Revista de Guitarras

Pedro Andrea

Nos encontramos con Pedro Andrea, uno de los guitarristas más importantes de la escena musical del país. En 1996 fue el primer guitarrista español que ganó el primer premio en Guitar Player USA, presentando una versión de ‘The Long Train Running”.

Tiene ocho discos en solitario y es autor de música y letra de temas interpreta­dos por artistas como Luz Casal, Miguel Bosé, Sergio Dalma y Malú. Ha trabajado en grabaciones de discos de: Manolo García, Aute, Cómplices, Mercedes Ferrer o Bosé y girado con Antonio Vega, Luz Casal, Cómplices, Bosé, Rosana, Hombres G y David Bisbal…

¿A qué edad empezaste con la guitarra y que fue lo que te llamó la atención de ella?
Empecé a los 13 años, recuerdo mi primer flechazo fue volviendo de una academia de di­bujo cuando ví en la plaza Mayor a un guita­rrista tocando, sé que a partir de ese momento decidí tocar la guitarra y parece que es una historia de amor todavía vigente y ya longeva. Siempre me interesaron determinadas artes como el dibujo, la poesía, pero a la única que he dedicado tiempo, esfuerzo, constancia y sa­crificio a máximo rendimiento es a la guitarra.

¿Y los músicos que más te han inspirado, algu­no en particular?
Si te he de ser sincero a mí lo que me ha obsesionado siempre en el arte es la búsqueda de la originalidad, los artistas que son recor­dados son aquellos que crean o rompen las re­glas pero no los que las siguen. Claro que me han influido y soy deudor de todos ellos, pero no tengo a ninguno como modelo. Cuando alguna cosa se ha puesto de moda en su momento el tapping por ejemplo, he ar­chivado esos sonidos como puntos a no seguir; pues nunca me quise parecer a nadie, es un objetivo que me he propuesto, no sé si conse­guido y que no me toca a mi juzgar.

Eso si, hay una diversa amalgama de mú­sicos que me gustan, desde George Benson a Angus Young y no únicamente guitarristas; también toda clase de música y la música clá­sica que siempre me gustó mucho.

2

Cuando estas de gira con un artista durante tanto tiempo, ¿Te queda espacio para tu músi­ca? ¿Cómo llevas eso?
Cuando he terminado alguna gira sobre todo con artistas con los que el margen de libertad era 0 y el de obligaciones 100 y con los que había que tocar siempre lo mismo e igual que en sus discos, tardé un tiempo en volver a ser capaz de improvisar y componer un solo o componer una canción. Pero hace tiempo que no me ocurre, porque adquirí el sano hábito de componer co­sas durante las giras (claro que no en los es­cenarios). En los últimos años la mayoría de los artistas (que no vaya a sonar arrogante) o asumen que tengo un margen de libertad o pre­fiero no tocar con ellos. Es algo que tengo que agradecer a Miguel Bosé, siempre podía hacer los solos que yo quisiera; es uno de los artistas que más margen me ha dado.

¿Qué tipo de guitarras son las que más te gus­tan y has usado?
He sido casi siempre de guitarras hechas a mano, hace años había un constructor que se llamaba Viermont que me hacia unas guitarras muy buenas y me gustan las Stratocaster de Fender.

¿Qué equipo usas ahora?
En guitarras estoy ahora con Fernandes, desde hace tiempo estaba buscando nuevas ideas y fuentes de inspiración y en concreto creo haberlas encontrado en la pastilla Sustai­ner que puede aguantar la nota el tiempo que te de la pila y lleva la guitarra a un espectro que siempre ha pertenecido mas al sintetizador (o al violín e instrumentos de cuerda con arco) y me ha abierto bastantes puertas a la hora de concebir desde los solos a las melodías. En amplificadores acabo de fichar con Taurus y uso el Stomp Head 1000, es muy pequeño pues los aforos son ya más pequeños y como hace tiempo que ya no toco en grandes escenarios no necesito amplis grandes, este suena increí­ble, tiene un tamaño accesible; no ocupa sitio y no pesa y esos factores me ganan. Pedales también uso Taurus que cuentan con unos grandes logros, pues han conseguido muy bien -gracias a las válvulas- unas distorsiones muy creíbles, cumplen bastante bien con los delays y son fácilmente programables que es un pa­rámetro para mi muy importante; el que no tenga que ir a estudiar a la NASA para com­prender el funcionamiento del aparato.

Si tuvieras que elegir ¿Con que te quedarías, un buen sonido o una buena melodía?
Sin duda la melodía, de hecho uno de mis pecados como guitarrista es no cuidar mucho el sonido, sí que lo cuido cuando trabajo con gente. Pero cuando toco la guitarra limpia con un compresor me basta, normalmente utilizo un poco de distorsión y algún delay, sobre todo si toco en trío para que parezca que haya mas presencia de guitarra.

¿Puedes explicarnos tu técnica con la mano derecha?
Consiste en apoyar el dedo meñique en la tapa de la guitarra, es algo que convierte la técnica en no muy ortodoxa y utilizo el pulgar, el índice y el medio. El quinto siempre para apoyar y mantener un ángulo firme y el cuarto casi siempre lo dejo inútil a no ser que se trate de un arpegio con la guitarra acústica o eléc­trica que lo exija.

¿Tienes alguna rutina de trabajo con el instru­mento?
Tocar la guitarra diariamente es un sano há­bito que te confieso hace años que he perdido, desde los 13 años a los 23 si que era obsesivo y eran jornadas de 10 horas.

3

¿Desde tu punto de vista que espacio ha de ocu­par la guitarra en el sonido de una banda?
La presencia de la guitarra no creo que sea indispensable como muchos grupos han de­mostrado a lo largo de la historia, echo de me­nos la figura del Guitar-Heroe que desde los años 90 apenas existe. Hay muy poco culto al instrumento, en mis tiempos había un respeto mucho mayor porque los ídolos eran gente que si tocaba…

Algunos chavales empiezan hoy y ya quieren estar mañana en el escenario o grabando, han de tener más constancia y paciencia. Supongo que nada es imprescindible al fin y al cabo es un instrumento y cualquier otro puede ocupar su lugar.

¿Cual es el concierto que recuerdas que resul­tó más especial para ti?
Yo empecé a tocar con 20 años aproximada­mente y la mayoría de conciertos que recuerdo como más fascinantes son aquellos en los cua­les el público y en concreto el femenino, estaba más receptivo y la figura del músico era más res­petada y venerada. En alguna gira con algún ar­tista, musicalmente no te puedo decir que tenga buen sabor de boca; porque entre otras cosas la mayoría de los técnicos salvo Fernando Díaz, ni siquiera sacaban el sonido de la guitarra.

Si recuerdo como especiales los trabajos y las giras que hice con Mercedes Ferrer y An­tonio Vega con los que tuve muy buenas expe­riencias, también Miguel Bosé cuida hasta el más mínimo detalle sus conciertos, de todas formas mi historia de amor con la música es más íntima que publica.

¿Como espectador con que conciertos has dis­frutado más?
Uno de lo que más me gusto fue el de Noah, cuando era mas joven también disfrute mucho con B.B.King y Los Rolling Stones.

Escuchando tu música, veo que te gusta ex­plorar distintas musicalidades, ¿Es cierto?
La palabra novedad es indispensable en cualquier área de la vida para mantener viva la emoción y sí claro… yo quiero dejar mi se­llo personal en cada una de las composicio­nes que hago y desde luego que es uno de mis objetivos hacer cosas distintas y que la primera canción no sea igual a la segunda.

¿Qué recuerdos tienes de la gira del disco “Palabra de Guitarra”?
Fue alentadora, funcionó muy bien, salían conciertos y los espectadores fueron muy re­ceptivos, creo que ahora seria un proyecto im­posible. Uno de los conciertos de la gira que mejor recuerdo me dejó, fue el del Teatro Grec en Barcelona.

Háblanos de algo que fue noticia para el mun­do de la guitarra en nuestro país, a comienzos de 1996 fuiste el primer español en ganar el primer premio Spotlight como demo del mes…
Pues fue emocionante, mande un CD con mi versión del tema “Long train running” de los Doobie Brothers a la revista y no esperaba para nada ni que le prestasen atención. Mi sorpre­sa fue cuando recibí una carta en mi buzón de Oregón (USA), pues entonces no había Internet ni nada por el estilo; no me podía creer que me daban el primer premio. Fue alucinante y la noticia salió además de en España en México y los Estados Unidos.

¿Por donde ves evolucionar la guitarra en un futuro, desaparecida la figura de Guitar-Heroe?
Yo pensé que a través del juego se podría poner otra vez en alza, si que hay un poder de fascinación por el instrumento; aunque veo un vacío generacional creo que son tiempos de muchísimo cambio y no descarto que pueda volver esa figura.

¿Qué proyectos inmediatos tienes?
Los que parece que van a estar presen­tes en el panorama son “Miss in Blues” con una cantante que se llama Esther González que ha cantado con Miguel Bosé y Alejandro Sanz entre otros y que es una variante como ya se deduce del blues y otro proyecto con Tolo Pueyo, un guitarrista con el que he gra­bado un disco que se llama “Old Friends” y espero que en Abril podamos presentarlo en Madrid.

Yosune Malave
Foto Sezar Blue

0 comentarios en Pedro Andrea
Deja tu comentario