Revista de Guitarras

T-Rex Gull Wah

Por nuestro banco de pruebas ha pasado el nuevo wah-wah de T-Rex. Sonido clásico, diseño moderno y un sinfín de funcionalidades. ¡Buen trabajo!

Parece que a la hora de diseñar el circui­to y seleccionar las funcionalidades de las que dispondría el pedal, los ingenie­ros de T-Rex han escuchado las sugerencias de distintos guitarristas, ya que este wah-wah ofrece casi todas las opciones que se nos ocu­rren a la hora de modificar o mejorar un wah-wah standard. Simplemente observando como han colocado las patas de goma sobre tornillos independientes, permitiendo su eliminación para poder sujetarlo sobre cualquier pedalera, nos damos cuenta del nivel de detalle del que estamos hablando.

En cuanto a sonido, que es lo que realmente nos interesa, podemos decir que han dado en el clavo. El efecto dispone de un switch de tres posiciones con el que podemos seleccionar tres tipos de sonidos distintos. El tipo 1 nos ofrece un sonido clásico, con un tono relativamente delgado y afilado. Básicamente, lo que todos es­peramos de un wah. El tipo 2, que según T-Rex ha sido diseñado para ser empleado sobre so­nidos saturados, tiene un grano más marcado y un carácter menos vocal. Efectivamente, ofrece un sonido muy definido al trabajar sobre el canal saturado del amplificador, una de las típicas ca­rencias de los wah´s clásicos. El tipo 3 (yoy-yoy) introduce un filtro dual que le confiere un tono único. El tono global se ve enriquecido, especial­mente al barrer en las frecuencias agudas.

Además de permitirnos seleccionar entre tres sonidos de partida, el Gull dispone de dos con­troles adicionales que le confieren una versati­lidad aún mayor. Un control de “Slope” que nos permite centrar el rango del barrido del wah-wah, y un control de “Boost” que incremente el nivel de salida del efecto. Especialmente útil cuando queremos emplear el wah para solear, ya que nos ahorra activar un pedal adicional. Como comentábamos al principio, parece que los ingenieros de T-Rex se han preocupado en indagar en las necesidades de los guitarristas.

2

Otro de los secretos del Gull es un control denominado HotSpot, situado en el frontal, junto a los conectores In/Out. Al activar este botón, disminuimos el rango de recorrido del circuito, permitiendo que “notemos” el efecto en todo el recorrido del pie. Digamos que eli­minamos el clásico problema que hace que sólo notemos el “wah” en un punto muy res­tringido del recorrido del pie. Interesante para poder ajustar la respuesta del pedal a nuestras costumbres a la hora de ejecutar.

Uno de los puntos curiosos es que el wah no emplea un potenciómetro para mover la fre­cuencia del efecto, sino que han implementado un sistema basado en imanes. De esa forma, previenen los típicos problemas de suciedad en el potenciómetro, causante de chasquidos y ruidos cuando el efecto tiene unos cuantos años o demasiadas horas de uso.

Para terminar, queremos hacer hincapié en el precioso acabado del pedal, inspirado en un modelo automovilístico clásico, que le confiere un look extremadamente atractivo. En definitiva, una alternativa muy interesante si estás pensan­do en adquirir un nuevo wah. Te ofrece el sonido que esperarías obtener de un modelo clásico, saltándote varias de las carencias más impor­tantes de éstos. Una vez más, se confirma que cuando los ingenieros que desarrollan productos musicales escuchan las inquietudes de los usua­rios, el producto final sale reforzado. Este caso es un buen ejemplo. Let´s get funky!!!

David Vie

0 comentarios en T-Rex Gull Wah
Deja tu comentario