Revista de Guitarras

Soundblox by Source Audio

La serie de pedales Sounblox by Source Audio llevan algo más de un año en el mercado. Hemos tenido la oportunidad de probar casi todo el catálogo y no podemos dejar de contaros nuestras impresiones.

En primer lugar, hay que dejar patente que Source Audio es una empresa cen­trada en el ámbito del procesado digital. Siempre que hablamos de efectos digitales, existe una especie de desconfianza del usua­rio, basada principalmente en la fama (mala fama, más concretamente) de las antiguas pe­daleras digitales. Nosotros no tenemos ningún prejuicio frente a la dualidad analógico/digital, sino que centramos nuestro criterio en pro­ductos bien hechos frente a malos productos. Hoy en día, el procesado digital de sonido (DSP) no es, ni mucho menos, sinónimo de baja cali­dad. La gente de Source Audio lo confirma con esta serie de pedales.

2

En la propia web del fabricante podéis encon­trar algún artículo muy interesante en el que profundizan en el porqué del empleo del DSP (disciplina en la que, sin duda, son especialis­tas y cuentan con una vasta experiencia) y en las ventajas e inconvenientes que esto produce. También nos hablan acerca de la tecnología pro­pia en la que está basada esta serie de efectos, el chip SA601 desarrollado por la propia compa­ñía y fabricado en exclusiva para ellos por Ana­log Devices Inc.

Una de las grandes ventajas del mundo digital frente al analógico es la potencia a la hora de flexibilizar los controles de los que vamos a dis­poner. En general, si hablamos de efectos analó­gicos, controlaremos las funciones de un efecto con una resistencia variable (potenciómetro) lo que, queramos o no, limita el rango de trabajo. En el diseño digital estas fronteras se amplían y conseguimos rangos de trabajo mucho más am­plios, con lo que las posibilidades de ajuste de controles suelen ser mayores. Esta versatilidad la podemos comprobar en los dos efectos que vamos a analizar más a fondo en este número. El Tri Mod Wah y el Tri Mod Phaser.

Lo primero que nos llama la atención en el Tri Mod Wah es que, para ser un wah-wah, no dispo­ne de superficie móvil, es decir, no vamos a tener que mover nuestro pie para variar la frecuencia de respuesta. ¿Qué significa esto? Bueno, aquí es donde convergen la versatilidad que comen­tábamos que proporciona el control digital con el ingenio de los diseñadores de Source Audio. Para controlar el efecto, disponemos de un accesorio denominado Hot Hand y que es un sensor de movimiento que se conecta de manera remota (inalámbrica) al pedal. De esta forma, el efecto responderá a los movimientos de nuestra mano de la misma forma que estamos acostumbrados a hacerlo con el pie. Esta herramienta amplia claramente los límites de expresión del efecto y permite llegar a oscilaciones imposibles de efec­tuar con un wah-wah tradicional.

4

En lo que respecta a los controles del efecto, disponemos de 11 distintos tipos de sonidos de wah distintos, entre los que encontramos classic wah, filtros pasa bajos o filtros complejos, prepa­rados para interactuar con el Hot Hand. Además del selector de modo, disponemos de 3 controles independientes para matizar el resultado final. Así, el control de “Frecuency” nos permite centrar la frecuencia en la que se va a producir el barrido del wah-wah, ampliando el rango de trabajo de forma que el pedal puede emplearse tanto con guitarra, bajo o teclado. El control de “Depth” es un control dual que nos permite hacer trabajar al pedal en dos modos distintos. Hacia la izquierda, en modo “envelope” (filtro de envolvente), la in­tensidad del efecto estará marcada por la intensi­dad con la que ataquemos las cuerdas, tanto más profundo cuanto mayor sea el ataque. Hacia la derecha, trabajamos en modo “LFO” (oscilador), con lo que el barrido del pedal estará modulado por un oscilador, cuya velocidad podremos variar con el tercer control, “Speed”. Cuendo estemos en el modo “envelope”, controlaremos el ataque y el tiempo de respuesta del filtro, mientras que cuando empleemos el Hot Hand, este modulare­mos la respuesta del sensor de movimiento.

3

En líneas generales, es un pedal tan completo y con tantas posibilidades, que es difícil comen­tar por escrito todas las opciones disponibles. En nuestra opinión, estamos ante una herramienta muy potente, con unas prestaciones amplísimas y muy inspirador. Puede requerir de un tiempo de aprendizaje, ya que el empleo del Hot Hand supone una reinvención del concepto de wah, pero las posibilidades que nos brinda el efecto bien merece la pena. Abstenerse puristas.

 

En el Tri Mod Phaser nos vamos a encontrar con los mismos controles que en el wah-wah (“Frecuency”, “Depth” y “Speed”) y también con 11 modos distintos de sonidos preconfigu­rados. Son demasiados modos y demasiadas combinaciones como para explicarlas en pro­fundidad, pero podemos encontrarnos desde sonidos clásicos, con suaves oscilaciones, has­ta tonos extremadamente bizarros. Todo esto, unido a la posibilidad de controlar la velocidad de la oscilación del phaser con un simple movi­miento de mano mediante el Hot Hand, lo con­vierte en un efecto extremadamente adictivo. Aquí podéis visualizar algunos settings y ver la interesante respuesta frente al Hot Hand.

David Vie
Demos grabadas por: Jordi Soriano

0 comentarios en Soundblox by Source Audio
Deja tu comentario