Revista de Guitarras

Steve Vai

Hablar de Steve Vai es hablar de uno de los grandes iconos de la guitarra eléctrica. Su imagen es intrínseca al estudio del instrumento y la superación de metas en la vida, la prueba de que con un poco de talento y mucha voluntad lo puedes conseguir todo. Frank Zappa le acogió bajó su ala, David Lee Roth le lanzó al estrellato y canciones como “For The Love of God” hicieron el resto… Muy amablemente nos prestó un poco de su tiempo. Amigos de Cutaway: Steve Vai


Tras tantos años ahí arriba, ¿Qué puedes recordar de los días en los que aquel niño intentaba saciar sus inquietudes descubriendo un instrumento?

Que sencilla era la vida cuando no tenía otras distracciones… Podía pasarme el día entero tocando. Lo único de lo que disfruto en la vida que no sea tocar música es estar con mi familia.

¿Qué fue lo que te hizo tomar la decisión de que tocar la guitarra era lo que querías hacer para ganarte la vida?
En ningún momento sentí que hubiera que tomar una decisión, eso hubiera significado que habría existido una opción y nunca existió ninguna opción.

Por todos es conocida la historia de las transcripciones de orquesta que le hiciste a Frank Zappa. ¿Esperabas una respuesta cuando te dispusiste a enviárselas?
Estaba en la universidad y transcribí una pieza suya llamada “Black Page”. Se la envié junto con alguna de mi música de la época. Tenía 18 años y nunca esperé una respuesta, pero… ¡Respondió! Me encargó unas nuevas transcripciones y me pagó por ellas.

¿Qué supuso para ti trabajar con una mente con tanto talento como la de Frank Zappa? Me sentiría un privilegiado poder haber estado en su mente aunque fueran 10 segundos…

Todavía pienso en el músico tan brillante y la persona tan genuina que era Frank. Era un verdadero líder que hacía su propia música a la cara de cualquier tipo de adversidad.

Hace un tiempo trabajaste con la Tokyo Metropolitan Symphony Orchestra y esto es lo que dijiste: “Es casi imposible de tocar y por eso lo hice. Creo que unos cuantos guitarristas lo hubieran podido tocar, pero no creo que ninguno lo hubiera hecho, solo por el tiempo y dedicación que requiere esta música”. Estas palabras me intrigaron, ya que eres reconocido por ser un “malabarista” del mástil, alguien que hace fácil lo imposible. ¿Podrías explicar porque te resultó tan difícil esa experiencia en concreto?
La mayoría de compositores contemporáneos no escriben para guitarra eléctrica, así que no conocen sus limitaciones necesariamente. No hay absolutamente nada en esa música que se parezca lo más mínimo a un riff de guitarra convencional. A veces, según el pasaje, en un solo compás tenía que hace un pre-bend, usar el botón de volumen, articular la nota de varias formas y meter el wah y el phaser. Ninguna de esas líneas es natural en una guitarra.
3
Cuando compusiste Alive in an Ultra World estabas inmerso en la propia gira, componiendo por la mañana con ideas de los sitios en los que ibas a tocar, ensayando por la tarde y grabando por la noche. ¿En qué pensabas para hacer semejante locura? Con un resultado tan bueno valorando todo lo anterior, todo hay que decirlo…
Me reté a mi mismo a crear un disco en directo diferente a todo lo hecho anteriormente hasta la fecha por nadie. En realidad me dije: “Ok Vai. Necesitas una idea brillante y única para un disco en directo”. Poco después se me ocurrió la idea. Recoger los frutos de algo que era tan ambicioso fue un gran premio para mí.

Vamos a hablar un poco de guitarras. ¿Cómo conociste a los chicos de Ibanez? Llevas muchos años con ellos y eso no es fácil…
Hace 23 años diseñé una guitarra basada alrededor de conceptos sobre los que nadie en aquella época estaba trabajando. Tuve 3 de ellas construidas en una pequeña tienda de Hollywood. Muchas compañías me quisieron como endorser. A todas les dí las especificaciones, que yo mismo diseñé y decidí que me quedaría con la marca que construyera la mejor guitarra. Ibanez hizo exactamente eso y el resto lo conoce todo el mundo.

¿Has sido alguna vez tentado por alguna otra marca para que abandones Ibanez? Si eso ha ocurrido debo decirte que eres bastante fiel…
Muchas marcas vienen a verme todo el tiempo pero Ibanez es la mejor guitarra para mí.

Fuiste uno de los pioneros en experimentar con guitarras de 7 cuerdas y ahora que las de 8 cuerdas están expandiendo su popularidad, ¿Te ves con una de ellas? ¿Te atraen?
No creo, no me gusta el mástil.

¿Eres consciente de que Passion & Warfare puede haber cambiado el concepto de música instrumental de guitarra para siempre? Es extraño que un álbum instrumental tuviera tal impacto mediático y comercial (MTV, videoclips…) y que probablemente sea un punto de inflexión para casi cada guitarrista que haya escuchado ese álbum en su vida…

Si, soy consciente de ello y es un gran honor para mí contribuir con algo que la gente valora tanto. Es una bendición para un artista.
2
Cuando estás en un directo y el público no responde como se espera, ¿Qué haces para solucionarlo?
No cambio nada de lo que hago. Cada público es diferente y si no se vuelven locos significa que cada uno lo disfruta a su manera.

¿Te interesa la guitarra flamenca? Leí hace un tiempo a Nuno Bettencourt que le encantaría dejarlo todo y mudarse a España para aprender con los gitanos…

Disfruto escuchando flamenco pero no toco nada. No me interesa aprender nada que sea específicamente de un solo género.

¿Algún artista o música que te haya sorprendido últimamente?
¿Sorprenderme? Desgraciadamente no. De música… Acabo de descubrir a Antony and the Johnsons que hacen una música preciosa.

¿Qué te traes entre manos ahora?
Ahora mismo voy a España a realizar unas masterclasses. Recientemente hemos finalizado un DVD que saldrá a la venta en septiembre, será maravilloso. Es de la última banda que he tenido con los 2 violinistas. Nunca antes había visto nada igual. Después de esto puede que entre en el estudio y girar al año siguiente o entrar de lleno en un proyecto que ahora mismo no puedo revelar.

Muchísimas gracias por tu tiempo Steve.
Gracias a ti.

Agus González-Lancharro

0 comentarios en Steve Vai
Deja tu comentario