Revista de Guitarras

LAG Arkane Master


Desde Francia nos llega este instrumento fabricado por LAG. El objetivo de esta empresa es aunar el diseño y la estética cuidados hasta el mínimo detalle, con la realización de guitarras que suenen potentes. Después de más de 20 años fabricando instrumentos de manera casi artesanal, Michel Chavarria -responsable de LAG- decidió dar el paso de aunar su forma de hacer con la producción moderna. Las guitarras LAG que podemos disfrutar actualmente son el resultado de ello.

El modelo LAG Arkane Master es el instrumento que vamos a probar. La apariencia de este instrumento es muy atractiva, tiene el aspecto de una guitarra de gama alta, vamos a ir desgranándola.

Pala y mástil
La pala es de diseño propio con reminiscencias Ibanez pero más trabajada, la madera en dos planos diferentes, en el inferior se encuentra el logotipo de la marca y el modelo de que se trata, las clavijas de afinación en línea en la parte superior (en un color distinto), al ser una guitarra que monta Floyd Rose, se encuentra también allí alojado el bloqueo. En la parte posterior las clavijas LAG de alta precisión en acabado negro, la firma de Chavarria y el número de serie junto al made in France que nos indica la procedencia del instrumento.

El mástil es de arce canadiense y va atornillado al cuerpo con cuatro inserciones metálicas individuales que le dotan de estabilidad y sustain. Sobre el mástil se aloja un diapasón de ébano africano con un binding de arce. En él encastrados 24 trastes de níquel plateado Jim Dunlop medium. Los marcadores de posición en los trastes habituales tienen un dinámico diseño tipo aleta de tiburón. El alma de este instrumento está compuesta por un tensor en dos direcciones y dos barras de refuerzo de titanio, un ejemplo de la aplicación de tecnología innovadora en el desarrollo del producto.
LAG1

Cuerpo y electrónica
El cuerpo es de caoba africano macizo (book-matched) con doble cutaway asimétrico, en él hay una tapa rizado – también está en flameado- con un binding de arce natural. El acabado transparente permite ver las vetas de las maderas así como el contraste entre ellas dando un aspecto lujoso y atractivo. Tiene un gran trabajo ergonómico que permite acceder con mucha comodidad a los trastes más altos, algo que es usual en las guitarras de este nivel, claro está, así como los correspondientes rebajes en la madera que a su vez hacen que la guitarra se “sujete” al cuerpo cuando tocas de pie dando sensación de estabilidad.

Pasamos a la electrónica. La guitarra monta pastillas EMG de electrónica activa lo que ya define la vocación de esta guitarra, pensada principalmente para dar mucha caña aunque también navega por otros territorios. La configuración es EMG 89 en mástil, EMG-S en la posición del medio y en el puente EMG 81. La pastilla del mástil se puede poner en single con un push/pull en el pote de tono.

Los controles son muy sencillos y efectivos, un potenciómetro de volumen y otro de tono. Luego tenemos un selector de 5 posiciones para la elección de las pastillas y su combinación, con la particularidad de que no está en una regleta recta, sino en arco para facilitar su manejo. Este detalle es también diseño exclusivo de la marca. Para terminar monta un sistema original Floyd Rose.
La parte posterior deja ver la caoba y se ven las tapas de acceso a la electrónica así como la unión entre mástil y cuerpo y la disposición poco convencional de las inserciones metálicas que realizan la unión. La toma de jack se encuentra alojada en el costado.
LAG2
Sonido y conclusiones
Lo primero es comentar que la guitarra es muy cómoda, está situada en la onda superstrat, pensada para trabajar con ella en cualquier terreno, por ejemplo se adaptaría perfectamente a un repertorio de orquesta. El mástil es estrecho, se toca muy fácil y su perfil está pensado para tocar cualquiera de las técnicas de la guitarra rock moderna, sweep, velocidad etc. A nosotros particularmente el ébano nos transmite una sensación de “estabilidad” aunque no dé la “chispa” que proporciona el palorrosa.

Esta guitarra es contundente, cañera, las pastillas que monta claramente orientan al instrumento a territorios hardrockeros e incluso más extremos, sin embargo en registros limpios no queda descompensada, se puede tocar perfectamente una balada jazz armonizada.
La configuración de pastillas el switch de 5 posiciones y la conversión de la pastilla de mástil a single, nos ofrece un abanico sonoro bastante amplio y las pastillas EMG a pesar de la consabida salida que otorgan no matan el tono que nos regalan las maderas en este instrumento.
Como resumen se puede decir que es una guitarra de diseño avanzado, muy cuidada en los detalles y acabados, orientada a música muy energética pero que no descuida el resto de sonoridades. Un todo terreno de mucha calidad que puede enfrentarse con mucha dignidad a las made in USA.

José Manuel López

0 comentarios en LAG Arkane Master
Deja tu comentario