Revista de Guitarras

Fender Jaguar Kurt Cobain Signature

Hay algunas guitarras que son recordadas por haber pertenecido a propietarios que han sido muy significativos en la historia de la música moderna, como pueden ser “Lucille” de BB King o “Blackie” de Eric Clapton. Algunas de ellas no tienen nombre pero son fácilmente identificables, a este grupo pertenece la Fender Jaguar zurda de Kurt Cobain. Todos sabemos lo que Nirvana significó a principios de los 90 y el momento que protagonizó el trío encuadrado en lo que se denominó “grunge”, esa Jaguar acompañó a Kurt en ese período.

Los artesanos de Fender han reproduci­do el instrumento con todo lujo de de­talles aprovechando la oportunidad que les brinda el 20 aniversario de la publicación de Nevermind, un disco que refleja la actividad cultural y musical de una de las épocas más transgresoras e inconformistas a finales del siglo pasado. Encuadrados en esa escena, los instrumentos servían de transmisores de la rabiosa actitud del momento y a consecuen­cia de ello, acababan con una apariencia de maltrato inusual que como veremos queda re­flejada meticulosamente en esta Kurt Cobain Signature que vamos a analizar, es el signo de los tiempos. Kurt adquirió su Jaguar en verano de 1991 tal cual lo vemos en esta Signature, con modificaciones incluidas en los contro­les de los circuitos. Simplificando un poco la historia diremos que a mediados del 62 Fen­der introduce en el mercado la Fender Jaguar considerada entonces un modelo de gama alta, tope de línea por sus prestaciones e imagen, y así continuaría hasta 1967 con la irrupción de Jimi Hendrix que elevaría la Stratocaster hasta el Olimpo de las guitarras Fender. La Jaguar original de Kurt Cobain data de 1965.

2

Construcción, pala y mástil

El impacto visual que proporciona la guita­rra es importante, un heavy relic acentuado en el cuerpo, un crackelado que se insinúa en la parte trasera de la pala, el envejecimiento del hadware, aproximan la guitarra a la supuesta edad que tiene. La longitud de escala es de 24” en lugar de las habituales 25.5”. La pala es tipo Stratocaster, estilo años 50 con el logo “spag­hetti”, así que clavijas de afinación en línea. Es así porque no olvidemos que esta guitarra está basada en la Fender Jazzmaster. Se observa que las Kluson Deluxe originales fueron sus­tituidas por unas Gotoh , dejando los agujeros antiguos a la vista, como era en la guitarra de Kurt. El número de serie viene estampado en la parte posterior a diferencia de la original que venía en el neckplate. Una cejuela de 42 mm de hueso sintético conduce las cuerdas hasta la pala y dos retainer ya en la misma, las dirigen hasta las clavijas de afinación en ángu­lo y distancia correctos.

El mástil es de arce y la forma de su perfil es en “C”, el acabado es a la nitro y se ve en él un buen trabajo de envejecimiento, posee un tacto suave. Sobre el mástil encontramos un diapasón de palorrosa de un radio de 9.5”, su perfil está cubierto por un binding blanco, los marcadores de posición en los lugares habi­tuales son puntos en madreperla. Incrustado en el diapasón contamos 22 trastes Medium Jumbo. Los acabados al respecto de los tras­tes se observan bien hechos. El acceso al alma se encuentra en la base del mástil.

Cuerpo y electrónica

La unión cuerpo-mástil es atornillada, a través de un neckplate estilo vintage de cua­tro tornillos en donde se lee grabado el nom­bre de la marca. El cuerpo es de madera de aliso y con la forma “Jaguar” es decir, doble cutaway, el superior más afilado y recto que la Strato y el inferior recortado si tomamos la Stratocaster como referencia. El acabado es glosseado a la nitro, aquí es donde ob­servamos un trabajo de relicado más gran­de, dejando ver la madera en algunas par­tes, principalmente en la trasera a la altura donde lo marcaría la hebilla de un cinturón. Y el acabado es un sunburst de tres colo­res. La entrada del jack es frontal, alojada en la placa donde se hallan los potenciómetros y el golpeador es un tortoise de tres capas. Una de las mods principales son las pasti­llas que monta la guitarra, humbuckers en contraposición a las single coil habituales que ofrecían las 65. En la posición de más­til hallamos una DiMarzio DP103 36Aniver­sario y DiMarzio DP Superdistortion en la posición de puente. El selector de pastillas es tipo toggle de 3 posiciones, en la uno se­lecciona la pastilla de la posición puente en la dos ambas y en la tres la de mástil, esta es una modificación con respecto a la 65 Ja­guar, que como hemos comentado, ya venía así cuando la compró el líder de Nirvana. La guitarra incorpora otro switching auxiliar de dos posiciones on/off tipo regleta, para mez­clar entre los circuitos “Lead” y “Rhythm”. Los controles funcionan de la siguiente for­ma, para el Lead, con el switch hacia abajo: Volumen (mástil) Volumen (puente) y Master de Tono, para el Rhythm lo mismo pero con el switch hacia arriba, dos ruedas controlan el volumen y el tono. Los potenciómetros son tipo “chrome-dome” con estrías múltiples (Volumen-Volumen-Tono).

4

Para finalizar comentar que esta signature monta un puente Adjust-o- Matic con un siste­ma de trémolo flotante estilo vintage. Va sujeto al cuerpo a través de una placa atornillada, lleva un botón que lo mantiene bloqueado al accionarlo y un tornillo de tensión que sirve para ajustarlo. Algo avanzado tecnológica­mente en su momento.

Sonido y conclusiones

Es indudable que las pastillas que monta la guitarra son una declaración de principios de cual va a ser su sonido, aunque con los dos circuitos se puede encontrar diferentes sono­ridades y obviamente una doble en el mástil entrega sonidos redondos y gruesos que con poca ganancia aproxima a sonoridades oscuras jazzys. La guitarra ruge maravillosamente, riffs poderosos e incluso afilados fraseos lead tie­nen cabida en ella cuando le proporcionamos un poco de saturación a la señal que ofrece. En conclusión nos encontramos ante una signa­ture muy concreta, que recrea absolutamente una época, con todas las especificaciones que Kurt Cobain disfrutaba en su guitarra, de un aspecto fidedigno que nada más colgártela te entran ganas de largar algunos riffs grunge. Sonidos de garaje, power-pop, punk rock, ema­nan sin dificultad. Se encuentra, como no pue­de ser de otra manera en versión para zurdos, viene con estuche negro rígido, acompañada de un libro exclusivo con fotos y comentarios de Charles Peterson y una entrevista al técnico de guitarras de Nirvana, Earnie Bailey. Todo un homenaje por parte de Fender.

José Manuel López

Fender

Jaguar Kurt Cobain

ignature Telecaster Custom

Aliso

Arce, Forma “C”

Palorrosa

22 trastes Medium Jumbo

Hueso sintético

Adjust-O-Matic con cordal de trémolo flotante tipo vintage y botón de bloqueo

Cromado envejecido

Gotoh

Tortoise de tres capas

DiMarzio DP 103 36 Aniversario en

mástil y DiMarzio Superdistortion en puente

Volumen-Tono-Tono

y control circuito auxiliar

Frontal

Sunburst 3 colores

0 comentarios en Fender Jaguar Kurt Cobain Signature
Deja tu comentario