Revista de Guitarras

Fender Classic Player

Ya vimos en el anterior número de Cutaway una comparativa de dos de sus modelos made in USA, en este vamos a visitar uno perteneciente a la serie Classic Player de fabricación Mexicana pero no por ello algo menor, al contrario.Siempre existen las inevitables com­paraciones entre los modelos Fender fabricados a uno y al otro lado de la frontera californiana, es decir Corona en USA y Ensenada en México. Que si están hechas con materiales diferentes, que si el proceso es dis­tinto, que porque la diferencia de precio entre unas y otras…Desde nuestra experiencia en los más de diez años probando profesional­mente diferentes modelos de una y otra factoría, podemos afirmar que en los últimos 3-4 años los modelos salidos de la factoría mexicana han recortado la distancia existente con su hermana USA. Sería similar al baloncesto NBA y europeo, está claro quien manda, pero cuidado que hay veces que en Europa alguna selección les da un susto en las olimpiadas.

Recientemente tuvimos ocasión de visitar ambas factorías y charlar un rato con Ser­gio Villanueva, el director de ambas -además de la de New Hartford donde se realizan las acústicas- y fuimos conscientes de los pro­gresos realizados en Ensenada. No vamos a establecer aquí las diferencias entre una y otra, pero si vamos a comentar uno de los factores que Fender ha mejorado y que tal vez sea el más relevante a la hora de avalar el paso adelante en calidad dado en México.

Ensenada es una población costera muy ex­puesta a las humedades que provienen del Océano Pacífico, ya sabemos como afecta la humedad a las maderas en su almacena­miento y secado y es justamente ahí donde Fender ha actuado con diligencia controlan­do el grado de humedad al que es expuesta la madera antes de comenzar el proceso de fabricación.

Pero vamos a centrarnos en la Strat que nos ocupa, que ya hemos comentado que per­tenece a la Classic Player Series y tiene una pinta excelente.

Construcción, pala, mástil

La guitarra viene en un estuche tweed, en su interior se ve estampado un logo conme­morativo del 60 aniversario. Al abrir el estu­che se desprende ese olor característico de la nitrocelulosa que nos da tan buen rollo.

Tiene una imagen atractiva que viene dada por una combinación del color Desert Sand del cuerpo, junto a los herrajes dorados y el pickguard de aluminio anodizado en dorado.

Como toda Stratocaster es de construcción bolt-on y se siente cómoda y equilibrada al colgártela. La pala de diseño clásico Strat, cuenta con un string tree para bajar la cuerda y aumentar la tensión sobre la cejuela a la vez que dirige las dos primeras cuerdas a las cla­vijas de afinación. Clavijero es estilo vintage en dorado. En la parte posterior de la pala un medallón del 60 Aniversario nos recuerda de que modelo de guitarra se trata.

La cejuela es de hueso sintético y tiene una anchura de 42mm.

Pasamos a ver el mástil, éste tiene un per­fil en “V” suave, está realizado en madera de arce y acabado gloss a la nitrocelulosa. Las sensaciones táctiles son agradables y se siente cómodo al desplazar la mano por él. El diapasón a su vez es también de arce con un radio de 9.5” y los inlays son dots en negro que contrastan perfectamente. El nú­mero de trastes que monta son 21 de talla Medium Jumbo. La longitud de escala es de 25-5”. Como se observa todo bastante clási­co homenajeando aquellas primeras Fender Stratocaster que vieron la luz en la década de los 50.

Cuerpo, electrónica

El cuerpo es de aliso y como toda la gui­tarra acabada en nitrocelulosa gloss en co­lor Desert Sand, a pesar de ser más oscuro que el blanco de la Mary Kaye, el hecho de los herrajes dorados le da un aire parecido. Lle­va instalado un puente “2-Point Syncronized Tremolo con Vintage-Style Stamped Steel” en dorado, es decir el clásico de seis selletas, aguanta perfectamente la afinación cuando lo usas, aunque claro no es para hacer dive-bombs con él, es más para sutilezas sonoras. El golpeador es de un sola capa de aluminio

anodizado dorado, el anodizado del aluminio es un proceso electroquímico, de oxidación forzada (anodizado), por medio de este pro­ceso el aluminio forma una capa protectora de óxido de aluminio sobre la superficie del aluminio base resultando muy duradera.

La Classic Player 60 Aniversario monta tres pastillas American Vintage Single-Coil Strat al igual que sus compañeras de con­memoración del aniversario Stratocaster. Al respecto de los controles… pues típicos de Strat, botones para máster de volumen y los dos tonos: posición de mástil y central y po­sición de puente.

El switch para conmutar pastillas es el ha­bitual de cuchillo de cinco posiciones y la en­trada de jack está situada frontalmente.

Conclusiones

La guitarra suena totalmente a Stratocas­ter, con las características destacadas de so­noridad de estas, con todo el rango sonoro de una Strat bien compensado. Brillante y nítido en la posición de puente y central y más re­dondo en mástil. Las pastillas que monta son una garantía, no es necesario el típico “voy a cambiarle las pastillas para que mejore” la guitarra tiene un tono en general sorprenden­temente bueno en una MIM.

La Fender Stratocaster Classic Player 60 Aniversario, es una guitarra que puede jugar perfectamente en primera división, un gran look, excelentes acabados y sonido propio de una hermana mayor, la sitúan en una excelen­te opción si buscas una Strat. Como siempre una visita a tu tienda favorita te permitirá sa­car tus conclusiones.

José Manuel López.

Fender

Stratocaster 60 Aniversario Classic Player

Aliso

Arce

Arce

21 Medium Jumbo

Hueso sintético

2 Point Synchronized Tremolo Vintage-Style

Dorado

Vintage Style Locking

3 x American Vintage Single-Coil Strat

Master Volumen, 2 x Tono

Frontal

Nitrocelulosa Gloss

Desert Sand

Fender Ibérica

 

0 comentarios en Fender Classic Player
Deja tu comentario