Revista de Guitarras

Richard Hallebeek

Tal vez su nombre no sea muy conocido en España pero nos encontramos ante un guitarrista excepcional, cualquiera que escuche alguno de sus trabajos lo confirmará. Aprovechamos la salida de su último álbum para charlar con él. En este trabajo colaboran además de su banda de base, músicos de la talla de Greg Howe, José de Castro, Guthrie Govan, Randy Brecker, Andy Timmons o Kiko Loureiro entre otros. Una tarjeta de visita de primer nivel. A ver que nos cuenta…

2 Has sido músico profesional desde hace 30 años. ¿Te acuerdas de cómo empezó todo?
Era 1979, yo tenía 10 años y veía Top Of The Pops. De repente se me ocurrió que quería tocar la guitarra por alguna razón. Realmente no recuerdo qué canción específica tocaban, pero recuerdo Toto y ‘Hold The Line “y” Psycho Killer”de Talking Heads que realmente me impresionaban. No vengo de una familia musical, aunque mis padres siempre me animaban con la música y siempre había música en casa, desde los Beatles a Zappa. Mis padres fueron lo suficientemente inteligentes como para enviarme a clases de guitarra de inmediato. De esta manera no tenía que inventar la rueda por segunda vez, por así decirlo.

Poco después de eso, me convertí en una especie de empollón de la música, que visitaba la biblioteca local y se sentaba allí escuchando discos durante las vacaciones escolares, revisando cada álbum en la biblioteca. Cuando tenía 10 años, comencé con clases de un maestro local que me enseñó todas las canciones de los Beatles que hay y también un montón de pop y clásicos del rock. Después de dos años, pasé a un maestro de jazz, así que cuando tenía 13 años, estaba tocando standards de jazz como “Scrapple From The Apple” de Charlie Parker, “Night and Day” y “All The Things You Are”. Ese profesor de guitarra también me introdujo en Allan Holdsworth, Weather Report y Mahavishnu. Mirando hacia atrás, era un poco raro tocar todas esas cosas de jazz avanzado ya en una edad joven, pero estoy feliz de que ocurriera tan temprano.

¿Cuál fue tu primera guitarra? ¿Todavía la guardas?
Fue una acústica con cuerdas de nylon que mi padre compró para mí cuando empecé a tomar clases. La vendí tres años más tarde, cuando me mudé a la eléctrica. No era una gran guitarra.

¿Cuándo te das cuenta que quieres ser un profesional y hacer de la música un modo de vida?
Nunca recibí ningún dinero del bolsillo de mis padres y comencé a hacer dinero con conciertos cuando tenía 13 años en mi primera banda. Así que supongo que empezó ahí (risas) pero en serio, después de que terminara la escuela a los 17 años tuve que elegir qué tipo de educación quería tener y me decidí a ir al conservatorio. Por aquel entonces, eran 6 años de estudio. Tocas todos los días, 24 horas y 7 días a la semana, conoces mucha gente y aprendes mucho sobre la música. Eso pareció ser la elección correcta. Quería sumergirse en la música todo el tiempo, las 24 horas del día.

Comencé a dar clases a los 15 años y siempre tuve un pequeño club semanal con las personas a las que yo enseñaba. Cuando fui al conservatorio, ese grupo de estudiantes se amplió a tres días de enseñanza por lo que me ganaba la vida en la música de inmediato.

Dicho esto, hay un montón de gente que a la que enseño hoy en día que tienen un puesto de trabajo durante el día, que toca los fines de semana y que están teniendo una gran diversión con la música como sólo un hobby. No tienen que ganarse la vida con la música. Pero al mismo tiempo veo que están muy inspirados y se divierten con ella. Así que supongo que en realidad no importa si se gana la vida haciendo música o si lo haces como un hobby. Lo más importante es mantenerse inspirado y divertirse con lo que están haciendo. Estudié en GIT y viví en Los Angeles durante un par de años. Conocí a un montón de gente de allí que terminaron sus estudios de música hace más de 10 años, pero al final no obtuvieron ningún trabajo en la música y no tienen ninguna diversión en sus vidas, pero aún se aferran a la idea de tener que “hacer algo grande” en la industria de la música un día. Creo que eso es bastante triste. La música debe ser algo divertido y no se tiene que hacer algo más grande necesariamente. Sólo tienes que encontrar la manera de hacer música que funcione para ti personalmente.

¿Podrías nombrar 3 álbumes y 3 guitarristas que te han influenciado en gran medida?
Allan Holdsworth – Sand, Wes Montgomery – Smokin At The Half Note, Pat Martino – Huellas.

Hay muchos, muchos más, pero estos álbumes tuvieron un gran impacto en mí en el sentido de que fue una especie de revelación personal. Una cosa importante que aprendí de Wes Montgomery, el jazz relajado, también porque utilizó el pulgar y sólo descendentes. El uso de Allan del sintetizador de guitarra y sus líneas extendidas tuvieron un gran impacto en mí. Y las líneas de Pat Martino y su uso de relacionar todos los acordes en menor y moverse a través del mástil conectando escalas.

¿Cuál es el estado actual de la música para guitarra en tu opinión?
Realmente no escucho música de guitarra, especialmente rock instrumental para guitarra es muy aburrido para mis oídos. Así que no puedo decir nada sobre eso.

Si quiero estar inspirado prefiero escuchar algo que suponga un reto como Philip Glass, Ennio Morricone o Pekka Pohjola. Realmente no importa si la música tiene guitarra, las canciones son la principal atracción de un artista. Si las canciones son geniales, me interesa. Así que en ese sentido, no me importa la música de guitarra típica.

3¿Qué es lo que más admiras de un guitarrista?
Si un guitarrista tiene el paquete completo y es un buen compositor, un buen arreglista y un buen solista y tiene una visión de su propio estilo y la música, estoy impresionado. Iconos como Pat Metheny, Allan Holdsworth, sino también Steve Vai y los guitarristas actuales como Alex Machacek tienen una idea sobre el paquete total, la composición, el buen tono, su futuro, tomar decisiones interesantes en sus carreras, etc. Esas son las personas que más admiro.

 ¿Puedes contarnos acerca de tus guitarras?
He sido endorser Suhr desde 2009. Antes de eso, estuve buscando una buena guitarra durante años. Después de probar casi todas las guitarras en el mercado encontré una Suhr ‘Ice Blue’ y me enamoré del tono y el equilibrio del instrumento. Como yo toco mucho legato, este “estándar” no se adaptaba 100% a mi forma de tocar, pero me gustó el tono tanto que me la compré y la estuve tocando un par de años. Luego, toqué en un festival de guitarra en 2009 con Guthrie Govan y José de Castro, que eran endorsers Suhr en ese momento y recibí un correo electrónico de John Suhr que estaba interesado en mí como endorser. Me sentí muy honrado por esta oferta, por supuesto.

El primer encargo fue como la Suhr que ya tenía, pero con 24 trastes y un mástil más delgado, un puente más moderno y sistema de tremolo.

Recientemente, recibí el nuevo cuerpo esculpido de 24 trastes con cámaras huecas. Esa es mi guitarra principal en este momento.

Utilizas Hook Amps ¿Qué se puede decir de ellos?
Yo uso un Hook Captain Head, con vávulas 6L6.

http://www.hookamps.com

En primer lugar, siempre he tenido problemas para conseguir buenos tonos limpios de un amplificador a válvulas. Tonos limpios que no son 100% limpios y siempre un poco distorsionados debido a las válvulas. He tenido amplificadores de transistores, pero los tonos distorsionados los perdía porque no hay válvulas. El cabezal Hook tiene una característica muy creativa donde se puede “tirar” el volumen limpio fuera y entonces todo el preamplificador se pasa por alto, por lo que la guitarra se va directo a la etapa de potencia, sin EQ u otra alteración en el sonido. Añades un buen chorus y delay al FX loop y lo conviertes en el mejor tono limpio que ha salido de un amplificador.

Los canales principales son algo así como un plexi Marshall pero con las válvulas de potencia 6L6, un poco más suaves. El amplificador tiene una simplicidad que me gusta, incluye ‘boost’, las opciones de “presence” “edge” y y eso es todo. El amplificador parece que funciona muy bien con las guitarras Suhr.

¿Vintage o boutique?
Para mis tonos distorsionados, que se basan en la distorsión de amplificador apretado, para mi gusto es más en la dirección de un Marshall Plexi, supongo, pero con tubos de potencia 6L6 suenan más suaves.

Cuando abordas un solo, ¿Qué tienes en mente?
Cuando empiezo a grabar un solo, primero hago un gráfico y escribo diferentes opciones de escala con diferentes colores. Escribo en pentatónicas, modos, arpegios por cada acorde. Les doy diferentes colores y luego empiezo a tocar, a veces 100 veces. Dejo que mis ojos se mueven a través de la tabla y mirando a un cierto color, que puedes elegir pentatónicas o modos o arpegios. Una opción podría funcionar.

¿Una melodía o un buen sonido? ¿Qué prefieres?
El sonido es importante para mí. Si toco un solo y no me gusta el tono, rehago el solo con un mejor sonido.

4Tu RHP II reúne algunos de los mejores guitarristas de hoy. ¿Cómo ha ocurrido? ¿Les asignaste canciones por alguna razón en particular?
He estado en algunos de los festivales de guitarra más grandes de Europa; Ziua Chitarelor 1 en Bucarest en 2009 con Mattias Eklundh, Guthrie Govan y José de Castro y de la segunda edición en 2010 con Andy Timmons, Brett Garsed, Michael Angelo Batio, Greg Howe y William Stravato. Luego, en el Campus de verano de Europa en Sicilia de 2011 con Allan Holdsworth y Kiko Loureiro y después en la “Meeting Of The Spirits” en Leeuwarden, con Greg Howe y Carl Verheyen. Fue en la época del primer festival ZC en 2009 que ya había estado pensando en un nuevo álbum. Había tocado como invitado en un montón de otros álbumes, Weaveworld trilogía de Lalle Larsson, álbumes de los dos “un solo espíritu”, y algunos álbumes de colección como Guitar Addiction con 60 guitarristas. Siempre es bueno cuando la gente te pregunta por tus álbumes, ya que significa que oyen algo digno, así que siempre lo consideras un cumplido. Pero era hora de algo más personal.

Estar en los festivales, con todos estos guitarristas al ver que estaba llegando a una gran audiencia y ver todos los diferentes colores que todos teníamos que ofrecer, empecé a pensar en un nuevo álbum. RHPII comenzó en mi habitación de hotel en 2009 en Bucarest, acababa de escuchar la clínica de Guthrie toda la tarde y estaba inspirado por sus influencias de rock clásico. Empecé a escribir ese riff principal de ‘Bring It On’, que grabé con mi iPhone y pensé que sería genial tener Guthrie en esa canción con su riffs de rock. También me impresionó José de Castro y su poderoso blues. Me lo imagino tocando una canción de fusión más avanzada armónicamente, pero le quería con un blues muy potente y algunas pentatónicas de las serias.

Más tarde, cuando llegué a casa la idea evolucionó. Pensé que estaría bien no hacer una continuación del primer RHP, que fue lanzado en 2004 (con Shawn Lane y Brett Garsed), sino hacer de este uno más grande, con más invitados, y hacerlo más rock-fusión contundente. La gente probablemente me conoce por mi trabajo menos comercial con sintetizadores de guitarra, canciones con melodías largas y tiempos extraños. Pensé que sería genial para viajar en una dirección rock-fusión más convencional y ver si todavía podía parecer, y ser, yo mismo.

Terminé cuatro canciones para RHPII, presenté la idea a otros miembros de la banda, Frans Vollink (bajo) y Sebastiaan Cornelissen (batería) con los que he estado durante años y son mi sección de ritmo preferida. Les gustaba la dirección general, y al igual que en el primer RHP, trajeron un par de canciones también. Como he dicho, yo quería que este cd fuera más jazz-rock, así que pedí que en las canciones hubiera ese ambiente.

La mayoría de los músicos ya los tenía en mente al tocar en festivals con ellos. Toqué con Randy antes de “Go For It” y con Alex Machacek antes en un cd llamado “U-turn” de Sebastiaan Cornelissen.

Ya estaba en contacto con ellos por lo que sería más fácil arreglar las cosas.

El primer invitado especial que se confirmó fue en realidad Eric Gales, que es el único con el que no había tocado. El manager de Eric se puso en contacto conmigo acerca de la entrevista que había hecho con Shawn Lane hace años, en 2001. Empezamos a hablar y luego me pareció que estaría bien conseguir a Eric para una canción que acabábamos de grabar, llamado “Pain In The Jazz”. No estaba muy seguro de si estaría dispuesto a seguir esta dirección más fusión. El manager de Eric estuvo encima y Eric se involucró. Eric fue el primero en entregar su solo en diciembre de 2011.

 ¿Cómo se desarrolló la experiencia? ¿Estás satisfecho lo suficiente o tal vez piensas que se puede mejorar de alguna manera?
Estoy feliz de como salió ya que el peligro es que podía haber una guerra de guitarras con todos estos tíos tratando de superarse los unos a los otros. Estoy feliz de que todo el mundo está realmente tocando unos con otros y estamos todos haciendo música juntos y tocando el uno con el otro.

¿Dónde estás más cómodo… trío? ¿Cuarteto?
Mi música es armónicamente bastante compleja, por lo que un cuarteto con un teclista es más adecuado para mí. He tocado un poco de material trío con René Engel Band y fue muy divertido, así que se puede hacer más en el futuro.

Das clases online, ¿Qué puedes comentar al respecto?
La enseñanza con una cámara web es la invención más grande con la que se puede enseñar a la gente de todo el mundo, sin tener que de invitar a la gente a tu casa, y tener que usar una camisa limpia (risas)

¿Algo más que quieras agregar?
España no está tan lejos de Holanda y espero poder llevar algo a cabo allí. Con una banda, pero también hago clinics y luego doy concierto con backing track. Eso hace que sea un poco más fácil la organización, ya que es sólo un hombre. Toda la información se puede encontrar en mi sitio [web:http://www.richardhallebeek.com/ ]

José Manuel López

 

0 comentarios en Richard Hallebeek
Deja tu comentario