Revista de Guitarras

Gretsch Chet Atkins Super Axe

A lo largo del período que media desde entonces hasta la actualidad, cientos de constructores han creado miles de modelos que, naturalmente, obtuvieron resultados comerciales ciertamente dispares. Mientras unos han perdurado, otros tuvieron una fugaz existencia y desaparecieron rápidamente.

Una tercera marca ha renacido de sus cenizas varias veces. Este artículo pretende repasar la historia y características de una guitarra de calidad, no muy popular, la Gretsch Chet Atkins Super Axe, que en la actualidad prácticamente nadie pasea por los escenarios, salvo el cantante de My Morning Jacket,  y por tanto, condenada irremisiblemente al olvido.

 Las guitarras de Fred Gretsch

La empresa centenaria de guitarras, originaria de Brooklyn (actualmente un barrio de Nueva York), fue fundada en 1883 por Friedrich Gretsch, y mantenida dentro de la familia dos generaciones más, hasta que, a finales de los sesenta, el tercer miembro, Fred Jr, la vendió al retirarse a la empresa de pianos Baldwin. Aunque después, en 1985, fue recomprada por la propia familia Gretsch.

Los años cincuenta y sesenta representan la época más brillante de la empresa. Sus espectaculares diseños de guitarras archtop compitieron con la producción de Gibson, Epiphone, y otras marcas. Guitarristas de pop y country, como Chet Atkins, Eddie Cochran y Duane Eddy asiduamente mostraron guitarras Gretsch.

En los setenta la producción se trasladó a una nueva planta en Arkansas. Muchos amantes de las guitarras Gretsch consideran la llamada era Baldwin como un período de decadencia, en la que los directivos de la empresa de pianos descuidaron la calidad del producto y los deseos de los guitarristas. Un buen ejemplo fue el modelo Committee, una guitarra de cuerpo sólido, fabricada tras una amplia encuesta realizada entre guitarristas y vendedores acerca de sus preferencias, y que resultó un estrepitoso fracaso. De todas formas, la opinión sobre las guitarras fabricadas entonces, no es ni unánime ni tampoco se refiere a todos los productos de la marca. La Gretsch Chet Atkins Super Axe pertenece a la época Baldwin: es versátil, y está muy bien acabada.

DSC_0032Existe, sin embargo, un tercer grupo de amantes de la Gretsch, quizás los más puristas, diríamos, que rechazan cualquier asociación de Gretsch con guitarras sólidas, e incluso otros que desprecian los modelos actuales japoneses, fabricados tras la compra de la empresa por Fender Musical Instruments Corp.

Chet Atkins (1924-2001) y sus guitarras

No se nos ocurre, ni por asomo, ningún guitarrista, vivo o muerto, capaz de arrojarle una pizca de sombra a la influencia de Chester Burton “Chet” Atkins, el artista de Tennessee, en la música country americana. Nos guste o no, los números cantan: si como vara de medida de la importancia de un guitarrista, como rasero de su popularidad, recurrimos al interés de los fabricantes en contratarlos para su causa, no hay color; mientras sólo unos pocos guitarristas famosos han podido unir sus nombres a guitarras históricas. En nuestra época quizás se le acerque Clapton o Django en la suya.

Como Clapton, sus guitarras se emplean en diversos estilos y con técnicas diferentes.

La guitarra que vamos a analizar es una típica guitarra de rock. Gibson tiene varias guitarras Chet Atkins, desde semisólidas de rock, jazz o rockabilly, una guitarra acústica con cuerdas de nylon, la Studio CE/CEC, una versión con cuerdas de acero y una sólida-acústica, la Chet Atkins sst. Otros constructores han tentado al artista, y es fácil reunir varias decenas, entre modelos y versiones.

Y de popularidad saben los departamentos de publicidad y ventas de los fabricantes de guitarras, porque gracias a esa celeridad nacen los modelos signature. Verdaderamente, minusvalorar la importancia que ha tenido Mister Guitar para la historia de la música americana de todos los tiempos sería, sencillamente, poner en evidencia nuestra propia ignorancia musical.

Su primera contribución a la música country, fue darla a conocer a toda América, hasta convertirla en música popular. A lo largo de los años cincuenta y sesenta del siglo pasado grabó centenares de temas, muchos de ellos éxitos de ventas. Es quien ha realizado más grabaciones como instrumentista de toda la historia. Fue un guitarrista muy influyente en otros artistas coetáneos, y se dice que sentó las bases del sonido Nashville, sin olvidar su importante labor como productor de otros músicos, como el mismo Elvis Presley, Perry Como, Don Gibson, Jim Reeves o Waylon Jennings.

A lo largo de su dilatada carrera trabajó en numerosas ocasiones como músico de estudio para decenas de destacados artistas entre los que citaremos The Everly Brothers, Hank Williams o Elvis Presley. Al mismo tiempo, su estilo influyó en una pléyade de intérpretes como The Ventures, Duane Eddy, Eddie Cochran, George Harrison, George Benson o Mark Knopfler.

Según señala la propia página web de Gretsch, cuando en 1954, esta empresa se reunió con Chet para tratar la posibilidad de que una guitarra llevara su nombre, éste ya era un prestigioso intérprete. El resultado fue la Gretsch 6120 Chet Atkins, una guitarra hollow body, que apareció en 1955, y fue un éxito de ventas, no sólo entre los interpretes de country sino, que también artistas del rock’n’roll y rockabilly como Duane Eddy y Eddie Cochran la adoptaron rápidamente, e hicieron de ella un objeto de deseo para futuras generaciones. En los sesenta Pete Townshend y Neil Young, solían tocar una de estas. Actualmente una ingente pléyade de rockabillys y beatlemaníacos utilizan estos modelos.

En 1959 Chet y Gretsch firmaron un nuevo contrato de patrocinio para dos nuevos modelos: una guitarra relativamente económica, la 6119 o Chet Atkins Tennessian y una de mayor lujo, la 6122 o Country Gentleman. Ambas resultaron ser éxitos de ventas.

En 1972, tras la venta de la empresa a Baldwin, tuvo lugar una tercera colaboración con la introducción del modelo Super Chet (Mod.7690) una semisólida, y en 1973 apareció la Deluxe Chet (Mod. 7680), una guitarra de cuerpo sólido, en 1976, cambió su nombre por Axe, la versión menos lujosa, y Super Axe, el tope de gama. La guitarra se vendió hasta 1980.

Descripción de Chet Atkins Super Axe

El modelo 7681, más conocido como Chet Atkins Super Axe, pretendía ofrecer al guitarrista de rock un instrumento moderno con los mejores avances técnicos, en especial en electrónica. Su cuerpo está basado en el del modelo Atkins Axe. Se comercializó a partir de 1977.

DSC_0032Los diseñadores la dotaron de electrónica activa (lleva una pila), que proporciona varios efectos como distorsión, chorus o delay. Los pickups son dos humbuckers de origen DiMarzio, provistos de una señal apreciable y buenos agudos.
Se las dotó de herrajes cromados, que ahora, con el tiempo, sabemos apreciar en su justa medida. El puente podía ser fijo, como el del modelo mostrado, o tipo Bigsby, El mástil es de arce de tres piezas y el diapasón de ébano con 22 trastes. Sus marcadores son absolutamente únicos, una rareza en la historia de las guitarras. Existen fotografías de un prototipo, en el que estos marcadores son dados numerados. El diseño de la pala es, como la mayoría de sus hermanas, muy sobrio y equilibrado.

Contrasta con el magnífico color rojo naranja de mástil y cuerpo, tan difícil de describir. Finalmente, el estrecho y ligero cuerpo, elaborado en caoba, es un auténtico ejercicio de diseño e innovación: a nuestro parecer, está a la altura del de la Gibson Firebird. La guitarra apareció en tres opciones de color: rojo, gris y sunburst.

Es cierto que a los ojos actuales, quizás le sobre alguno de los efectos incorporados que, sin embargo, son sorprendentemente silenciosos y, al menos en este ejemplar, funcionan bastante bien. La guitarra tiene una belleza sorprendente y una elegancia y originalidad inusuales, siendo a su vez muy cómoda de tocar.

Joaquim Castro.

Caoba

Arce 3 piezas encolado al cuerpo

Ébano

22

Tune-o-matic

24 1/2”

Cromado

Deluxe High Ratio

Enclosed Machines

Negro de baquelita

Jack lateral

2 x humbucker

0 comentarios en Gretsch Chet Atkins Super Axe
Deja tu comentario