Revista de Guitarras

Encordado guitarra española


El encordado de una guitarra española, al igual que en las guitarras de cuerda de acero, es fundamental para su correcto funcionamiento. Un buen encordado deriva en un rápido templado (que las cuerdas se estabilicen en su tensión), un correcto sonido y la facilidad de quitar posteriormente las cuerdas cuando haya que cambiarlas de nuevo.

Las guitarras clásicas tienen la peculiaridad de que precisan de dos nudos para instalar las cuerdas: uno en el anclaje a la clavija y otro en su anclaje al puente. A continuación detallo por separado cada anclaje y unas consideraciones finales.

Anclaje al puente
Existen dos maneras de anclar las cuerdas al puente. El método 1º vale para todas las cuerdas y el método 2º es opcionalmente aplicable a las cuerdas 6

1er método
1-Introducir la cuerda por el agujero dejando un sobrante de unos 8 cm.
2-Pasar el sobrante alrededor de la cuerda.
3-Dar 2 o 3 vueltas a modo de nudo.
4-Apretar con mimo la cuerda para que el nudo se cierre, prestando atención a que el sobrante quede justo por debajo de la esquina del puente.

2º método
1 y 2-De igual manera que en el método 1º.
3-En lugar de hacer un nudo, simplemente pasar el sobrante justo por debajo de la doblez, prestando atención a que la cuerda esté por debajo de la esquina del puente.
4-Apretar con mimo la cuerda para que el nudo se cierre.
Éste método es aplicable a las cuerdas 6ª,5ª y 4ª, y deriva en un templado ligeramente más rápido que el método 1º. No recomiendo su aplicación a las cuerdas 3ª,2ª y1ª puesto que son más resbaladizas y podrían soltarse o perder tensión.

En común para los dos métodos, y reiterando lo anteriormente dicho, es de vital importancia que al apretar el nudo, el sobrante de la cuerda quede por detrás de la esquina del puente. Si no prestamos atención a este detalle, es muy probable que el nudo se suelte. En la foto A podemos ver que la cuerda 4ª de la guitarra está mal anudada, el resto están bien.
Para los perfeccionistas, existe una manera de encordar al puente en la que los resultados son muy estéticos puesto que no quedan sobrantes de cuerda desperdigados o rozando la tapa de la guitarra. Esto se consigue anudando el sobrante de la 6ª cuerda al nudo de la 5ª cuerda, y así sucesivamente, consiguiendo este bonito resultado. (FOTO B)
Hasta que cojamos práctica con éste método perfeccionista, deberemos cortar los sobrantes de cuerda para que éstos no toquen la tapa de la guitarra puesto que se pueden producir vibraciones indeseables al rozar la cuerda con la tapa.

Anclaje a la clavija
Existen infinidad de métodos para anclar la cuerda a la clavija, pero la mayoría de ellos o bien dan problemas para que la cuerda se temple, o bien producen que el retirar la cuerda sea un engorro. Entre estos métodos (que no recomiendo) se encuentra el método comúnmente utilizado de introducir dos veces la cuerda por el agujero de la clavija pues, si bien tiene un templado rápido, es un engorro retirar la cuerda

El anclaje a la clavija se debe realizar con los siguientes pasos
1-Introducimos la cuerda por el agujero, que deberá estar orientado hacia la cejuela de la guitarra.
2-Por la parte que queda más lejos de la cejuela realizamos una vuelta con el sobrante de manera que abrace a la cuerda.
3-Hacemos un nudo con el sobrante de manera que el nudo se auto-aprisione al tensar la cuerda.
4-Tensamos el sobrante para que se cierre el nudo y giramos la clavija.

Es importante que al enrollar la cuerda en la clavija elijamos la dirección acertada al lado del agujero, Nuestra finalidad es que las cuerdas vayan lo más rectas posible hacia la clavija. Además en el caso de las cuerdas 4º y 3º, debemos intentar que las cuerdas no toquen la madera del clavijero en su camino hacia la cejuela. También es importante que las cuerdas no toquen la madera junto al poste debido a que enrollemos demasiada cuerda en la clavija. Si esto sucediera, la clavija se sentiría dura y la cuerda se podría dañar. El método correcto se detalla en la foto C.
Asimismo, los sobrantes de la cuerda o bien los cortamos, o bien hacemos una caracola con ellos. En el caso de cuerdas de guitarras españolas (al contrario que en las guitarras de cuerdas de acero), considero aceptables las caracolas puesto que las cuerdas difícilmente pueden arañar el barniz de la guitarra.

Consideraciones finales
Las cuerdas de española requieren un periodo de temple muy superior al de las cuerdas de acero. Las cuerdas 6ª,5ª y 4ª no deben ser estiradas para acelerar el templado puesto que son extremadamente delicadas y aunque no se rompan, pueden dañarse por los estirones. Las cuerdas 3ª,2ª y 1ª se pueden estirar con mimo para acelerar el templado, aun así, puede que requieran 1 o 2 días y varias reafinaciones para estabilizarse correctamente.
El desgaste de las cuerdas 6ª,5ª y 4ª es muy superior al de las 3ª,2ª y1ª. Las cuerdas de nylon se degradan muy poco y además tardan mucho más en templarse. Es una práctica habitual la de sustituir únicamente las cuerdas entorchadas (6ª,5ª y 4ª) para evitar problemas de afinación en un concierto con las cuerdas 3ª,2ª y1ª. Si fueras a cambiar las cuerdas de nylon, tómate un par de días o más de antelación para que se templen correctamente.

Juan Brieva

0 comentarios en Encordado guitarra española
Deja tu comentario