Revista de Guitarras

VOX SSC 33

Todos somos conocedores de lo que significa VOX como marca en el mundo de la amplificación, la marca original de Tom Jennings es un referente en ese sentido, sin embargo nos cuesta aceptar su presencia en el mundo de la guitarra a pesar de estar en él desde finales de 1959 con su “VOX solid body”, el primer modelo fabricado por la empresa con opciones de una o dos pastillas y que era bastante similar a las Guyatone de la época en su aspecto.

Un año después, el surtido ofrecido ya constaba de cinco modelos, Ace, Duo­tone, Soloist, Clubman, y Stroller a los que se suman la Consort y la Escort, además de un par de modelos de bajos, todo ellos con aspecto que refería inevitablemente a Fender.

Jennings decide al año siguiente que las gui­tarras VOX deberían tener su propia forma que las identificara, esto les lleva a diseñar The Fantom, una guitarra de cuerpo con forma trapezoidal y pala “ahuevada” cuya imagen se convirtió en muy popular durante los 60s. Gui­tarras construidas desde el inicio por VOX con cuerpo de pino, pastillas con cubiertas metáli­cas y dispositivo de trémolo original. Más tarde será reciclada en MarK II siendo muy exitosa entre artistas de la época, llegando a ser usada por Dave Clark de Hollies o el propio George Harrison en su versión de 12 cuerdas. Para entonces el catálogo ya constaba de 17 mode­los. Brian Jones de los Rolling Stones usaba la Mark III a la que se asoció su imagen. Tal vez esta fue su etapa dorada, pasando pos­teriormente en los primeros 70s a ser fabri­cadas en Italia sin tener un buen resultado en ventas. Prácticamente ausentes del mercado regresan con la serie Virage en 2008 y con las 33 y 55 Series en 2010. El modelo SSC pertene­ciente a la serie 33 es el que vamos a analizar en este número de Cutaway.

1

Construccion, pala, mástil

La guitarra en cuestión es una singlecut de construcción encolada y con claras reminis­cencias a Les Paul en cuanto a diseño y maderas de base. Está fabricada en Indonesia con maderas locales aplicando los parámetros para CNC conseguidos en su taller de diseño en San Francisco USA, ga­rantizando así el estándar de cali­dad en la construcción a un precio asequible. Es ligera y no cabe­cea cuando te la cuelgas para tocar de pie.

La pala esta acabada en negro brillante, sobria, tiene el logo de la marca en madre­perla, la placa que cubre el ac­ceso al alma es de forma ovoide y va atornillada. Las clavijas de afina­ción se encuentran tres en cada lado, son modelo Vox Super Smooth con forma de “ola” y el metal usado está como raspado, dándole una textura diferente y un aspecto sin brillo. En la parte trasera se ve estampado el número de serie y el lugar de origen de la guitarra. Una cejuela en tusq de color blanco habilita la se­paración entre cuerdas.

El mástil al igual que el cuerpo es de caoba, su perfil es en forma de “C”, cómodo, está te­ñido en un color naranja oscuro, en su unión con el cuerpo -que se da en el traste 17 en la parte superior- hay un rebaje que acomoda la mano al tocar en las zonas más altas del mis­mo llegando sin dificultad hasta el traste 22. Sobre el mástil el diapasón de palorrosa con los marcadores de posición en los lugares ha­bituales, siendo estos tipo “dot”. Los trastes son Medium Jumbo que permiten cualquier tipo de técnica moderna o bending a la hora de ejecutar, su acabado en los bordes y alinea­mientos son correctos, un trabajo pulcro.

Cuerpo y electrónica

Ya hemos comentado que el cuerpo es de caoba y la forma es tipo Les Paul aunque con el cutaway en la parte inferior más pronuncia­do. De la misma manera que hay un rebaje en la parte superior de todo el cuerpo para facilitar la ergonomía y conseguir hacerlo más cómodo. Sobre el cuerpo hay una tapa carved de madera de arce, con el veteado curiosamente en sentido paralelo al mástil y no perpendicular como en una Gibson Les Paul. Es gruesa, más que el bin­ding color crema que recorre su perfil. El aca­bado transparente “Tea Burst” deja ver la bonita veta de la madera, dotando a la guitarra de un aspecto muy atractivo. En la parte posterior se ve una tapa de plástico negro que cubre la ca­vidad donde viene alojada la electrónica de esta 33. El hueco está apantallado, el cableado orde­nado y monta potenciómetros Alpha, correcto.

En referencia a la electrónica la guitarra incorpora dos pastillas Vox CoAxe, que dan la opción de proveerse con diferentes tipos de so­nido. Constan de un bobinado fornido tipo P-90 y otro extra en el exterior de otros dos imanes externos y que se encuentra fuera del campo magnético de la pastilla principal. Esto con el switch que lo controla, puede poner la guita­rra en P-90 o en humbucker. Encontramos otro switch para seleccionar las pastillas y dos potenciómetros uno para volumen y otro para tono. La entrada de jack se encuentra ubicada en el lateral de la guitarra.

La SSC-33 monta un puente MaxConnect de aluminio donde se anclan las cuerdas y se ajustan en su afinación a través de seis selle­tas. Sobrio y eficaz.

iHjH8

Sonido y conclusiones

La guitarra desenchufada ya goza de una buena resonancia -propia de las maderas empleadas y del tipo de construcción- cuan­do la conectamos. Las pastillas CoAxe sue­nan sorprendentemente claras incluso cuan­do ponemos la guitarra en modo humbucker completo, es cierto que ambos modos no son exactamente copias de los modelos origina­les que emulan, pero si aportan diferencias sustanciales en el sonido que los diferencian. Puestas en single dan un tono que se aproxi­maría a una stacked de Fender, “suenan per­cusivas” debido al tipo de puente que monta la guitarra seguramente y con el tono en lo más agudo se disparan las frecuencias y tien­de a chillar por lo que hay que controlarlo. Si la ponemos en humbucker obviamente gana en cuerpo y se pone algo más pastosa, pero con un rango más estrecho de frecuencias al que tendría una PAF por ejemplo. A partir de aquí se puede concluir en que la guitarra suena roquera, con un ampli en saturación dispara riff contundentes y navega con co­modidad por aguas blues-roqueras. Tiene una personalidad propia porque aunque está basada en un concepto clásico también pro­porciona sonoridades más modernas.

En VOX han realizando este modelo enfo­cado al segmento medio, tal vez el más com­petitivo del mercado debido a la situación económica en la que nos movemos y donde se están proyectando muchas marcas. Sin embargo a pesar de esa dificultad en la que se va a tener que mover, la guitarra ofrece un overall de sonido y construcción elevado que le debería permitir posicionarse claramente. Una guitarra con una personalidad propia que se debería probar, ¿Por qué no algo nue­vo y diferente?

José Manuel López

VOX

SSC 33

Caoba

Fresno

Caoba, Forma “C”

Palorrosa

22

Tusq

MaxConnet de aluminio

Cromado

VOX Super Smooth

Coaxe, single/humbucker

2 potenciómetros para tono y volumen, switch selector de pastillas y switch selector de modo en las pastillas.

Lateral

Tea Burst

Letusa

0 comentarios en VOX SSC 33
Deja tu comentario