Revista de Guitarras

Ray Gomez

Ray Gomez
Salto a EEUU, y a su llegada ya le piden que toque con John Lennon. Durante varios años comparte escenarios y grabaciones con todas las figuras del fussion y el jazz-rock, donde destaca por encima de todo su participación en “School Days” de Stanley Clarke un disco mítico en este tipo de música. Graba su albúm en solitario “Volume” con un gran éxito de crítica, que no se traduce en ventas por mala promoción.
Ha conocido lo mejor y lo peor de la industria musical, la nómina de colaboraciones en su haber es inmensa: Aretha Franklin, Narada Michael Walden, Chaka Khan, Dennis Chambers, George Duke…por citar alguno de ellos, ha grabado videos didácticos, gira habitualmente por Europa en los noventa y produce y compone jingles.
Cutaway Guitar Magazine ha tenido el “Honor” (nombre de su próximo trabajo en solitario) de charlar con Ray Gomez, todo un personaje.

Ray, ¿cómo fueron tus inicios? ¿cuando te diste cuenta que lo tuyo iba a ser la guitarra, la música?
R: Bueno, en realidad la primera imagen que tengo es de cuando vivíamos en Argelia, en el 64 o antes, cuando los Beatles. El momento decisivo, de comprometerme, fue un día en casa en que me vi con una guitarra española de mi hermano delante de un espejo que teníamos al final de un pasillo, me dije: “esto es, este es el rollo”, me gustó la imagen que vi y lo que significaba.

¿Los Beatles cambiaron la vida a la gente entonces?
R: Cambiaron la mía mucho, yo empecé con el piano y veíamos por la tv a gente como Ray Charles, Los Platters…a mis padres les gustaba Bill Haley (la música que hacen los Stray Cats) en realidad es boogie, “Guitar Boogie” de Arthur Smith es la primera canción que aprendí a la guitarra después de las típicas de acordes. También algún disco de Les Paul de mi hermano. En realidad el origen es el rock and roll y el blues y después los ingleses, Los Beatles por la razón obvia de que triunfaron, dieron más motivación a todo el mundo.

¿Tú llegaste a tocar con John Lennon, verdad? ¿Cómo era?
R: Fantástico, muy humilde, gracioso, sarcástico. Trabajé con él el día después de llegar a Nueva York. Carmine Appice, que me trajo de Londres, me llevó al Record Plant y allí Jimmy Lovine (luego productor de B. Springsteen, Stevie Nicks, Tom Petty…) me preguntó: ¿te quieres tocar una sesión con John Lennon mañana? Casi no dormí aquella noche, tocar con un héroe auténtico, más que un guitarheroe, es una figura mundial con mensaje, alguien mágico, lo pasé fantástico.

¿Con quién te has sentido mejor tocando, con que onda?
R: Pues Narada Michael Walden, el principio con Stanley Clarke o Lenny White…aunque por sus aspiraciones y las alturas musicales a las que quería llegar, Narada Michael Walden sabía lo profundo que podía llegar a tocar y me lo pedía. El disco Garden of Love Light, donde también están Jeff Beck y Carlos Santana es de los favoritos de la guitarra de fusión.
En realidad la fusión empezó con Miles Davis, Mahavishnu, RTF, pero luego con S. Clarke o Billy Cobham con su álbum Spectrum, ahí dio el golpe fuerte, aunque el concepto fusión ya estaba empezado con Cream, Soft Machine, etc.

¿Narada era sobre todo batería en aquellos tiempos…?
R: Era batería, también escribió muchos temas. Recuerdo que íbamos en el coche y me ponía Wired antes de que saliese, el escribió muchos temas para ese disco. Ahí es cuando firmó con Atlantic. Años después empezó a producir artistas como Aretha Franklin, Whitney Houston…eso le llevó a conseguir un Grammy como productor en los 80.
Hicimos una maqueta con David Sancious, que había estado en la E Street Band de Springsteen, con Clapton, con Santana, tocaba guitarra y teclados muy bien, la llevó a Atlantic y le dijeron que firmaban con la condición de que yo tocara la guitarra y ese fue el inicio con Atlantic.
Narada dijo: “Después de tocar con McLaughlin y Jimi ya no está, menos mal que dios me mandó a Ray.”