Revista de Guitarras

Fender Champ, modificaciones

¿Estabais esperando la segunda parte del artículo con las modificaciones del Deluxe Reverb Reissue? ¡Pues este mes se os ha colado un Champ viejuno! Como gran aficionado a las telenovelas de travestidos ecuatorianos, os haré la trece catorce de rigor y el DR Reissue vendrá en un próximo fascículo, lo que nadie sabe es cuando.

Bueno sí, cuando me salga de las peloti­llas, pero eso no lo sabe ni Aramis Fus­ter, que por cierto, tiene unas domingas gigantes, y eso lo sé porque un día un amigo de un amigo de un amigo me mandó unas fotos.

[MODE LOS CHICHOS: ON] Esta es la histo­ria de Jesús Juan Pelotilla… (hay que cantarlo como la intro de “La Historia de Juan Castillo”)

1

Cádiz, 13 de Febrero de 2011

Jesús tenía grabado a fuego su apodo “Juan Pelotilla” después de confesarle a un cole­ga que sólo tenía un testículo. Sus amigos le coreaban cada lunes, martes, miércoles, jue­ves, viernes y sábado (los domingos no, que se quedaba a cenar en casa con la jefa) en el Bar Doña Joaquina “Jésus, Jésús, Jésus es cojon-uno, porque huevos, sólo tiene uno”.

Testiculismos aparte, Jesús se había pillado un Champ setentero por ebay tras unas cuan­tas lejías gaseosas de esas que sirven en el Sur de la mano de la fábrica Cruzcampo y el corres­pondiente trempamiento a las 3 de la mañana. “Buy it Now” rebotaba contra las paredes de su celebro. “Buy it Now”. “Buy it Now”. “Buy it… ¡QUE ME ESTÁS CLAVANDO EL CODO EN EL CULO!”. Eso ya no era ebay, era su señora, con un cabreo de tres pares de cojones.

Buy it now. Cli-cka. Paypal. Sus datos, el co­rrespondiente email lacrimógeno para pedir una factura falsa y no palmar en aduanas…. y el Champito ya estaba de camino a Cádiz.

“Miarma, shiquillo, ti traigo un paquete de lah Americah, mi tieh que pagar dusiento eu­roh”. Putas aduanas. Llamada al curre de ri­gor “Manolito, voy a llegar tarde que mi seño­ ra está con una cagalera del trece…”. Con el cuchillo jamonero en ristre, traca traca, siete espadazos que ni el Zorro y el champito salió de su embalaje de papel burbuja y periódicos viejos de Missouri. Había lo que parecía una bola de pelotillas recién sacada del ombligo dentro del embalaje, pero no quiso dar rienda a la imaginación

2

Estaba impecable el cabrón. Ni una marca, el altavoz original, el cable cola de cerdo en­rrolladito y los papeles que tanto nos gustan a los frikis. Esquemas, papelote con la garantía amarilleado… olía a viejuno…

La primera decepción vino a los tres minu­tos de darle al ON. Sonaba demasiado fino, con poco cuerpo, un sonido limpio Fender pero muy gayer, le faltaba “algo”. No sonaba mal, pero ni las várgulas RCA ni el cono original pa­recían empujar lo suficiente. Tenía el look, pero no el sonido.

Así que visita a los foros, probar con otro ca­ble, otra guitarra, otro cono… Nada, que seguía sonando un poco glander.

Jesús no lo pensó dos veces, email al can­to: “Bestron, miarma, necesito un atunea­miento viril”…

Y con la venia de su Su Lopísima, que co­mience el artículo tésnico.

2

 

A principios de los años 70 Fender empezó a meterle trafos de potencia de Princeton a sus Champs. ¿Por qué? Ni pajolera idea. No lo sabe ni Aramis Fuster, que por cierto tiene unas brevas poderosas, ¿lo de las fotos ya os lo he contado? Apostaría a que compra­ron chiquimil trafos pensando que con los Princeton iban a partir la pana. O que alguno de los lumbreras de la CBS (léase Ingenie­ros de Harvard) pensaron que nadie se iba a dar cuenta. Total, tenemos el mismo circuito single-ended, con una única 6V6 y un trafo de potencia que da el DOBLE de potencia. Disi­pa que te disipa, 20w nada más y nada menos después de sacar el tester y la calculadora…

¿El resultado? Que los Champs de después del 70 y poco no suenan ni de coña como dios manda, llevan el bias como para freir chule­tas. Suenan finitos, muy “light”, sin cuerpo, si los aprietas saturan de una forma muy raspo­sa, nada natural. Suenan limpios pero da la sensación de que hay una saturación fea en­cima de las notas a la que lo subes un pelo. Y puestos al diez la saturación es algo similar a la pelambrera que rodea las aureolas de Aramis: muy, muy jodidamente fea. Hace un par de años leí un post de un tal “John Phi­llips” que explicaba que había visto muchos Champs de esa época con ese trafo ultra-chicha. Me puse a investigar, a probar, a abrir mis Champs, a preguntar, etc. Efectivamente, después de abrir unos 7 u 8 champitos no he visto ni uno post-70s con el bias por debajo de los 50 mA… (exactamente el DOBLE!).

 

Toda esta información la contrasté con mi gurú, el Maricón de la Capa Verde y después de probar a doblar los valores de la resistencia cathode-bias y su condensa­ta a juego (resistencia de 470 Ohm doblada a 1k y condensador de 25uf 25V a 50uf 50V) conseguí bajar el bias a exactamente la mi­tad – 26 VA. Tras el ajuste de bias, cambio de piezas fuera de valores (mayormente los electrolíticos, suelen estar más secos que la mojama), eliminar el NFB (Negative Fee­dback Loop) y dejar cuatro chorraditas del layout más limpio, el Champ sonaba lleno de armónicos, delicioso, lleno, con cuerpo y el mojo perdido en algún laboratorio de la puñetera CBS. Y lo mejor, que en el local de ensayo eso lo apretabas y daba una sa­turación espectacular, con la 6V6 dándolo todo. Maravilloso para grabar y conseguir el sonido de “disco” (sobre todo con la mod para poder usar un jack moderno y conectarlo a otra pantalla, lo explico más adelante).

4

Vamos con el cacharrismo:

Ajuste de bias (Foto 1): Cambio de la resistencia de bias por cátodo y su con­densador. El original lleva uno de 470 Ohm y 1W (un carbon comp más gordo) y un electrolítico Mallory de 25 uf 25 V. Se doblan los valores, pero en este caso vamos a tirar por el lado über-conservador, utilizando una resistencia bobinada de 1k y 5W (una sobrada, pero nunca está de más). Esta resistencia no afecta al “tono”, así que pode­mos cambiarla por una que no sea carbon comp (es casi imposible encontrar nada de más de 1W en carbon comps). El electrolítico se cambia por un Sprague Atom de 50 uf 50 V. Con la resistencia original el ampli estaba dando 56 mA! Si multiplicamos el voltaje de placa de la 6V6 por la corriente de cátodo valor obtenemos la potencia:

 

56 mA x 354 V = disipa nada más y nada me­nos que 20w!!!

Con los nuevos valores el bias se reduce a la mitad, así que tenemos la 6V6 ajustada tirando a calentita pero no achicharrante disco inferno. Y el Champ vuelve a la vida, ¡Olé!

Electrolíticos nuevos (Foto 2): Este espéci­men de Champiñón traía los Mallory de toda la vida pero una cosa rarísima – en lugar del condensata de 2 uf traía uno de 10 uf! No es la primera vez que lo veo, casi seguro que pillaron lo primero que había por ahí o que el técnico la noche antes se había bebido la botella de Jack a un ritmo de peloti por hora. Y 14 pelotis son muchos pelotis, al día siguiente no se rinde y uno confunde un 2 con un 10. Se le mete un Sprague Atom de 25 uf 25 V y como no he en­contrado nada “butí” en ese valor le voy a meter uno normalito (en la foto no aparece cambiado, a ver si los de Banzai se ponen la pila). Siempre que vuelves a casa, me pillas en la cocina…

Cambio del jack antiguo por uno moderno (Foto 3): No es una mod per se, simplemen­te se “actualiza” el jack viejuneitor por uno moderno. Ahora le puedes meter un cable de carga y enchufar el Champ como si fuera un cabezal a una 4x12”. ¿Saben aquel que diu?

5

 

Anular el Negative Feedback Loop o NFB (Foto 4): Esto va a gusto del consumidor, con­sigues que el ampli sature un poco más. En limpio me encanta porque sigue siendo limpi­to y mantiene el carácter Champ, pero satura un poco antes, la saturación es algo más cre­mosa y para grabar es eyaculatorio. Acueee­rioooooo…(uo, uo, uo, Acueeeee…. riooooo).

Añadir un screen grid resistor (Foto 4): Algo que nunca viene mal, por seguridad, se mete una resistencia de 470 Ohm y 3W entre las patillas 4 y 6 de la válvula de potencia y se mueve el cable de la patilla 4 a la patilla 6. Lo usan muchos diseños Fender como me­dida de seguridad por si peta la 6V6 y este al ser de baja potencia en teoría no lo necesita, pero no cuesta nada perder medio minuto con Mr. Soldattore.

A tomar por culo el condensador de 250 pf de Treble, Bienvenido Mr. Silver Mica (Foto 5): Los condensadores pequeños en Fenders viejunos suelen ser una auténtica bazofia. El material del que los hicieron se resquebraja, se parte, son de malísima calidad, etc. Hasta parece que se han hinchado los cabroncetes.

6

 

Este condensador que va al pote de Treble se cambia por un silver mica del mismo valor y el ampli recupera los agu­dos perdidos. Parece que hasta suena más “cantarín”. Se me enamora el alma, se me enamoooora!

Otro ejemplo más del alcoholismo juve­nil en la fábrica Fender (Foto 6): Aquí venía otra cosa rara: dos condensadores de 0.01 uf en lugar del de 0.02 uf que dicta el esquema. O les faltaban piezas e hicieron un apaño o el que los montaba venía directo del putis de la C/ Lupanar y Perversión 3 y después de los siete pelotis de rigor y la penetratoria con “Lucy, la Gorda” venía viendo doble. Por lo menos atinó con los valores. Un Orange Drop pa dentro y Hi Ho, Let’s Go!

Ya tenemos el Champ sonando, no hay mucho más que decir. El que no se haya enchufado a un champ viejuno que recuer­de que la vida es corta. Me voy a tocar unos bluses.

NOTA: Este artículo va dedicado a los Cadi­cinos, a Jok1974 por dejarme frotarme con su Champ y sobre todo a las Cadicinas con pe­chos como balones de playa.

Las fotos van ordenadas de arriba a abajo del uno al seis.

Chals Bestron

0 comentarios en Fender Champ, modificaciones
Deja tu comentario