Revista de Guitarras

O3 Custom Guitars Alejandro Ramírez

Hay una generación de jóvenes profesionales en España en el mundo de la construcción de instrumentos musicales o equipos de amplificación, que están marcando un nivel muy alto, propio de cualquier país europeo incluso norteamericano.

Alejandro Ramírez de o3 Guitars es uno de ellos. En Cutaway nos apetecía mu­cho saber al respecto de su trabajo, de cual es su aproximación a la profesión y para ello nada mejor que charlar con él. Esto es lo que os contó.

Muchos constructores se inician porque no en­cuentran en el mercado instrumentos que les satisfagan y deciden realizarlos ellos mismos ¿Cómo fueron tus inicios?
Fue una situación similar, en mi caso, co­mencé muy joven, ya que me venían de familia ciertos conocimientos de bricolaje, y gusto por el “háztelo tu mismo”, y como era estudiante aún, no tenía acceso a guitarras de calidad, así que decidí comenzar customizando mi mo­desta primera guitarra, para posteriormente ir consiguiendo materiales para construir mis propias creaciones.

Aprender luthiería casi siempre ha sido de la mano de un maestro, en plan aprendiz ¿Hay otras fórmulas? ¿Cómo lo hiciste tú?
Este mundillo tradicionalmente ha sido muy cerrado en cuanto a la enseñanza, yo mismo me he encontrado con “puertas cerradas” con respecto a algunos temas por parte de cons­tructores clásicos cercanos a mi entorno, qui­zás para evitar una mayor competencia…, yo no estoy de acuerdo con eso, opino que la infor­mación debe ser abierta, que exista competen­cia, eso obliga a todos a mejorar, finalmente, los que tengan algo realmente destacable que ofrecer perdurarán.

1

Por suerte los tiempos cambian, hoy día existe en los libros -que gracias a internet se pueden conseguir fácilmente, aunque en in­gles principalmente- mucha de la información que puedas necesitar, el método de ensayo-error y el afán de investigación y experimen­tación del luthier también es muy importante para completar conocimientos más sólidos y la formación necesaria para hacer instrumentos de alta calidad.

Además Internet en si mismo, a través de foros y webs, es una fuente interminable de información, aunque peligrosa, ya que existen muchos mitos e informaciones que pueden parecer correctas o experimentadas y no serlo tanto, o ser “parciales” con respecto a las for­mas de hacer unas cosas u otras…mucho ojo con eso.

En la guitarra sólida Fender, Gibson o PRS posteriormente, han sentado un poco los mo­delos de referencia ¿Resulta complicado sa­lirse de ellos?
Si, realmente es muy difícil crear algo que no recuerde a alguno de esos estandartes de la industria, en parte por que son las guitarras con las que la mayoría de los guitarristas sue­ñan, y salirse demasiado de ahí puede hacer que el instrumento tenga una aceptación real­mente ínfima, aunque sea un instrumento de capacidades excelentes, en ese sentido creo que los bajistas son algo mas “atrevidos” y abiertos a nuevos diseños, al menos basándo­me en mi experiencia personal.

Esto es un poco tópico pero ¿Qué te parece más importante en el resultado final, unos buenos materiales o la habilidad al construir y ajustar un instrumento?
Opino que es una unión de todo, como una cadena, que es tan fuerte como el mas débil de sus eslabones… sin embargo, si yo tuviera que elegir me quedaría sin dudarlo con una guita­rra construida por un buen luthier que se hu­biese visto obligado a usar unos materiales de calidad limitada, antes que poner en manos de un principiante (o mal profesional) las mejores maderas y herrajes del mundo.

¿Qué importancia tiene la electrónica en una guitarra?
Es una parte vital sin duda, pero no es lo único que cuenta en el sonido como mucha gente piensa sobre las guitarras eléctricas, primero debe haber una buena base, un buen mueble que permita a las cuerdas resonar en toda la gama de frecuencias que necesitemos y después con la electrónica, poder captar esas frecuencias y amplificarlas, reproducirlas de la manera más conveniente destacando las que más nos interesen mediante el tipo de pasti­lla, los filtros y potenciómetros adecuados, y además definir que nivel de “empuje” tendrá la guitarra en cuestión mediante la ganancia que las pastillas que hemos elegido nos proporcio­na, es una especia de “arte” el combinar todos estos factores para obtener el sonido que de­seamos del instrumento

¿Está ya todo dicho en la construcción de gui­tarras?
Yo creo que no se puede decir que esté ya todo dicho, hay infinidad de constructores que día a día implementan novedades de construc­ción en sus instrumentos, porque ser luthier en parte es (al menos para mi) ir buscando siempre esa nueva mejora que podría resultar un gran avance y nunca se sabe cuando puede surgir algo que se convierta en un standard.

Por ejemplo los “nuevos” materiales como las fibras de carbono se están ganando un hueco en los mástiles de muchos fabricantes punte­ros, yo los monto como refuerzo interno siem­pre ya que a pesar de su ligereza, aportan una rigidez increíble al mástil, lo cual redunda en una mejor transmisión de la vibración al cuer­po, una mejor afinación y más estabilidad en el ajuste

3

Si hablamos de maderas, ¿Te gusta salirte de la típica combinación aliso/palorrosa fresno/arce?
¡Desde luego!, de hecho no suelo utilizar estas combinaciones habitualmente, para mi es un estándar el cuerpo de caoba hondure­ña, Limba (Korina) o caoba + tapa de arce, y los diapasones de ébano ya sea sobre un mástil de caoba, o de arce. Son combinaciones muy probadas para mi, y preferibles sobre las más clásicas para muchos de mis modelos, por su balance tonal y amplitud de sonoridades.

Si que utilizo en algunos modelos el fresno del pantano para el cuerpo en combinación con mástil de arce y diapasón de wengé, com­binación similar a la típica fresno/arce pero con matices distintivos importantes en el con­junto. Por supuesto bajo encargo he trabajado con todo tipo de combinaciones, tanto de maderas usuales como rarezas.

¿Cómo es un día de trabajo para ti?
O3 Guitars es una empresa de una sola per­sona actualmente, así que te puedes imaginar el estrés que supone tener que llevar cada área de o3 sin dejarse nada atrás, desde la imagen, publicidad y mantenimiento de la web www.o3custom.com y fanpages, pasando por los pedidos, reparaciones, y por supuesto ter­minando por construir cada día los proyectos que tengo en proceso, trato de organizarme lo mejor posible, y después de varios años creo que por fin lo voy consiguiendo y actualmente lo llevo todo bastante bien y al día. Cada maña­na antes de empezar a cortar madera trato de contestar el correo que pueda haber pendien­te, posteriormente dedico el tiempo a realizar ajustes o reparaciones si las hay pendientes, cuando acabo suelo actualizar la pagina de o3 Custom Guitars en Facebook (www.facebook.com/o3customguitars), donde trato de poner mucho material fotográfico e información para que todo el que esté interesado pueda ver pro­gresos de proyectos y estar informado.
Y cuando ya está todo un poco más despeja­do y organizado me meto de lleno en los pro­yectos que tengo a medias, durante el resto del día, así que ¡No me da tiempo a aburrirme!

¿Cuánto tiempo tardas en atender un pedido? ¿Se puede hacer larga la espera?
Como antes comentaba, me ha llevado un tiempo poder organizarme como yo quería y an­tes la espera para una o3 podía hacerse dema­siado larga, pero actualmente puedo decir con orgullo que la media de tiempo de espera para la entrega suele estar en torno a 4 o 5 meses, lo cual no está mal para una guitarra de encargo, ¡Creo yo! A veces si el proyecto es más complejo de lo normal se puede tardar algo más.
Hay clientes que llevan excelentemente bien el proceso de espera, y otros a los que se les hace más pesado, es totalmente comprensi­ble, ya que las ganas de recibir el instrumento suelen ser grandes, y más cuando se empie­zan a ver fotos interesantes del avance , pero en general los clientes están de acuerdo en que la espera merece la pena.

¿Cuál ha sido el encargo más ‘curioso’ que te han hecho? ¿Y el reto más importante?
Es difícil de decir, como curiosos podría nombrar varios proyectos que lo eran en dife­rentes sentidos, por ejemplo un instrumento que era una mezcla de características esté­ticas de 4 instrumentos diferentes (modelos muy icónicos de Fender, PRS, Rickenbaker o Alembic), alguna que otra guitarra “de viaje” que me he tenido que “inventar”, o proyec­tos que aúnan varias particularidades juntas, como ser para zurdo, sin pala, con mástil de grafito, pastillas activas, sonido piezo y soni­do MIDI, led´s…, fue complicado unirlo todo en uno, pero al final sale todo sin problemas.

4

Anderson, Suhr o Tyler tal vez sean los abande­rados del concepto ‘boutique’ ¿Alcanzamos ese nivel en nuestro país?
Por lo general, parece que el concepto bou­tique esté reservado para los fabricantes de guitarras de alta gama que se basan en los di­seños Fender y yo creo que eso es un pequeño error, yo sigo mucho a otro tipo de luthieres que construyen guitarras en una onda mas Gibson/PRS (por poner como referencias mar­cas populares para todos…), que tienen un ni­vel como mínimo igual (o superior.. ya que la dificultad de construcción también es supe­rior), tales como Nik Huber, Thorn, McNaught o Hartung… ¡Son impresionantes! Yo creo que en España tenemos un gran ni­vel de Luthieres constructores, en los últimos años han surgido compañeros que fabrican a un nivel altísimo, y es muy agradable de ver. Lo que quizás nos falte es conseguir establecer­nos como marcas distintivas, llegar al nivel de tener modelos reconocibles y no meras copias y que esos proyectos pasen de ser conocidas como “guitarras de luthier” en general, a ser por ejemplo “una o3”(como sería en mi caso) y que eso signifique ser reconocible como sím­bolo de calidad, tal como ahora diríamos sobre “ una Anderson” o “una Huber”, que a parte de ser instrumentos ”de luthier” a modo genérico, son reconocibles por su propia marca distinti­va, lo cual es un valor añadido. Pero hay que darle tiempo al tiempo, me reitero en que veo lo que se está fabricando y opino que hay nivel, y es cuestión de tiempo que se consiga algo más y las guitarras “Made in Spain” empiecen a expandirse por el mundo.

¿Qué tienes en mente en este momento? ¿Nuevos modelos, diseños, emplear otros materiales…?
Ahora mismo estoy preparando nuevas uni­dades de varios modelos de bajo míos, para presentarlos en el Bassday del 1 de Diciem­bre en Madrid, y en cuanto a guitarras tengo en proceso (a parte de los encargos que me han sido realizados) un modelo nuevo que viene a completar la gama que oferto, y que espe­ro presentar a principios de año, así que hay muchísimo trabajo en el taller, entre instru­mentos encargados, instrumentos para stock y prototipos.

Tienes unos modelos más o menos estandari­zados ¿Es inevitable tener un surtido?
Yo tengo mi propia gama de instrumen­tos, durante mucho tiempo he trabajado exclusivamente haciendo copias, o versio­nes modificadas de otros instrumentos co­nocidos, pero el hecho de que el 90% de mis proyectos en proceso fuesen absoluta­mente diferentes unos de otros me retra­saba excesivamente en todas las fases de mis proyectos y era una forma de funcio­nar inaceptable para mi ya que acumula­ba muchos retrasos, así que desde hace tiempo el objetivo es ir dejando eso atrás, y aunque sigo haciendo ese tipo de trabajos bajo pedido, mantengo una limitación del número de este tipo de proyectos al año, favoreciendo la creación de mis modelos propios, que además, son los que más tra­bajados están bajo mi punto de vista y creo que son los que mejor funcionan en todos los aspectos, y que por supuesto también son customizables.
Entre mis modelos cuento con la OXYGEN, que vendría a ser mi visión de una Les Paul o Singlecut, el modelo NITROGEN, que es la evolución del concepto PRS que tantísimas veces he construido, los modelos HYDRO­GEN y TUNGSTEN, versiones modernizadas y más personales de modelos de guitarra “doublecut y singlecut” (similares a mis modelos de bajo) y el recientemente pre­sentado modelo IODINE, que es mi modelo de guitarra de semi caja, un concepto de sonido más clásico y abierto, pero con esté­tica modernizada, y del cual estoy muy or­gulloso, porque creo que ha superado todas las expectativas que tenia cuando la diseñé.

Si me quisiera comprar una guitarra de las que construyes ¿Qué razones me harían decidirme a ello?
Los factores diferenciales de construirse una guitarra de este tipo son el hecho de poder personalizar ciertos aspectos que no puedes configurar en una de serie, como medidas de mástil, preferencias de maderas, tipo de cons­trucción, etc.
El saber que cada componente que se usa es de la más alta calidad, en especial la selec­ción de maderas, su secado y timbre… y que el control de calidad de cada fase del proceso es comprobado al detalle. En concreto refiriéndose a una o3, creo que la comodidad del mástil es un factor que quien las prueba por primera vez suele destacar como muy positivo y también la nitidez, sono­ridad, y la sensación de instrumento con “algo mas” que me suelen comentar los clientes que pasan por el taller..

José Manuel López

 

 

 

 

 

 

0 comentarios en O3 Custom Guitars Alejandro Ramírez
Deja tu comentario