Revista de Guitarras

T-Rex Mean Machine y Octavia

Parece que los daneses de T. Rex no se cansan de ofrecer nuevos modelos de pedales y eso no deja de ser una buena opción para todos los que buscamos enriquecer nuestro sonido con diferentes propuestas sonoras. En este número vamos a repasar dos de sus últimas aportaciones al universo de los efectos para guitarra.

Mean Machine

A pesar de contar con una gran cantidad de modelos de overdrive/distorsión en su catálogo, los ingenieros de la compañía no dejan de buscar nuevas opciones que permiten ampliar la paleta de sonidos al alcance de nuestros pies. En su web, ellos mismos justifican esta variedad en un concepto muy sencillo y, todo hay que decirlo, bastante acertado… ningún pedal puede capturar todas las posibilidades cuando hablamos de niveles, texturas y rangos de distorsión. Pensando en que no todo está inventado, lo que nos ofrecen es un pedal de distorsión que no se queda a medias. Distorsión desde el valor mínimo del pote de Drive.

Octavius-LEFT-WR

Generalmente, las distorsiones de alta ganancia en formato pedal suelen pecar de falta de cuerpo y un tono tirando a agudo. Con el Mean Machine, parece que han dado con la tecla correcta a la hora de replicar el tono y el grano que ofrece un amplificador “pasado de vueltas”. Nos encontramos con unos controles simples (Drive, Level y Tone, este último en formato mini) y en formato doble, de forma que podemos elegir entre dos configuraciones distintas del mismo pedal con un simple golpe de pie. No se trata de dos circuitos en cadena, que se puedan sumar, sino que al activar cada uno de los canales disponibles desactivamos el otro. Una opción práctica para no tener que estar bailando sobre el pedal para activar/desactivar simultáneamente cada uno de los canales.

Los controles no tienen ningún misterio, el Level controla el nivel de salida del efecto, el Drive la cantidad de distorsión (no esperéis un overdrive calentito al trabajar a bajos niveles) y el Tone regula la respuesta tonal del circuito que tiene, en general, una gran respuesta en graves para poder conseguir esa contundencia típica que buscamos al emplear altos niveles de ganancia.

Octavia

Como su nombre indica, nos encontramos frente a un octavador que nos genera una nota bien una octava por arriba o por abajo de la nota que estamos tocando. La principal gracia es que podemos regular la presencia de cada una de estas notas con un control independiente, de forma que podemos tener sólo la octava grave o sólo la octava aguda, junto con las mezclas de ambas. Si no estás acostumbrado a usar un octavador, es probable que las demos que escuches no te digan nada… sin embargo, si afinamos el oído escucharemos como muchos de los sonidos que se pueden obtener de este tipo de efectos son reconocibles en muchos temas que siempre te han gustado por tener un sonido un tanto peculiar.

Centrándonos en la parte técnica, el pedal consta de cuatro controles. Los tres principales son el nivel de la octava grave (Lo Oct) el nivel de la octava aguda (High Oct) y el nivel de mezcla entre nuestra señal y las octavas generadas por el efecto (Master Mix). Con estos tres potenciómetros podremos regular la presencia del efecto en el sonido final y la influencia de cada una de las octavas. Independientemente del octavador, el pedal dispone de un boost, controlable a través de un potenciómetro, que nos permite incrementar la salida global del efecto. Esta opción, que siempre es una herramienta adicional, parece pensada para dar un paso adelante en lo que a nivel de salida se refiere a la hora de hacer un solo. Bastante práctico.

Octavius-BACK

Las notas generadas por el efecto suenan verosímiles, ya que uno de los problemas en este tipo de circuitos es la pérdida de la naturalidad del sonido. Sin embargo, cuando aumentamos el nivel del Master Mix y eliminamos la nota “original” frente a las octavas generadas, nos acercamos a un tono más artificial. Esto no es un defecto –además de que es inevitable- ya que permite la obtención de sonidos distintos, llamativos y algo estrambóticos, una de las gracias de este tipo de pedales.

En resumen, una buena elección si estás buscando una herramienta con la que darle algo de color y un toque distinto tanto a tus solos como a tus líneas de acompañamiento.

David Vie

0 comentarios en T-Rex Mean Machine y Octavia
Deja tu comentario