Revista de Guitarras

Kahayan JPK 50

Dentro del mundo de la amplificación hemos conocido verdaderas obras de arte que han generado leyenda a lo largo de la historia de los fabricantes y las marcas. Si nos centramos más en el mundo Marshall podemos encontrarnos con joyas como los Plexis en sus diferentes modelos y versiones que tan famoso hizo Jimi Hendrix, el JTM45 o el BluesBreaker entre otros.

Si miramos en el mundo Plexi el cabezal 1987X fue muy afamado entre todos ellos por ser un cabezal más pequeño en tamaño y de 50 Watios de potencia. Al ser amplificadores sin Master Volumen la saturación se conseguía saturando la etapa y poniendo al rojo vivo todas las válvulas obteniendo ese sonido crujiente y denso al mismo tiempo.
En la actualidad esta clase de amplificadores están muy cotizados en sus versiones originales llegando a costar verdaderas barbaridades. Hoy en día es posible encontrar cabezales de este tipo dentro del mundo Custom y de los amplis a medida y podemos toparnos con verdaderos gurús a niveles de réplica que incluso mejoran en calidades y materiales a los modelos originales. Podríamos llamarlos “Clásicos”.

Este es el caso de Pablo Kahayan, (Cutaway número 2) gurú de la electrónica y de las válvulas nacido en Argentina quien ha desarrollado su propio estilo de amplificador Plexi.
En esta ocasión hemos hecho el review de su amplificador Custom Hand Made JPK50.

Es necesario destacar que este amplificador está realizado bajo las especificaciones de John Parsons y se trata de una revisión buscando los sonidos que John necesitaba para su forma de tocar…de entrada esto ya es una garantía.

Canales y controles

La estética del amplificador es de claras reminiscencias Marshall, tolex negro, con potes de control blanco roto vintage, se le ve sólido y robusto. En la parte frontal se ve una placa con el logo de la marca.

Este cabezal está basado en un Plexi 1987X de 50W de potencia con válvulas EL34. Dispone de 3 válvulas de previo 12AX7, al igual que en el concepto original del amplificador.
Los controles del cabezal de izquierda a derecha son Presencia, Graves, Medios, Agudos, Volumen 1 y Volumen 2. Dispone de 2 canales con la configuración de 4 Jacks para poder puentear ambos en paralelo. El canal 1 tiene un tono brillante, mientras que el canal 2 es más oscuro siguiendo la concepción original de los plexi.
En la parte trasera encontramos 2 selectores. El primero de ellos nos permite seleccionar entre 2 modos: Vintage o Modern. El modo Vintage resulta más comprimido, redondo, mientras que el modo Modern resulta algo más brillante. En las pruebas realizadas con 2 guitarras una Les Paul y una strato nos dio la sensación de que la Strato se lleva mejor y sonaba más clara en el modo Modern mientras que la Les Paul empastaba mejor con el modo Vintage.
El otro selector nos permite conmutar entre 3 niveles de ganancia Low, Normal y High, se trata de un control de respuesta dinámica. Para los niveles más bajos de ganancia y posiciones iniciales de volumen obtenemos unos tonos limpios muy bonitos, que responden muy bien al ataque de las cuerdas llegando a convertir el sonido en crujiente con pastillas dobles.
1
Sonido y conclusiones
En el modo normal el nivel de saturación aumenta hasta el punto ideal para obtener tonos más rockeros mientras que en el modo High el nivel de saturación nos permite hacer solos contundentes. Nos gustaría dejar claro que este no es un amplificador High gain y que al no disponer de Master Volumen a medida que subimos el volumen de los canales obtenemos esa saturación redonda y grave que se obtiene al saturar las válvulas EL34.

En la prueba de los canales observamos que el primero de ellos al ser más brillante y claro nos permite obtener tonos más rockeros y limpios mientras que el canal 2 al ser más oscuro, nos da tonos más jazzeros y bluseros.

Al conectar los 2 canales en paralelo, el resultado es bastante bueno ya que a medida que subimos el volumen de cada canal el tono es más denso y fluido. El problema de esta clase de amplificadores es que no son adecuados para tocar en casa puesto que requiere de cierto volumen para empezar a sonar.

Como conclusión podemos que no nos encontramos con un amplificador con un gran tono, varios niveles de ganancia y una calidad de construcción y sonido inmejorables, aunque debido a su
concepto Vintage no dispone de gran versatilidad ni forma de conmutar entre los diferentes modos, cosa que por otra parte no es más que un atributo de este amplificador, para ello es un Classic, de hecho Pablo Kahayan se encuentra desarrollando un nuevo modelo que alcanzará como concepto niveles más altos de saturación según nos ha contado él mismo, y que estamos esperando ya con muchas ganas. Siguiendo con el enfoque clásico, el cabezal no dispone de bucle de efectos, pero sí que dispone de selector de impedancia seleccionable en función de la caja que utilicemos.

El JPK50 dispone de detalles muy curiosos a nivel de acabados, en el chasis, chapitas identificativas, serigrafías, cantoneras y logo general de Kahayan. Si el tono que buscas es de un Plexi de los de siempre pero con materiales de primera calidad y una construcción totalmente a mano este es tu amplificador. Sólo unos pocos privilegiados podrán disfrutar de este cabezal ya que el número de unidades fabricadas por Pablo es muy reducido.

Pepe Rubio

Kahayan Audio

JPK 50

Cabezal a válvulas Clase A, A/B

Un canal con dos entradas y control de volumen independiente

Previo 2 x EL34 y Potencia 3 x 12AX7

Control de respuesta dinámica y sistema de simulación de variac

EGM Guitarshop

0 comentarios en Kahayan JPK 50
Deja tu comentario