calidad del diseño del buffer del circuito hacia prácticamente inapreciable ese handicap. Desde hace un par de años, el modelo sale de fábrica como True Bypass. Una razón más para no dejar de probar uno de estos pequeños grandes pedales.
Puedes visualizar el video en Cutaway 13

David Vie

0 comentarios en EBS Compressor
Deja tu comentario