Revista de Guitarras

Guthrie Govan

Durante los últimos años, Guthrie ha elevado su status de gran profesional a estrella. Cualquier persona que se tope por internet con sus videos no queda indiferente y en algunos casos puede cambiar su vision guitarrística para siempre.

Después de un tiempo sin hablar con él, nos mostró de nuevo su cara más ama­ble y dicharachera y nos habla de los cambios en su vida y sus próximos proyectos.Han pasado muchas cosas desde que nos cono­cimos en el LIMS 2008. Tu reputación entre los guitarristas de todo el mundo se disparó y aho­ra eres uno de los grandes nombres en el uni­verso de la guitarra. ¿Cuáles consideras ser los mayores cambios en tu vida y tu carrera desde que lanzaste Erotic Cakes? Por aquel entonces contabas con más de 15 años de carrera…
Es cierto, mucho ha sucedido realmente en los últimos años, y para ser honesto, no estoy del todo seguro de cómo sucedió. Sería agra­dable pensar que el álbum Erotic Cakes fue el punto de partida, pero en realidad creo que el factor más importante ha sido el boca a boca en Internet, y en particular los videos JamTrack

 Central (antes Jamtracks blues) parecen haber atraído mucha atención. En todo el mundo, me encuentro con gente en la calle que me reco­nocen, y lo más común que dicen es: “¡Te vi en YouTube!” (Algunos de ellos van a decir: “¿Por qué no lanzas un álbum en solitario?” O “debes unirte a un grupo”, que supongo que demues­tra que mucha gente es simplemente demasia­do perezosa para utilizar Google. Creo que no puedo quejarme, aunque… es bonito cuando la gente nota algo que hago musicalmente.

Es curioso: Toqué con Asia durante años, banda que vendió más de 12 millones de dis­cos. También hice algunas giras de alto perfil con Dizzee Rascal (que es sin duda el rapero en el Reino Unido), pero en términos de ser reco­nocido como guitarrista, creo que las discusio­nes aleatorias de Internet probablemente han hecho más para levantar mi reputación de lo que cualquiera de esas actividades consiguió.

-Aristocrats-20121028-KC0_1466

Apareciendo de la nada, The Aristocrats salen a la carretera con gran éxito y ahora que acabáis de grabar vuestro próximo álbum. ¿Qué puedes decir al respecto?
La génesis de The Aristocrats sucedió cuan­do Bryan Beller me escribió en enero de 2012, preguntando si me gustaría participar en un concierto de un trío con él y Marco Minnemann. El concierto en cuestión, sólo para que conste, fue el “Bass Bash”, una gran “fiesta” de bajis­tas, que tiene lugar cada año en Anaheim, du­rante el período NAMM. En un principio, Greg Howe había sido programado para tocar en el show, pero tuvo que cancelar a corto plazo, y creo que algunas personas en contacto con Bryan en Facebook (o algo así) me recomenda­ron como posible sustituto.

Bueno, para no hacer el cuento largo: hici­mos el concierto, con el mínimo de prepara­ción, y creo que todos, tanto miembros de la audiencia como la banda, sentimos que había una química única en el line-up. Pequeñas cosas musicales espontáneas muy molonas siguieron ocurriendo, y todo parecía que fun­cionaba. El concierto fue tan divertido que los tres nos bajamos del escenario queriendo re­cuperar esa sensación, por cualquier medio necesario… así que reservamos un estudio en Chicago para pasar unos días en abril de ese año, con la intención de hacer un álbum.

¿Os sentáis los tres a escribir? ¿Tal vez tenéis un plan previo? ¿Una dirección clara?
Una de las cosas divertidas de esta banda es que todo el mundo escribe música. Marco, en particular, es uno de los compositores más prolíficos que he conocido. Muy temprano en la historia de The Aristocrats decidimos mantener un enfoque totalmente democrático: para el pri­mer álbum, que contribuimos con tres cancio­nes cada uno, enviábamos un correo electrónico 70´s, y para mantener la sensación orgánica de una interacción de grupo, en lugar de hacer un disco que sonaba “reconstruido”. Definiti­vamente estoy deseando una gira con Steven… debe ser muy divertido, tiene una gran banda…

¿Cuáles son las diferencias entre la grabación o directo con la banda de Wilson y The Aristocrats?
Bueno, cuando estoy grabando material de Steven, soy muy consciente de que estoy tocando música de otra persona, y que mi trabajo consiste en realzar las canciones en consonancia con la visión de la persona que escribió el material. Con The Aristocrats todos tenemos más o menos la sensación opuesta. Es nuestra banda, es nuestra visión, para que podamos hacer lo que nos gusta. Disfruto de ambos enfoques igualmente, supongo …

En términos de directo, es demasiado pron­to para decir: mi primer concierto en vivo con Steven será dentro de un mes. Yo sé que toda la banda SW usa monitoreo en el oido, que siempre he odiado, pero para este viaje no hay realmente otra alternativa: la música tiene que estar en sintonía con el aspecto visual del show, que es bastante complicado.

¿Puedes sentir alguna evolución en la audiencia guitarrística durante los últimos 5-8 años?
No estoy seguro. Trato de no prestar dema­siada atención a la escena de guitarra. Para ser honesto, hay música por ahí que prefiero estar escuchando la mayor parte del tiempo. A veces, la música instrumental de guitarra sólo se siente como “trabajo”. Una vez dicho esto, me he dado cuenta de que los chicos de metal/djent parecen estar evolucionando a un ritmo saludable: por ejemplo, nada como Animals As Leaders existía hace 8 años.

En cuanto a las multitudes que se reúnen en los clinics… Creo que las preguntas que recibo hoy en día son más inteligentes y menos orien­tadas al shred de lo que solían ser. Me imagino (¡Otra vez!) que las imágenes de clinics y diver­sos clips online han dado a la gente una idea más clara acerca de qué tipo de guitarrista quiero ser, así que… Hace cinco años, la gente siempre me preguntaba acerca de cómo tocar más rápido, mientras que ahora parecen más interesados en hablar acerca de cómo obtener un buen tono, aprender sobre diferentes esti­los de música, convertirse en un improvisador más fluido, etc, etc… lo cual es muy positivo.

1

Eres un guitarrista que ha experimentado prácticamente cualquier sonido y técnica cono­cida por el hombre, ¿Que te queda por descu­brir con la guitarra?
Bueno, siempre hay algo nuevo por descu­brir. Lo divertido de un viaje musical es que en realidad nunca termina. Eso es lo mejor de todo, la verdad… Habiendo dicho esto, no sé muy bien lo que voy a descubrir próximamente, si lo supiera, ¡Ya lo habría descubierto! Tengo una tendencia natural a escuchar una amplia variedad de música diversa, así que supongo que la forma en que toco seguirá evolucionan­do sutilmente sobre la base de los ingredientes que hay en mi dieta.

¿Tienes un “objetivo” con la guitarra? ¿En la música?
Preferiría que la gente piense que soy un músico que toca la guitarra, y no sólo como un “guitarrista”. La guitarra es sólo la máqui­na de escribir, una forma de transmitir ideas musicales. Todo lo que he tratado de hacer es reproducir los sonidos que escucho en mi cabeza, porque me siento bien al hacerlo. Me gusta la honestidad de tratar de comunicar el tipo de música que quieres escuchar, así que espero poder atraer a los oyentes que tienen ideas musicales similares a la mía.

¿Puedes hablar un poco acerca de tu equipo actual?
Por supuesto. Recientemente he comenza­do a trabajar con guitarras Charvel (contraria­mente a los rumores, no estoy “firmado” con ninguna compañía de guitarras). Por el mo­mento, estoy cambiando entre dos prototipos de instrumentos, que están trabajando muy bien hecho. Ambos tienen el cuello de arce al horno con 24 trastes jumbo, y una configura­ción de pastillas HSH, pero uno tiene un cuerpo de koa y el otro tiene un cuerpo de tilo con tapa de arce ojo de perdiz. La madera hace una gran diferencia. La guitarra de koa tiene un gruñido de gama media distintivo, mientras que el tilo/arce tiene una respuesta de frecuencia más equilibrada… Realmente estoy disfrutando mucho con estas guitarras en este momento.

Trato de mantener mi equipo lo más simple posible. Para los conciertos de The Aristo­crats tengo un cabezal Suhr Badger 30 con una cabina 2×12 (WareHouse Veteran de 30W). Pedales… me encuentro lo siguiente entre la guitarra y la etapa: Suhr Koko Boost, una TC PolyTune Mini, un Guyatone WR-5, un Provi­dence Anadime Chorus, un Dunlop Cantrell Wah y un pedal de volumen Dunlop. En el bucle de efectos, tengo un delay Flashback y un Hall of Fame de reverberación de TC Electronic… y eso es todo. Realmente necesito un borad sencillo que encaja en mi equipaje. ¡Tocar fu­sión instrumental no genera suficiente dinero para cubrir un montón de cargos por exceso de equipaje en el aeropuerto! Y, de hecho, yo realmente disfruto de la sencillez de una pla­taforma básica con un amplificador de canal único: se puede conseguir una gran cantidad de variación tonal simplemente usando los controles de la guitarra y tocar las cuerdas de diferentes maneras …

Para el tour de Steven Wilson… Realmen­te no sé qué tipo de equipo de equipo voy a terminar usando. Actualmente tengo alre­dedor de dos semanas para entender todo esto, antes de iniciar los ensayos. Todo lo que sabemos hasta el momento es que el conjunto de Steven requerirá algunos cam­bios tonales muy bruscos y también algunos tonos bastante más elaborados de lo que normalmente se utilizan, por lo que bien puede ser necesario investigar algunos de las nuevas conmutaciónes. ¡Mire este espa­cio, supongo!

Podrías ser descrito como un “shredder inte­ligente en un 4x4” así que …. ¿Menos es más?
Sólo hago lo que hago, supongo… En térmi­nos de “shred”, me temo que el significado de esa palabra puede haber cambiado algo en el último par de décadas. Cuando era más joven, pensaba que la idea de “shred” era eliminar todos los obstáculos técnicos de tu técnica de interpretación, por lo que tendría la libertad de tocar absolutamente cualquier idea musical, pero ahora parece que un “shredder” a menu­do es alguien que toca rápido puramente por la velocidad, como una especie de evento olímpi­co, y los chicos muchas veces parecen olvidar­se de las cualidades musicales en lo que están haciendo. Realmente no lo sé…

Admito que a veces toco un montón de notas, pero nunca de manera competitiva. Mi natura­leza es de persona bastante nerviosa, que bebe demasiado café y la música que escucho en mi cabeza tiene muchas notas, así que creo que sería deshonesto si de repente empiezo a tra­tar de sonar como David Gilmour todo el tiem­po, pero… No estoy ni remotamente interesado en tener algún tipo de carrera estúpida con otros guitarristas y espero que las cosas que toco rápido tengan algún tipo de mérito musi­cal. Eso es lo que intento, de todos modos.

¿Hay algún guitarrista que te ha impresionado últimamente?
Creo que el último que realmente me sor­prendió fue Derek Trucks. Es impresionante… se puede oír su personalidad musical incon­fundible en cada nota. Ese tipo de cosas son muy importante, la identidad musical …

Ahora que lo pienso, debo añadir que he escuchado el nuevo álbum de Donald Fa­gen, por primera vez hace un par de días y me gustó mucho la contribución de Kurt Rosenwinkel…

¿Cuáles son tus planes de futuro?
Pues bien, el nuevo álbum de estudio de The Aristocrats lo más probable es que seá lanzado a principios del verano de este año, así que ten­go muchas ganas de recorrer todo el material nuevo. Creo que algo de ello va a sorprender a la gente… Espero que de una buena manera. También voy a pasar mucho tiempo en el au­tobús con Steven Wilson. Espero ser capaz de encontrar una manera de empezar a trabajar en un nuevo álbum en solitario estando en la carretera, pero no debo hacer promesas, es­tará listo cuando esté listo, eso es todo lo que puedo decir por ahora.

¡Muchas gracias por su tiempo!
¡Gracias!.

Agus González-Lancharro
Fotos: Kris Claerhout

 

0 comentarios en Guthrie Govan
Deja tu comentario