Revista de Guitarras

Teoría del ajuste de guitarras IV

En los capítulos anteriores, hemos estudiado el comportamiento de la torsión del mástil y cómo está afecta a la altura de las cuerdas y el trasteo. Llegados a éste punto podemos continuar con unos principios que probablemente ya conocías, la correlación entre altura de cuerdas en el puente y el trasteo.

En este artículo estudiaremos los factores que afectan a esa altura, el más importante es el radio del diapasón, y la manera objetiva y precisa de medir la altura de las cuerdas.

El radio del diapasón

A excepción de las guitarras españolas, cuyo diapasón es plano, todas las guitarras acústicas o eléctricas presentan curvatura (transversal) en su diapasón. La curvatura del diapasón se mide por el radio del mismo. Los diapasones más curvos tienen un radio pequeño y los más rectos un radio más amplio. El radio se acostumbra a medir en pulgadas

Los radios más habituales son:
7y ¼: Habitual para las fender tipo vintage.
9 y ½: Fender modernas.
12: Gibson.
16: Ibanez, Jackson y demás guitarras de estilo heavy.

El radio del diapasón tiene ventajas e inconvenientes. De esta manera, los muy curvos (7 y1/4 por ejemplo) son muy cómodos para hacer acordes con cejilla, pero tienen un inconveniente: si se hace un bending en las cuerdas 1º y 2º entre los trastes 12 y 17, tienen una tendencia a ahogar la nota. Este inconveniente se produce porque al hacer el bending, variamos la geometría de la altura de la cuerda respecto a los trastes. Los diapasones muy curvos requieren por tanto un poco más de altura de cuerdas en la 1º y 2º cuerdas que los que tienen un radio más plano.

Los diapasones muy planos (16 pulgadas) tienen la ventaja de que permiten bajar la altura de las cuerdas 1º y 2º mucho más que en lo curvos sin que se ahogue la nota al hacer el bending. En contrapartida, su tacto para hacer acordes y cejillas es un poco más duro para algunos gustos.
El radio del diapasón es una decisión del fabricante de la guitarra y cada guitarrista se sentirá más cómodo con uno u otro dependiendo de su gusto. No hay un radio mejor que otro, sino sólo una elección que el guitarrista debe hacer.

Todos estos mástiles se caracterizan por tener un radio constante a lo largo de toda su extensión. Se podría decir que son la sección de un cilindro.
Existe otra categoría de mástiles llamada ”compound” o de radio compuesto en los que el diapasón no es la sección de un cilindro como los anteriores, sino que se trata de la sección de un cono. De esta manera, en la parte del diapasón que está cerca de la cejuela, el radio puede ser de 12 pulgadas, y en el final del diapasón, el radio puede ser de 16 pulgadas. El radio compuesto se ideó con la finalidad de tener las ventajas de los radios muy curvos en los primeros trastes y las ventajas de los radios más planos en los trastes superiores (no ahogan los “bendings”). En mi opinión, son una saludable alternativa a los tradicionales, aunque ni son la “panacea” como algunos predican, ni unos monstruos dificilísimos de nivelar como otros detractan. Desarrollaremos esta idea en futuras entregas para no desviarnos ahora de la materia que nos ocupa.

Conocer el radio del diapasón de la guitarra es de vital importancia para ajustar correctamente la altura de las cuerdas en el puente. El radio influye en la altura que cada cuerda debe tener en el puente. Para calcular el radio podemos coger una regla, practicarle unos agujeros y realizar radios sobre una cartulina. Recortando nuestros dibujos, podemos tener una idea del radio de nuestra guitarra, que mediremos con las cuerdas quitadas. Esta plantilla nos servirá posteriormente para comprobar la altura de las cuerdas y verificar que el radio de nuestro ajuste es similar al radio del diapasón.

t1

La altura de las cuerdas la mediremos respecto al traste 12 de la guitarra, colocando una cejilla en el primer traste para que la altura de la cejuela (que trataremos en futuras entregas) no desvirtúe nuestras medidas. Cuando empecemos con la práctica de los ajustes, las medidas de altura las daré en milímetros.

Las cuerdas deben acomodarse al radio del diapasón, y por tanto, es habitual comprobar que en el puente, la altura de cada cuerda es correlativa aproximadamente al radio. En la foto 1 se comprueba que las cuerdas se acomodan al radio del diapasón con una plantilla de bronce similar a la de papel que hemos creado con la regla.
Como ya estudiamos con anterioridad, las cuerdas graves necesitan de más altura que las agudas porque su elipse es mayor. Por lo tanto es habitual darles un poco más de espacio hasta el traste.
t2

En los próximos capítulos por fin nos pondremos en la práctica de los ajustes. Espero que la parte teórica estudiada en estas cuatro entregas no haya sido demasiado espesa, pero todos estos conocimientos harán más fácil toda nuestra labor y saber dar solución a problemas que antes eran inexplicables.

Juan Brieva

0 comentarios en Teoría del ajuste de guitarras IV
Deja tu comentario