Revista de Guitarras

Marshall JVM Joe Satriani Signature

Cuando se juntan dos marcas de enorme calado, Marshall Amplification, mítica en la amplificación para instrumentos y Joe Satriani uno de los popes de la música instrumental de guitarra de los 90, es obvio que va a surgir de esa alianza algo interesante y ese interés resultante se ha plasmado en el cabezal de 100 vatios a válvulas Marshall JVM 410 HJS Joe Satriani Signature.

Si Marshall inequívocamente es respon­sable de algunos de los sonidos de gui­tarra que hemos escuchado en miles de discos, sonidos clásicos de rock, R & B etc. también era predecible que sin perder su base más clásica, se haya ido adaptando al signo de los tiempos y por lo tanto acercándose a soni­dos necesarios para tocar músicas que buscan espacios sonoros más extremos y es ahí donde se ubica este JVM 410 HJS.

Con intención de probar el cabezal nos dirigimos a Valencia Musical para echarle un vistazo y aquí están las conclusiones que obtuvimos.

Este cabezal es un cuatro canales con tres modos en cada canal (rojo, amarillo, verde) que nos ofrece al menos nueve es­tructuras de ganancia diferentes controla­das desde 28 potenciómetros y 9 miniswit­ches con led situados en el panel frontal, puede parecer algo excesivo o complejo pero ahora veremos como no es así, tiene un manejo lógico e intuitivo que junto con las herramientas que nos propone en el panel trasero nos va a permitir operar el cabezal el ampli con total soltura sin ne­cesidad de ser un técnico de la NASA.

3

Construccion, canales y controles

El amplificador viene en un sólido mue­ble forrado en tolex negro, protegidas las esquinas con cantoneras negras y un asa en la parte superior para el transporte, el peso es de 22 kg por lo que viene muy bien su presencia. El panel con los controles se ha­lla en la parte frontal.

Frontal

El primer canal (Clean) en su modo verde, nos ofrece un limpio basado en el del 30 Anniversary 6100, el clean favorito de Satriani de todos los tiempos, según cuenta el propio Joe, deja sentir lo que nos da la propia guitarra. El volumen en este modo se desactiva y es el propio gain el que lo regula, a su vez guarda el último setting que hayamos ajustado.

En su modo naranja, el sonido es me­nos brillante y la ganancia y el volumen ya funcionan de manera independiente, tiene matices Fender pero con el carácter Mars­hall, el tránsito de un modo al otro es muy sutil. Llegados ya al rojo, el sonido expresa un poquito de grano, un “limpio con pelo” como dicen en los USA con una pizca de volumen más para compensar la pequeña compresión añadida y mantener un buen balance si necesitas pasar por los tres mo­dos en un mismo tema por ejemplo.

Llegados al canal 2 (Crunch) el JVM vuelve a las características sonoras pro­pias del circuito Marshall “gain then tone” más clásico. Inspirado en el Master Vo­lume del JMP, la señal empieza a crujir, rompe un poco, pasando al naranja ahí ya se pone “burro” tal vez porque está inspi­rado en el JCM 800 2203, al igual que el modo rojo donde distorsiona de una forma bastante importante, una pegada Marshall en el más amplio significado de la palabra, aquí se en­cuentra el sonido referencia del rock.

Canales 3 y 4 (OD1 y OD2) Aquí hay una parti­cularidad propuesta por Satriani, los canales son idénticos, según el mismo comenta, puede pare­cer poco lógico el tener un amplificador de cuatro canales para tener dos de ellos igual, pero tie­ne su sentido. Tocando en directo puedes sentir la necesidad de conseguir un tono un poco más alto, para ello se puede usar el Mid Shift que lim­pia graves y realza medios a la vez que comprime un poco más, consiguiendo sonoridades diferen­tes. Vas a tener un sonido distinto en cada canal teniendo ambos la misma arquitectura.

2

Los tres modos de estos canales lo que otor­gan es una buena cantidad de ganancia, mayor cada vez que avanzas en los modos llegando a una cantidad considerable, un high gain im­portante sin demasiados ruidos de fondo y so­nando con definición, tal vez los atributos más difíciles de conseguir por un amplificador que alcanza estos extremos sonoros.

Siguiendo con los controles, el amplificador cuenta con dos Master de Volumen conmuta­bles, aquí tal vez echamos de menos un Master que igualara los volúmenes.

Dos potenciómetros más, Resonance y Pre­sence, sirven uno para engordar el sonido y el otro aumenta la presencia, el grano de la dis­torsión, respectivamente.

Nos queda destacar que el Satriani Signature no lleva reverb como el JVM 410, en su lugar cuenta con cuatro puertas de ruido independientes para cada uno de los canales, cada puerta tiene tres rangos con un umbral distinto, el propio pote al accionarlo para buscar el techo va cambiando de color verde, naranja, rojo según el rango.

Trasera

En la parte trasera del cabezal nos encon­tramos con las siguientes herramientas y con­troles; en primer lugar cinco salidas speaker para diferentes pantallas (según Ohmios), loop de efectos en serie y conmutable con un poten­ciómetro con el que ajustar el nivel de retorno. Después viene el ‘Power amp insert’ es un loop circuito pasivo conectado antes del master, saca la señal después del preamp y la mete antes de la etapa, si lo enchufas solo en el re­turn permite anular el preamp, no es progra­mable y se puede tener en bypass. A continua­ción tenemos una salida que emula una salida de línea balanceada, a su lado el conector para la pedalera y a su lado el midi in/through para todos los canales.

El JVM viene con una pedalera totalmente configurable via midi para poder controlar to­das las opciones y configuraciones posibles del amplificador y poder facilitar su manejo.

Sonido y conclusiones

Bien, nos hemos encontrado con un ampli­ficador basado en el JVM pero con unas mods propuestas por el propio Joe Satriani y llevadas a cabo por Santiago Alvarez R&D de Marshall. Joe tenía la idea de un ampli que sirviera tan­to para tocar en banda de rock como para su música instrumental, a consecuencia de ello han conseguido en Marshall un amplificador totalmente versátil, con múltiples opciones de configuración y una paleta de sonidos real­mente importante, con un tránsito dulce en cada tramo de ellas y que facilita la interpreta­ción. Es un ampli que se deja tocar, no tienes que pelearte con él. Si tenemos en cuenta que llega desde un agradable limpio hasta un fiero high gain, funciona con nobleza en todas las sonoridades intermedias y que cuenta con el carácter Marshall que todos conocemos…¿Qué esperas para probarlo si esta en tu onda?

Damos las gracias a Valencia Musical, Julio Silla y Manuel Esteve por facilitarnos el trabajo amablemente.

José Manuel López

Marshall Amplification

JVM 410 HJS

Cabezal

100W

4 (Clean, Crunch, Lead 3 y Lead 4)

Previo: 4 x ECC83

1 x ECC83, 4 x EL34

Programable mid-Shit, 4 puertas de ruido, loop de efectos, dos master volumen conmutables, master de presence y resonante, midi y pedalera.

750 x 310 x 215 mm

22 kg

Sadepra

 

 

 

 

 

0 comentarios en Marshall JVM Joe Satriani Signature
Deja tu comentario