Revista de Guitarras

Fender Kingsman ASCE

Un poco de historia

Para situarnos revisemos un poco la historia, las acústicas en Fender se introdujeron inicialmente en el inicio de la década de los 60 cuando Roger Rossmeisl que anteriormente había estado en Gibson y en Rickenbacker ofreció sus servicios a Leo Fender allá por 1962, siendo contratado para dirigir esa nueva aventura en la oferta de guitarras Fender.

Las nuevas acústicas presentarían una construcción bolt-on, puentes ajustables y palas como las empleadas en las Stratocaster. Eso se vería reflejado en los modelos Shenandoah, Malibú, Newporter y Kingman, imagen y sonido Fender.

Ya en la década de los 70 y de fabricación japonesa, se presentó la “F-Series”, un set más tradicional de instrumentos. Posteriormente a finales de esa década, Fender perdió el interés en las acústicas y cesó su producción, es muy probable que debido al poco éxito de ventas. Algunos de los artistas que usaron acústicas Fender en algún momento fueron Ray Davies de The Kinks, Johnny Cash, The Carter Family, Charlie Pride y por encima de todos Elvis Presley al que se vio en una de sus pelis con una Kingman.

En tiempos más recientes se ha presentado toda una nueva gama de instrumentos acústicos de mayor calidad, que versionan a los producidos en los años 60 e incluso algunos de fabricación Custom Shop, junto con algunos modelos más tradicionales a precios asequibles.

Puesta al día

Si los instrumentos originales presentaban una construcción atornillada, palas Stratocaster y puentes Viking y a veces silletas ajustables, los nuevos modelos cuentan un braceado con corte quartersawn, placas del puente de palorrosa, silletas y cejuela de Graphtech y perfiles de mástil en “C” más delgado. Al margen de estos nuevos modelos, los nuevos “clásicos” recrean los originales de los 70 con una puesta al día.

Artistas como Wayne Kramer (MC5 y Mudhoney), Ron Emory (TSOL) Avril Lavigne y Tim Armstrong (Rancid) y la estrella skater Tony Alva usan Fender en la actualidad.

Fender Kingman ASCE

En Cutaway vamos a ver la Fender Kingman, en concreto el modelo ASCE. La Kingman fue un modelo que se propuso a la venta en 1966 aunque había tenido una antecesora con el nombre de King 3 años antes, estuvo produciéndose hasta el año 1971 cuando dejó de fabricarse. Es famosa sobre todo por el modelo en acabado “Wildwood” propio de la época que consistía en

unas maderas coloristas, consecuencia de haber tintado la madera en el propio árbol antes de talarlo. La que vamos a analizar presenta un color sunburst de tres tonos, muy llamativo y elegante.

Construcción, pala, mástil

Las características de la guitarra son Premium e iremos describiéndolas. Es de construcción encolada cuando la original era bolt-on, algo que va a mejorar el sustain y la redondez del sonido, la pala y mástil son como los de una Strat.

La pala acabada en negro presenta logo y nombre del modelo en dorado y retainer para la primera y segunda cuerda, puesto que no mantiene un ángulo con el mástil y de esta manera garantiza la tensión sobre la cejuela. El clavijero es estilo vintage cromado y la cejuela de hueso y 41.3mm de longitud. El mástil, de arce,  tiene un perfil en “C” y es bastante grueso, en la parte inferior tiene el acceso alma siendo esta de doble acción, se siente de eléctrica. La longitud de escala es de 25.3”.

El diapasón de palorrosa muestra un binding blanco envejecido, los marcadores de posición de tipo bloque en perloid y 20 trastes medium bien alineados, sin aristas en los extremos y todas las notas suenan con el volumen adecuado en cualquier parte de él.

Cuerpo, electrónica

La Kingman es una dreadnaught con cutaway, la tapa es de abeto sólido y los aros y fondo de caoba sólida igualmente, el acabado en uretano brillante le da un aspecto imponente, muy buena pinta desde luego. El bracing de la tapa es en “X” con las piezas de corte quartersawn.

El puente con base de palorrosa, es tipo vintage Fender Viking con selleta compensada de hueso. Los pines para la correa llevan un doble refuerzo interno para mejorar la seguridad.

A nivel electrónico monta el previo de Fishman Presys, activo con afinador incorporado. Los controles del previo son volumen y ecualizador para frecuencias de bajos, medios y agudos.

Sonido y conclusiones

La guitarra se toca con comodidad, no resulta dura viniendo con un 0.12 como lleva, no es el cañón sonoro que puede ser una D-28 si la usamos como referencia, pero sí que otorga bastante volumen, suena armoniosamente en todas las posiciones y propone unas sonoridades brillantes, con agudos claros y bajos detallados. Suena dulce y definida si tocas con los dedos y bastante poderosa haciendo strumming con púa. Enchufada mantiene la riqueza tonal, el previo apenas colorea el sonido y la ecualización te permite matizar las frecuencias, dándole un espectro sonoro mayor. Una buena experiencia de sonoridades poco habitual en acústicas de este segmento de precios.

Se puede concluir que Fender debe de dar pasos firmes con sus acústicas si quiere conseguir una cuota de mercado importante en un terreno en el que no ha estado habitualmente y en el que para ser competitivo necesitará modelos como esta Kingman que demuestren su eficacia. En sus manos está.

José Manuel López

Fender

Kingman ASCE

Tapa sólida de abeto, aros y fondo caoba sólida

Arce

Palorrosa

20 Medium

Hueso

Fender Viking con base de palorrosa

Cromado

Vintage

Fishman Presys

Lateral por el pin trasero

Sunburst tres tonos

0 comentarios en Fender Kingsman ASCE
Deja tu comentario