Revista de Guitarras

Fender Telecaster Blacktop

Desde 1950 hasta la actualidad hemos ido viendo las diferentes evoluciones por las que ha pasado este mítico instrumento que es la Fender Telecaster, diferentes versiones que se han adaptado a las demandas de sonidos concretos por parte de los guitarristas. Siguiendo esa forma de hacer la compañía norteamericana ha lanzado un nuevo modelo de Telecaster, la Blacktop, que pertenece a la Blacktop Series junto a sus hermanas Stratocaster, Jazzmaster y Jaguar. Todas tienen en común el montar pastillas humbucking.

La orientación de la Blacktop Series y en particular de esta Telecaster, está relacionada con el dotar a guitarristas -que disfrutan del concepto Fender y que a su vez necesitan contar con instrumentos que les den un plus más de “power”- de esa potencia “extra” que necesitan para su música. Esto no deja de ser una manera de aumentar las opciones sonoras que tradicionalmente proporcionan las Fenders, instrumentos bastante enfocados a conseguir tono por encima de otras consideraciones. Así que vamos a ver que nos ofrece esta Blacktop.

Pala y mástil

La forma de la pala tiene la forma tradicional en las Telecaster, con el logo de la marca, spaghetti, en la parte frontal, el tutor para direccionar el ángulo de las cuerdas en su trayectoria a las clavijas de afinación y la entrada que da acceso al alma para su ajuste. Dichas clavijas son standard, cerradas y atornilladas en la parte posterior de la pala, parte esta en la que se ve estampado el número de serie del instrumento. Una cejuela de hueso sintético de 42 mm une la pala al mástil.

1

El mástil en esta guitarra es de arce, aunque existe también la opción de que sea de palorrosa, con un acabado gloss y un radio moderno de 9.5” que se adapta a la ejecución de todo tipo de técnicas. El perfil del mástil es en forma de “C” agradable, grueso aunque sin llegar a una Kotzen por ejemplo. El diapasón es de arce y en el se hayan 22 trastes medium jumbo. Los marcadores de posición son los “dots” que emplea normalmente Fender y se encuentran en los lugares habituales, de color negro en los mástiles de arce y en color blanco en los de palorrosa. De la misma manera se ubican puntos pequeñitos en el lateral del mástil también para marcar la posición y facilitar la orientación al tocar.

Cuerpo y electrónica

La unión del mástil con el cuerpo se realiza a la altura del traste 17, como siempre en las Telecaster y con cuatro tornillos que atraviesan un “neckplate” cromado. El cuerpo también el habitual en las Teleca, de aliso y con el perfil clásico, con la salvedad que en las Blacktop tiene un rebaje en la parte superior trasera para mejorar la ergonomía de la guitarra, esa menor masa de madera no afecta para nada el sustain del instrumento como pudimos comprobar en la prueba de sonido.

El acabado es de poliuretano, en esta guitarra en concreto en un rojo Candy Apple que en contraste con el pickguard de tres capas de color negro le confiere un toque atractivo, a la vez “cañero” a la vez con un matiz elegante.

La guitarra monta dos pastillas Hot Vintage Alnico Humbucking con cubierta en níquel tanto para la posición del mástil como para la del puente, gozan de un sobrebovinado para conseguir un punto más de ganancia en el sonido. La selección de operatividad de las pastillas se hace desde un switch de tres posiciones, con la particularidad que en este modelo está situado al revés de lo que es habitual en las Telecaster, es decir, se encuentra detrás de los potenciómetros que sirven para controlar el volumen y el tono, dejando a estos más cerca de la mano derecha. Estos potenciómetros tienen la forma de “falda” distintos a los normales en las Telecaster.

El puente es fijo –hardtail- y de seis selletas para mantener la afinación estable, la entrada de jack está situada en el lateral y los botones para la correa son estilo vintage.

Fender Blacktop 013

Sonido y conclusiones

La sensaciones a nivel sonoro de esta Telecaster resultan bastante sorprendentes, puesto que siempre que te enchufas a una Tele esperas encontrar en ella algo de twang y sonidos afilados, en la Blacktop la cosa es algo diferente, su sonoridad no está pensada para tocar country o blues, lo que ofrece es algo distinto. Si tocamos con un ampli con un buen limpio con la pastilla de mástil, conseguimos sonoridades gruesas, algo oscuras, muy adecuadas para tocar jazz incluso jazz-blues tipo Grant Green o Kenny Burrell. Según vamos mezclando las pastillas y llegamos a la del puente se va agudizando el sonido. Pero cuando de verdad sorprende es cuando llevas la guitarra a sonidos saturados, se convierte en un instrumento que ruge, las humbuckers trabajan duro y muestran su densidad y profundidad en las sonoridades que emiten, nos puede llevar a espacios musicales metaleros, punk-rock o cualquier estilo que requiera caña.

En conclusión, una guitarra totalmente concepto estético Fender pero que lleva su sonido un poco más allá de lo habitual en la empresa de Scottsdale, puede resultar sorprendente para más de uno que sólo ve twang en una Telecaster.

José Manuel López.

Fender

Blacktop Telecaster

Aliso

Arce

Arce, perfil “C”

Hueso sintético

22 Medium Jumbo

Hardtail de seis selletas con cuerdas a través del cuerpo

Cromado

Negro de tres capas

Standard

2 Hot Vintage Alnico Humbucking

Volumen y tono

Lateral

Candy Apple Red

Fender Ibérica

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

0 comentarios en Fender Telecaster Blacktop
Deja tu comentario