Revista de Guitarras

Fender 1965 Stratocaster L Series

Hay pocos instrumentos que forman parte del imaginario colectivo del guitarrista, instrumentos que transcienden lo que son en si mismos, van más allá de lo que es una guitarra o un bajo e independientemente de su estado e incluso su sonido, son objeto de deseo. Una Burst 59, tal vez alguna pre-war Martin… 

En el mismo plano se encuentra la mítica Fender Stratocaster serie L y esa es la guitarra de la que vamos a hablar en este artículo, como siempre con humildad, sin sentar cátedra, pero reflejando la visión de Cutaway al respecto de este tipo de instrumentos.

En concreto es una Stratocaster con número de serie L 80107 del año 1965.

 

Pala, mástil

La pala es el diseño clásico de Stratocaster, en arce, se ve el logo que empleó Fender entre final del 64 y el 65 denominado “transition”. El clavijero debería ser un nickel-plated de Kluson,  pero ha sido sustituido por un Grover. La afinación es precisa en este instrumento. Están también dos tutores para que las cuerdas entren en los afinadores con el ángulo correcto, aunque originalmente sólo habría uno tipo mariposa.

La cejuela de hueso da paso al mástil también de arce, de perfil “C”, suave, cómodo y sobre él un diapasón de palorrosa brasileño “veneer”. Debido al uso y a las consabidos retrasteos del instrumento, el grosor del diapasón parece menor al habitual, en él se encuentran alojados 21 trastes medium y los marcadores de posición de nácar en los lugares habituales.

De construccion bolt-on se une al cuerpo por cuatro tornillos con un neck plate donde se ve el número de serie de esta mítica serie L.

Cuerpo, electrónica

El acabado de esta guitarra es Olympic White, amarilleado por el paso del tiempo. En el “finish” a la nitrocelulosa, se observa a su vez el “crackelado” que han originado los años de antigüedad, le confiere un aspecto muy interesante si te gustan los instrumentos vintage, claro está.

El cuerpo es de aliso que reemplazó en 1956 al fresno empleado hasta entonces, un golpeador de tres capas guarda la electrónica de esta guitarra que monta tres pastillas single coil originales, al igual que las tapas de los potenciómetros cubiertas en plástico ABS.

El switch selector de pastillas es de cinco posiciones, por lo tanto no es original al ser este de tres en principio.

Un puente Stratocaster previo a 1971 con el níquel envejecido, y la entrada de jack terminan el frontal de esta guitarra.

En la parte posterior se observa que le faltan un par de muelles y la tapa que ocultaría esa cavidad. Aquí el acabado de la nitro se ve muy interesante.

Sonido, conclusiones

Aquí se nota el porqué de la fama de estas guitarras, su sonoridad, su tono forma parte de los sonidos que hemos escuchado en miles de discos. La guitarra desenchufada tiene mucho sustain. Se puede resumir en “tonazo” lo que nos ofrece, como siempre la mejor manera de describir los sonidos es que los escuchéis en los enlaces que llevan a la web donde se puede ver en los vídeos lo que es capaz de darnos esta serie L.

La sensación al tocarla es muy inspiradora, aquí no se trata de valorar el precio de una guitarra así, ni siquiera si es apropiada para girar con ella, eso son otro tipo de cuestiones…lo importante es lo que esta guitarra es capaz de transmitir, eso en realidad no tiene precio.

José Manuel López

Fender

Stratocaster Serie L

Aliso

Arce

Palorrosa de Brasil

en "C"

Hueso

Medium

Original Fender 6 selletas

Cromado

Grover por Kluson

Tres capas

Volumen y tonos

Set single-coil originales

Olympic White

0 comentarios en Fender 1965 Stratocaster L Series
Deja tu comentario