Revista de Guitarras

Gibson ES-347

Esta guitarra es una descendiente de la archiconocida y famosa ES-335 que tantos y tantos artistas han popularizado. Es una evolución de lujo hacia las tendencias musicales de finales de los 70, que no tuvo mucha aceptación en su momento, debido a su apariencia externa de guitarra de blues y jazz, pero que al analizarla se puede observar que se encuentra muy bien equipada tanto para estas dos tendencias ya citadas, como para el rock duro y el metal.

 
Hoy en día Gibson y otros fabricantes, están retomando este concepto y vemos en la actualidad una tendencia marcada hacia guitarras de este tipo en grupos modernos. Lo mismo paso con la Flying V y la Explorer que se adelantaron a su época, y solo muchos años después les fue reconocido su mérito.

Esta guitarra presenta algunas características que la diferencian del modelo original.  A simple vista se puede apreciar que posee un puente TP6, el cual lleva microafinadores como un Floyd Rose. Es extremadamente estable y fiable en su ajuste.

Otro detalle que resalta inmediatamente es el interruptor que trae de fábrica en el cuerno inferior. Este interruptor es para permutar la pastilla entre Humbucker o Single coil, entregando en esta posición un sonido aun más brillante y cristalino.

La guitarra tiene un cuerpo semi-hueco totalmente de arce, pero al darle la vuelta nos encontramos con otra diferencia, y no es mas que el mástil es de tres piezas de arce rizado ya que sus hermanas son de caoba. Esta característica le brinda un sonido mas brillante y agudo.

Pero aquí no acaban las diferencias. En la pala encontramos un triple binding habitual en los modelos Custom, y una cejuela de bronce, con clavijeros Deluxe. Diapasón de ébano rodeado por un binding, con incrustaciones de bloques siguiendo la línea Custom.
Pala Gibson ES-347
Otra diferencia notable son las pastillas que trae, que es lo que le da ese carácter tan personal y versátil. En el mástil monta una PAF original, y en el puente una novedad para la época, la llamada Dirty Fingers.

La PAF es de todos archiconocida por su sonido suave y vintage, pero la Dirty Fingers es una pastilla hecha para sacarle toda la chicha a la posición del puente. Poco conocida ésta pastilla, entrega un sonido fuerte y agresivo sin ser sucia a pesar del nombre, borda los armónicos y haciendo palm muting hace vibrar los altavoces de una forma contundente. Es una delicia en distorsión. Si os fijáis, pueden ver que en vez de tener 6 tornillos ajustables, tiene 12. Esta es una característica particular de esta pastilla.

Os estaréis preguntando que son esos dos discos que están al lado de la pastilla del puente, pues es otra innovación de Gibson y son los soportes de las columnas del puente llamados Sustain Sister. Como su nombre bien indica están diseñados para contribuir a transmitir todas las vibraciones de la guitarra sin que decaiga incrementando el sustain y en realidad lo logran a la perfección.

Estas columnas no son más que dos sendas barras de bronce incrustadas en el bloque central de la guitarra. Observen el tamaño poniéndolas al lado del puente que soportan. Estas barras recorren casi en su totalidad el espesor de la guitarra.
Clavijero Gibson ES-347
Podemos concluir que es una guitarra infravalorada, y una excelente oportunidad para adquirir una gran instrumento a un precio bajo, que se haya en su medio tanto interpretando los Blues mas clásicos, como los riff más potentes de Megadeth.

Demolition Tattoo

0 comentarios en Gibson ES-347
Deja tu comentario