Revista de Guitarras

Tommy Emmanuel

Tommy Emmanuel es una de esas personas que no te dejan indiferente, no sólo en cuestiones musicales, sino como individuo. Cómico en todo momento y totalmente entregado a la causa, nos abrió afablemente la puerta de su camerino mientras un equipo de televisión holandés grababa la entrevista como corte para su nuevo DVD.

Genio a las cuerdas y bromista donde los haya, Tommy muestra noche a noche que es probablemente el mejor artista instrumental del panorama mundial.

Para los que no conozcan tu andadura ¿Cuando y por qué te sentiste atraído por la música en un principio?
Esa es una pregunta interesante porque fue mi madre quien tocaba la guitarra en casa. Mis padres solían poner música en el tocadiscos y según dicen yo no podía dormir si no había música sonando, así que siempre estuve interesado en la música. De hecho, mis primeras palabras fueron: “¡Dale la vuelta!” (en referencia al vinilo), ¡¡mi madre puede testificarlo!! (risas).

¿Tomaste algún tipo de lecciones a la hora de comenzar a tocar?

Lo intenté. Mi hermano Phil fue mi profesor en todo durante los primeros años de mi vida ya que es un poco mayor que yo. Simplemente por eso, su oído y su conocimiento en general estaban más desarrollados que el mío, por lo tanto, cualquier cosa que mi hermano aprendiese él me lo transmitía. Es una persona genuina y generosa y yo sólo intentaba captar todo lo que hacía. Cuando éramos niños, mi rol era rítmico, eso incluía también el bajo.

DSCF3934

Por aquel entonces ni siquiera lo pensaba, ya que cuando eres joven lo único que quieres es realizar el show para luego poder ir a jugar y hacer cosas de niños. Debido a ello, esos conocimientos los gané de manera natural y todo lo que se me ponía en la mente era capaz de conseguirlo. Era consciente de que había gente mejor que yo, pero aparté ese sentimiento hacia un lado para aprender lo máximo posible de esas mismas personas.

No es la típica vida que llevaría un niño a esa edad…
He sido profesional toda mi vida. Comencé a tocar a los 4 años y a los 6 ya estábamos viajando y en shows de la televisión intentando mantener el grupo para ganarnos el pan.

¡Todos los hermanos estabais en el ajo!
Sí, éramos mis dos hermanos, mi hermana y yo. Eso es lo que siempre he hecho, pero lo que estoy haciendo ahora, viajar por el mundo dando conciertos, es lo que me veía haciendo hace 30 años. A este mundo es al que pertenezco. Creo que es muy importante tener eso en la cabeza, el saber quién eres, a dónde vas y a qué lugar perteneces. Cuando estaba tocando en bares horribles sabía que ese no era mi sitio, tenía que conseguir llegar a los grandes escenarios que es donde pertenezco. Era importante pensar: ¿Cómo llego hasta ahí? Debía tener un buen repertorio para poder conseguir un buen show atrayente para el público. Fue muy duro ya que los artistas instrumentales están siempre al fondo del autobús por así decirlo, y los “popstars” y cantantes están delante. De todas maneras nunca me sentí restringido por el hecho de ser guitarrista, pensaba que eso es lo que hacía y a alguien le podría gustar. Era consciente de que cuando tocaba, algo bueno le llegaba a la gente, esa era mi razón para estar allí.
3
Ahora se te reconoce más por ser un artista acústico, ¿Hubo alguna razón en concreto para apartarte un poco del sonido eléctrico?
Bueno, siempre he tocado acústica y eléctrica, me gustan las dos por igual. Sigo tocando la eléctrica aunque un poco menos. En 2011 haré un tour que durará 3 meses con un set eléctrico y acústico con mi banda de Australia.

Has tocado varias veces con orquestas a lo largo de los años, ¿Cómo llegas a inmiscuirte en proyectos de semejante envergadura?
No sé leer ni escribir música, así que me tuve que buscar un arreglista, Sean O’Boyle, que hace las veces de director para la orquesta. Consigue plasmar mis ideas perfectamente. Sean viene y dirige la orquesta cuando ensayamos y muchas veces ni le miro, solo toco y la orquesta me acompaña. Yo estoy más preocupado por entretener al público. Aprendí desde muy joven que subir al escenario supone entretener al personal, ser visto como músico es algo completamente diferente. Yo toco la guitarra, pero soy un artista que entretiene por encima de todo.

Veamos como conectas tu guitarra en directo. Lógicamente, la conectas por el input para pegarte esos bailes en directo…
¡¡Correcto!! Me encanta moverme (risas). Una parte del show ahora es desconectarme y tocar completamente acústico por un breve espacio de tiempo. Para el resto del show me gusta la dinámica de enchufar por el input, darle al micro a tope para sacar el sonido de la caja y acabar con la pastilla. Mi set-up es muy simple. Consta de una Reverb Alesis MidiVerbII de finales de los 80, tecnología antigua pero genial. Aunque normalmente lo controlo por el volumen, si quiero más reverb lo puedo controlar desde el escenario. La meto por el “In” de la derecha al “Out” de la derecha y de ahí al D.I. para conseguir la señal directa desde la guitarra a través de la reverb. Desde ahí salgo por la parte izquierda de la MidiVerb hasta el ampli de AER y de la salida del ampli voy a una segunda D.I. Tenemos dos señales pero no las separamos a derecha e izquierda sino que las dirigimos al centro y las metemos en fase. De esta manera, todas las frecuencias que se consiguen de la señal directa las añado a las frecuencias del ampli y así puedo cubrir todo el rango frecuencial.

…eso de enchufar el D.I. y punto…

¡¡No, no!! (risas)

2

Muchos artistas se dejan llevar por el G.A.S. (Gear Acquisition Syndrome) cuando se lo pueden permitir ¿Eres uno de esos?
Hombre, tengo unas cuantas guitarras pero no diría cientos. Regalo más de las que mantengo. Tengo unas cuantas a las que les tengo bastante aprecio en mi casa de Nashville, como una Gibson Kalamazoo de los años 30 y alguna otra a la que le tengo estima, pero puedo vivir sin ellas. No siento que me moriría si las pierdo, sólo conseguiría otras.

¿Qué opinas sobre la nueva escena de guitarristas acústicos contemporáneos con todos esos tappings, percusión, afinaciones alternativas…?

Me parece bien siempre y cuando hagan buena música. Muchos de ellos sólo tocan grooves y a la gente le gusta escuchar eso, pero tienes que tocar algo que les llegue al corazón, eso es en lo que estoy interesado. Ni siquiera he empezado a aprender como hacer todas esas cosas como Andy McKee o la escuela de Michael Hedges. Ni me he molestado en ir por ese camino, yo ya tengo el mío, aunque Hedges es uno de mis favoritos. A la gente no le gusta esperar a que afines en directo.
1
¿Practicas mucho para no perder la forma?
¡Oh, sí! todo el tiempo… Si tengo dos días libres y no toco nada me siento mal. Especialmente si tengo concierto, para calentar toco todo el día.

¿Qué opinas sobre la música española?

Compañero… me encanta el flamenco. Nunca he podido tocar así pero me encanta Paco. También el estilo clásico a lo John Williams del que hay muchísimos y muy buenos guitarristas ahora mismo. No puedo tocar así pero escucho de todo, como Django Reinhardt que es mi favorito desde siempre, si tuviera que escoger a uno seria él. También Chet Atkins, Merle Travis y Jerry Reed que es el tipo de música que yo hago, pero intento escuchar de todo. Suelo escuchar a cantantes y songwriters, canciones que me muevan.
(En ese momento irrumpe el road manager en la habitación y apremia a Tommy para cumplir con su Meet & Greet con los fans, así que varias preguntas se han de quedar en el tintero…)

Pues parece que ya estamos, Tommy.
Muchas gracias. Aprecio el tiempo que te has tomado… ¡Hasta luego, amigo! (en un perfecto castellano).

Agus González-Lancharro

0 comentarios en Tommy Emmanuel
Deja tu comentario