Revista de Guitarras

Nuno Bettencourt

Pudimos entrevistarle durante una visita de Extreme a Portugal nos habló de música “Pornograffitti” y “III Sides to Every Story”, de su trabajo con Rihanna y por supuesto de guitarras. Aquí está la conversación.

No estabas en Extreme en su origen cuando se llamaban “Dream”. Cuando se convirtió en Extreme, de repente, entre Gary Cherone y tú surgió una chipa creativa importante ¿Cómo se consigue una complementariedad así?
Fueron las mismas influencias que teníamos, principalmente las sociales. Cuando vives en el mismo medio, al escribir, ya sabes de donde vienes y hacia donde vas, al mismo tiempo las influencias musicales son decisivas para que se cree esa empatía, ya sean Prince o Queen, Van Halen o Aerosmith. Si a uno le gusta un disco el otro de inmediato pregunta ¿Qué es eso que escuchas?…por eso, después de los inicios nos vimos escribiendo mucha música juntos rápidamente.

Cuando Extreme se detuvo alrededor de 1995 ¿Sabías que de alguna manera volveríais a reuniros?
Por supuesto, siempre he tenido la sensación de que “estamos pasando por una larga pausa”, pero éramos demasiado jóvenes. Siempre supe que era nuestra banda al 100% un proyecto que nunca tuvo paradas, trabajamos sin parar durante 10 ó 12 años seguidos, sin vacaciones…siempre estudio, viaje, estudio, gira…y por supuesto nos estábamos cansando. Éramos muy jóvenes en aquel momento y nuestro manager nos tendría que haber dicho: ¡Desaparecer! ¡Descansar un tiempo! Así en lugar de descansar un año entre dos álbumes, terminamos parando diez para compensar todas las fiestas que nos habíamos perdido. Creo que es justo ¿no?

Parece extraño que haya sido “More Than Words” quien os haya dado la dimensión y el éxito como banda ¿No sientes que debería haber sido otro tema que se acercara más a vuestro sonido?
Yo lo veo de esta manera (levanta los brazos y hace un gesto como de balancear cosas) “More Than Words” está en un lado, una canción bien lograda que llega a millones de personas, les hace ir a comprar nuestros álbumes, descubrir quienes somos, y comenzamos a tocar en estadios, salas grandes, clubes y bares, festivales…por otro lado imagino que no tenga éxito y tengo que trabajar en el Burguer King… Pero entiendo lo que quieres decir sobre el estilo de música que prefiero. Sin embargo las personas también lo saben, nuestros fans lo saben. Aquellas personas que necesitan saber nos conocen.

Así que por eso los dos singles siguientes fueron también acústicos…
Sólo tuvimos un single más “Hole Hearted”, lo que es gracioso porque lanzamos tres canciones más roqueras antes. Hicimos un EP en edición especial (Extragraffitti en 1990) y algo de promo, tal vez “Song for Love” pudiera haber sido un single en algunos países… Hablando de canciones tranquilas en el próximo álbum está “Stop de World”.

Ahora que hablas de ese álbum, ¿Cuándo comenzáis con la preselección de orquestas y a hacer la gira del 25 aniversario de “III Sides to Every Story?
Próximamente, de hecho estuvimos listos pata tocar integro el “III Sides…” en Japón hace poco. Tenemos todas las partes de orquesta del álbum grabadas y queríamos hacerlo. Un día antes de comenzar, lo paré todo y dije a la banda: “Tenemos que hacer esto con una orquesta real, de verdad”. Tal vez no vamos a ser capaces de hacerlo en todas partes, a lo mejor sólo en grandes ciudades y no me refiero solo a “III Sides…” también en todos nuestros temas donde hay arreglos orquestales.

¿Y podemos esperar nuevo material?
Si, por supuesto. Estamos escribiendo y para final de año tendremos algo ya grabado. Una de las razones por las que estamos aquí haciendo “Pornograffitti” es por matar el tiempo, por disfrutar, nada más. Habrá gente que piense que es por dinero, pero créeme que no lo es.   

Para eso ya estás con Rhianna…
(Risas)… No, no, la escena con Rhianna no es por dinero. Gano mucho más dinero con Extreme que con Rhianna, ni siquiera se acercan las cantidades. Cuando eres el artista principal de la banda que actúa se gana mucho más que siendo el guitarrista para otra persona. La cosa con Rhianna es mucho más profundo, pasan muchas más cosas que solamente ir  a tocar.

¿Tienes algún control en los conciertos o sobre la parte musical?
Un poco (risas). Siempre estoy a punto de despedirme, de hacer otros trabajos dentro de la producción, hay muchas cosas interesantes en un proyecto como el tour de Rhianna. Pero… vamos a hacer “III Sides…”.

Llevas la misma guitarra durante 25 años, cuerpo de aliso/padauk, mástil de arce, diapasón de ébano, Floyd Rose, Seymour Duncan y Bill Lawrence y el genial extended cutaway…la N4…  ¡No has cambiado nada!
(Risas) Nada, soy bastante aburrido (risas) se repara si algo funciona bien…No deja de ser divertido, aunque he querido a veces hacer cosas diferentes y aparecer con guitarras distintas. Independientemente de esto, esta guitarra es como volver a casa. Me siento tan bien con ella que me parece que no estoy tocando la guitarra, que estoy haciendo cualquier cosa sencilla, cotidiana, natural. 

Te lo habrán preguntado mil veces pero ¿Cómo fue su proceso de concepción y construcción?
El origen de la guitarra es sencillo, viene de ser pobre. Básicamente no me podía permitir ir a una tienda a comprarme una así que compré algunas piezas, Partes del cuerpo, un mástil que me gustó, pastillas y unidad de trémolo, todo por separado. Después me la monté yo mismo, como no tenía pasta para pintarla la dejé así, y al final me acostumbré a verla de esa manera. Cuando Washburn vino a patrocinarme querían que tocase varios modelos de guitarras que ya tenían a lo que les respondí: “Mi idea no es esa, quiero construir yo mismo mi guitarra”, a lo que accedieron. Una vez terminado el diseño hicieron un modelo acabado en verde (prototipo), una versión en color rosa…todos los colores que Steve Vai tenía (risas), tuve que decirles: “Para nada quiero esos colores, no quiero una guitarra rosa”.

Cuando les dije que quería una guitarra sin pintar, con la madera a la vista, me contestaron que no se iba a vender, que nadie vendía guitarras sin pintar (risas)

¿Cómo tuviste la idea para el cutaway (los cinco tornillos sobre el neckplate curvado)?
Sobre el cutaway ya tenía una idea de lo que quería hacer para minimizar el neckplate de 4 tornillos típico. En  Washburn me dijeron que estaban hablando con alguien, un tipo llamado Stephenson, que tenía unas ideas interesantes. Cuando me enseñaron su trabajo dije: “Wow, una cosa parecida a esta es lo que quiero hacer”, claro, un poco a mi manera, pero cuando lo vi pensé “¿Por qué no?

 

¿Y ese nuevo modelo N4CV con el diapasón de material compuesto fibra de vidrio/carbono y trastes de acero inoxidable? ¿Lo usas?
Si, bastante, de hecho creo que en Washburn pensaban que no iba a tocar mucho con él, pero en realidad acabo tocando con ella medio concierto más o menos. 

En el video de “Decadence Dance” usabas una guitarra con el mástil y el diapasón de arce…
Lamentablemente no pude utilizar mucho esa guitarra porque fue robada… desapareció por completo. No sé sería una señal o algo (risas) pero acabé no teniendo muchas oportunidades para tocar con ella.

Después de unos años con Washburn N1, N2, N4, N12, aparecieron los modelos P2 y P4…
Fue apenas un período en que necesitaba algo diferente. En realidad no quería cambiar de modelo de guitarra, sólo que necesitaba durante un tiempo un sonido más Les Paul.

Hugo Salvado

Fotos: Pedro Mendonça.

0 comentarios en Nuno Bettencourt
Deja tu comentario