Revista de Guitarras

Pete Thorn

 

La primera es obligada ¿Cuándo comenzaste con la guitarra sabiendo que te ibas a dedicar a ello?
Empecé a tocar cuando tenía 10 años, y rápidamente me convertí en un enamorado de tocar y de las guitarras en sí mismas. Estaba muy metido en la música antes de tocar la guitarra, coleccionaba discos, llegué a tener 55 LPs de The Beatles por la época que andaba estudiando el 6º grado. De todos modos cuando tenía 14 años pensé que un día me iría a Los Ángeles y asistiría al MI (GIT), así que supongo que cuando tenía 14 años había encontrado mi camino.

Te consideras tú mismo un empollón de la guitarra, ¿Cómo era tu rutina de estudio en tus primeros años?
¡Sí, soy totalmente un empollón de la guitarra! La guitarra ha mandado en mi vida desde que era un niño, casi como, duermo, respiro guitarra. En cuanto a la práctica nunca ha estado muy organizada, la verdad. Ojala hubiera practicado más entonces y también ahora. Sí que estoy bastante organizado practicando cuando estoy preparando una gira o una grabación. Cuando era niño, tomé clases particulares y estudié muchos videos de didáctica de guitarra de tipos como Steve Morse, Paul Gilbert, etc.

Estudiaste en el Musician´s Institute en LA ¿Cómo fue la experiencia?
El MI fue genial para mí en muchos niveles. Tenía 19 años y vivía en Los Ángeles por primera vez por mi cuenta, lo que era muy emocionante y asistir al MI era como tener una vía rápida de inmersión musical. No creo que haya tenido una educación musical tan profunda como si hubiera asistido al Berklee College en Boston por ejemplo, pero aprendí bastante teoría y armonía para salir adelante y mejoré muchísimo mi oído.
También me dieron un buen entrenamiento sobre el mundo real, haciendo talleres de performance y tocando con increíbles bajistas como Tim Bogert y Steve Bailey, trabajé con instructores como Nick Nolan y Richard Smith. También asistí a clases abiertas con Scott Henderson,  7 u 8 tíos sentados en una habitación,  cada vez uno tocaba en jam con él. Yo estaba asustado de tener que jammerar , así que solo miraba, no me atrevía a tocar. Scott es un buen amigo ahora, un gran tipo con muy buen sentido del humor. Ojalá hubiera tenido más “carácter” entonces y me hubiera atrevido a tocar con él.

Después de tus estudios ¿Cómo consigues introducirte en la escena freelancer de Los Angeles? ¿Es necesario solo talento o los contactos importan mucho?
Bueno en realidad pasé los siguientes 5 años después de los estudios en una banda que conocí a través de los servicios de recomendación del MI. Me uní a ese grupo con Frank Simes y Jennifer Condos que eran miembros de la banda de Don Henley entonces, Frank también tocaba con Mick Jagger, toco en “Wandering Spirit” su álbum en solitario. Nuestra banda se llamaba Surreal McCoys y escribimos unos 50 temas y tocamos a nivel local por Los Angeles… fue en ese período cuando aprendí  todo, a escribir canciones, a grabar y a interpretar. En esos encuentros con Frank y Jen, salíamos, hacíamos contactos…ya sabes, una cosa lleva a la otra, se trataba de salir conocer gente, tuve la suerte de contactar con grandes mentores. Y si, es necesario tener habilidades y talento, pero la suerte aparece cuando estás preparado esperando tu oportunidad. Realmente creo en ello, estoy seguro de ello.

Has compuesto para artistas muy populares como Courtney Love por ejemplo… ¿Cómo es para ti el proceso para componer un tema?
Siempre es diferente. Yo no soy un buen letrista, me gusta trabajar con cantantes que disfruten haciendo sus propias letras. Así con alguien como Courtney por lo general es cuestión de sentarse con una guitarra, tocar un riff o algunos acordes y va a empezar a cantar, quizá yo también lo haga y van apareciendo ideas entre los dos, una cosa lleva a la otra.
Courtney es una letrista muy prolífica, se sienta con una libreta y es capaz de escribir literalmente páginas enteras mientras voy tocando algunos acordes con la acústica, sin darte cuenta sale una canción.
Si estoy escribiendo temas instrumentales, alguna parte del proceso es similar, generalmente estoy solo en el estudio por lo que recae todo sobre mí, voy a experimentar con algunos ritmos de batería, me gusta experimentar sobre un Groove interesante o un loop, te puede llevar a lugares diferentes a donde lo hace la guitarra normalmente. Me gustaría hacer esto con un batería real, creo que será genial.
En estos días estoy componiendo, algo con menos flash y más peso, me estoy haciendo mayor (risas). Me gustán las melodías y los cambios de acordes que invocan estados de ánimo, quiero que la canción lleve al oyente de viaje y por lo general el “menos es más” es una buena fórmula. Estoy escuchando el “High Flying Birds” de Noel Gallagher en este momento, me encanta el álbum, los solos son perfectos, están para apoyar la canción, quiero hacer eso pero en el estilo de guitarra instrumental. Esa es la razón por la que Joe satriani ha tenido una carrera tan larga con este estilo de música instrumental para guitarra, al igual que Jeff Beck… así que a escribir buenas canciones, así de sencillo.

Chris Cornell, Don Henley, Melisa Etheridge… son todos grandes estrellas y diferentes entre sí ¿Cómo te adaptas a ondas tan diferentes?
Supongo que soy afortunado, estuve expuesto a diferentes tipos de rock and roll cuando era joven, así que tengo aprecio por una amplia gama de música. Básicamente soy rockero de corazón. No voy a estar tocando jazz por ahí a corto plazo, pero me gusta una amplia gama de música rock desde Beatles y The Who a Tom Petty, el Hard rock, el punk y el metal. Me encanta AC/DC y puedo escuchar y disfrutar de The Pretenders, Sex Pistols y The Psychedelic Furs también. Así que en los 90 cuando el  grunge mandaba, abracé eso también. Para mí una buena canción es una buena canción y punto. Si estoy en el escenario con Don Henley y el canta Desperado o con Chris Cornell y canta Slaves and Bulldozers, para mí es la misma sensación, estoy en el escenario tocando música de primer nivel mundial.

En el 2011 lanzas tu álbum como líder Guitar Nerd ¿Cómo definirías tú música?
Es un reflejo de mí y de todas mis influencias. No edito lo que hago porque esté de moda o molaba cuando hice el álbum, solo toco desde el corazón y trato de ser honesto. El álbum básicamente es una declaración: “Esto es lo que soy musicalmente”.
Mi amigo Steve Stevens había sacado un disco “Memory Crash” que me inspiró mucho, no solo era velocidad tocando y partes complicadas de guitarra, pensé que quería hacer eso, ser musical y honesto y no preocuparme por equivocarme. ¡Puse la imagen más patética de mí mismo que puede encontrar en la portada! Una vez más el anti-cool, decir no me importa, ese era y soy yo.

En la escuela no era popular, no era el niño más guay, el pelo mal cortado, gafas de culo de vaso y un ojo bizco, sin embargo podía tocar rock tío y aquí estoy escribiendo esto en un tren bala a 200km por hora en Tokio, me dirijo a tocar rock en un estadio a medio mundo de distancia de mi casa, que es donde me ha llevado la guitarra. Si algún chaval “nerd” lee esto que sepa que puede tocar ROCK y cambiarlo todo si quiere. Ser honesto, trabajar duro, ser uno mismo… y la gente se dará cuenta.

Tu canal YouTube muestra un gran número de visitas… ¿Hasta qué punto crees que los social media están cambiando la comunicación público artista?
Para mí ha sido enorme. Me dio la libertad de llegar básicamente a todo el mundo y desarrollar una carrera sin la ayuda de una casa de discos o de lo que sea. Pasé muchos años en bandas intentando conseguir ofertas de discográficas, tratando de impresionar a los ejecutivos de las compañías en los shows… un par de bandas en las que estuve eventualmente consiguieron firmar un contrato y grabar un disco. Estamos hablando que después de un largo periodo de tiempo de trabajo en locales, en estudio, buscando el sonido, haciendo canciones… logras obtener un contrato y luego no eres prioridad para la discográfica porque apoya algo que está de moda temporalmente, y tú con el culo cuadrado de las horas de furgoneta que te has hecho y todo ese trabajo para nada. La gran mayoría de músicos con un contrato discográfico en los 80, 90 ó 2000 nunca llegó a nada, no consiguió abrirse paso. Así que Youtube, el poder  mostrarme en Internet siendo yo mismo y con Guitar Nerd ha sido muy liberador.

Imagina que tienes que hacer un solo en el que solo puedes emplear una técnica de guitarra ¿Con cuál te quedarías?
Bueno, ya sabes que quiero ser lo más melódico posible así que trataría de elegir la melodía más memorable, pero si no puedo hacer vibratos y bendings…

Hablando de técnica ¿Queda algo por hacer, por descubrir en la guitarra eléctrica?
Claro. Te voy a contar una historia, Ed Van Halen es un buen amigo mío, lo admiro y lo respeto muchísimo, él es un innovador manteniéndose siempre muy musical, incluso cuando tocaba con técnicas innovadoras como el tapping o usando el Steinberger Tans Trem para cambiar el vuelo en mitad de un tema. Cada álbum era como una aventura “¿Qué va a hacer ahora?” y siempre al servicio de la canción.
Hace un par de años fui a verlo a su estudio y según salía del coche oigo una guitarra impresionante que viene del estudio, ya sabes, eso que te pone el pelo de punta.
Así que entro, me lo encuentro de pie en la sala de control tocando y sonando por los grandes monitores del estudio. Me asintió con la cabeza y me sonrió y siguió tocando durante unos 15 minutos ¡sonriendo con esa sonrisa que tiene! Tuve mi concierto particular de EVH algo que nunca olvidaré. Lo sorprendente es que es que estaba haciendo cosas que yo nunca le había visto hacer… en un momento dado, sin parar de tocar se inclinó y gritó ¿Has hecho algunas vez slide con armónicos? ¡Estaba tocando armónicos naturales y de alguna manera entre cada ataque de púa hacía slide entre múltiples notas! Yo estaba en plan “No puede ser ¿Cómo hace eso?”. Además montaba en  la EVH Wolfgang el cordal D2H (Drp To Hell) que permite cambiar la sexta cuera a un tono predeterminado por ejemplo de afinación standard a DROP B si quieres o a cualquier nota que elijas.
De todos modos se podría pensar, mola pero no es nada nuevo… excepto claro la forma en la que lo estaba usando, estaba inventando riffs usando el tailpiece deslizándose entre dos afinaciones, sonaba totalmente loco y genial. En todo caso fue una buena visita, muy inspiradora, me quedé pensando: “Sigue siendo el tío que lo hizo y sigue siendo el innovador que siempre fue”.

Cuándo tienes que enfrentarte a un solo –trabajando de sideman- ¿Qué tienes en la mente, la melodía del tema, los cambios…? ¿Cómo creas interés en él?
A menos que sea un solo de blues totalmente improvisado, por lo general me aprendo el solo original del  álbum nota por nota para tener la referencia. Luego depende si el artista con el que estoy trabajando me da alguna orientación de lo que quiere, si pretende cambiar alguna cosa, pero siempre es mejor empezar con lo que se grabó originalmente e ir allí.

¿Puedes hablarnos de tus guitarras? ¿Cuál fue tu primera guitarra?
Una Hondo copia de Stratocaster, la que aparece en la portada de Guitar Nerd, me gustaría conservarla pero acabó hecha polvo en el sótano de un amigo, se quedó allí como un maniquí.
Todavía conservo una guitarra que me dieron alrededor de 1986, una Jackson con Floyd Rose y dos pastillas dobles. En realidad es muy buena guitarra, tiene el mástil con esa magia de los antiguos Charvel.

¿Cuáles son tus principales ahora mismo?
En estudio mi guitarra favorita absoluta es mi Gil Yaron 59 Les Paul réplica, es tan buena que ya ni me importa tener una  Gibson original de finales de los 50, Gil capturó la magia absolutamente. También tengo una gran  Gibson ES335 de 1963 que uso principalmente en estudio, tiene un tonazo, muy distintivo, incluso en Youtube la gente siempre comenta lo bien que suena.

En la gira actual con Tsuyoshi Nagabuchi tengo mi 64 Strat y dos Suhr Strats una Green Classic S  y una Standard con dos humbucker Thornbucker, mis nuevas pastillas signature. Suhr hace guitarras excepcionales con los viejos diseños Fender perfeccionados por completo. También tengo una EVH Wolfgang Custom, una fenomenal Knagss Steve Stevens y una Leo Scala Underdog, esas son mis principales dos guitarras tipo LP en esta gira. También tengo una Gibson DG335 en azul y una Telecaster de 1966 que acabo de comprar hace un par de semanas. Acústicas tengo una Martin D28 a la que acabo de instalar una LR Baggs y una Takamine Glenn Frey, muy buena guitarra.

¿Entonces, vintage o boutique?
Pues entonces a juzgar por mi respuesta anterior, ambas (risas) Debo añadir que se pueden conseguir hoy en día grandes guitarras sin dejarte un brazo y una pierna, la Suhr Pro Series por ejemplo está fenomenal y cuesta menos de 2.000 dólares. He tocado Fender mejicanas muy buenas. Te puedes hacer con un buen equipo sin gastar una fortuna. Dicho esto me encantan las buenas guitarras vintage, se sienten como unos jeans desgastados y  no hay sustituto posible para la atención y el detalle de la fabricación artesana cuando consigues una pieza de boutique de calidad.

Eres usuario tanto de amplificación a válvulas como de sistemas digitales como Axe-Fx II ¿Qué nos puedes contar acerca de ello? ¿Tienes sensaciones muy distintas?
Creo que el Axe FX, Kemper etc. Son herramientas fantásticas, me encantan los  amplis a válvulas y como mueven el aire, un modelador no solo será un emulador, físicamente no va a respirar como válvulas y altavoces moviendo aire.
Pero lo que realmente importa son las canciones y la música, el público en general no se preocupa por tu amplificador o modelador o lo que sea. Los modeladores son herramientas increíblemente poderosas que te pueden ayudar en tu carrera, como cuando hice cinco programas de TV en New York durante dos días con Melissa Etheridge usando el Axe FX. Podíamos ir de concierto en concierto en taxi, con un tiempo mínimo para instalar y desmontar, mi tono era totalmente coherente y tenía todos los efectos necesarios para cada canción, delays exactos etc. Y son de bajo coste si tienes que volar al extranjero. Uso amplis de gira cada vez que puedo básicamente mi Shur PT100 Signature desde 2008. Pero si logísticamente es imposible no tengo reparos en en usar un Axe FX y me gustaría poder probar en vivo un Kemper alguna vez.

¿Qué podemos encontrar en tu pedalboard?
La diseñé para que tuviera la mayor versatilidad con todo tipo de amplis. Hay una red de patches en una cara que permite recorrer todos los efectos del panel de un ampli o del loop de efectos. Tiene una caja midi A/B de RJM que puedo patchear también y puedo usarla como caja A/B para conexionar dos amplis o usarla para enviar la señal eléctrica a un lado y la acústica por el otro, así que es muy versátil.
Empleo el Musicomlab MKIV loop swticher como pieza central de la pedalera. Muchos de mis pedales están en loop a través de la MKIV. Actualmente llevo un limitador  Keeley GC2 en Loop 1, un Boss MO-2 en Loop 2 y un Strymon Mobius en Loop 3. Hay un Mxr Phase 90 en Loop 4 y un Bondi SickAs overdrive en Loop 5. En Loop 6 una distorsión Vemuram Rage-E y en Loop 7 un overdrive clarito tipo tweed, el Vemuram  Jan Ray y en el Loop 8 hay un boost Rockett MAX. Los otros pedales no están en el loop, mi delay principal es un Strymon Timeline y dos Eventide H9 que utilizo para reverb y algo de delay. Es una pedalera bastante grande pero me cabe en el coche y puedo llevarla yo mismo así que no es demasiado loco…

Estás de gira por Japón ahora mismo con Tsuyoshi Nagabuchi ¿Cómo está yendo?
Fantástico, básicamente estamos viviendo en Japón que es una gran experiencia cultural, musical, de todo. Puede ser difícil estar lejos de la familia y los seres queridos, no dormir en tu cama durante tanto tiempo pero es la vida que he elegido. Trato de traer a mi familia aquí tanto como es posible. Los conciertos en si son divertidos y desafiantes, con mucha energía. Esto es rock arena, vieja escuela, y tocamos a tope hasta para los del final de la fila con toneladas de energía y el corazón puesto en ello. Tsuyoshi es increíble pura energía, tiene 58 años y parece que tenga 30, una resistencia física increíble.

Por último ¿Cuáles son tus planes a corto plazo?
Voy a estar en Japón hasta agosto, preparamos un gran concierto para el 22 de agosto donde esperamos meter 100.000 personas en la base del monte Fuji, viene gente de Japón, así que es muy emocionante y requiere mucha preparación. Para finales de año espero tener en la calle un nuevo disco en solitario completo, ya han pasado cuatro años desde Guitar Nerd, es… ¡demasiado tiempo!
A principios de este año publiqué dos singles Clean To Scream y To Live And Die In Nashville, pero quiero hacer un disco completo. También quiero encontrar tiempo para realizar algunas demos de pedales y  sacar algunas lecciones en video también. ¡Eso es todo!
Muchas gracias a todos los lectores por su interés y apoyo, es un honor y les deseo que vaya todo bien. Por favor visitar www.Peterthorn.com y Facebook.com/guitarnerd si queréis más información sobre mí.

José Manuel López

 

0 comentarios en Pete Thorn
Deja tu comentario