Revista de Guitarras

Greg Howe

Su vida cambió tras grabar una cinta de cassette con la que consiguió un suculento contrato. Lideró durante años la vertiente más cerebral de los guitar heroes, incluso Michael Jackson y Enrique Iglesias quisieron contar con él para diversas giras. Su lado más fusión ha surgido con su último lanzamiento, “Sound Proof”. Si crees que ser músico de sesión es el no va más, él quizá te haga cambiar de opinión…

 

 Ha sido una larga espera hasta que tu nuevo álbum ha visto la luz, ¿Cómo fue el proceso de composición?

Realmente, la composición fue bastante rápida porque ya habíamos programado entrar en el estudio en octubre de 2007. Lo teníamos concretado desde hacía meses así que me forcé a que surgieran ideas para los temas. No fue un proceso largo de composición, eso seguro.

 

Y una vez viéndote en la tesitura de tener que componer, ¿fluyeron las ideas fácilmente?

Tenía alguna que otra idea por ahí desde hacía un tiempo, sólo tuve que ordenarlas un poco y retocarlas. Obviamente, en el estudio siempre surgen cosas nuevas y hay que aprovecharlas.

 

Por lo que he escuchado se puede decir que suena al clásico Greg Howe en su faceta más fusión pero con un sonido más moderno y muchas influencias: Fusión, rock, latin, pop…. ¿estaba todo eso hecho a propósito o simplemente acabó sonando así?

Nada de lo que hice era intencionado, aunque una vez en la producción queríamos darle un toque moderno. Me gusta como suena y es inusual escuchar algo moderno e HI-FI en este tipo de música. En cuanto a los estilos, es simplemente lo que acabó pasando, no tenía nada planeado, solo lo sentí de esa manera y en ese lugar.

 

 Alguien dijo: “Conlleva pensar mucho el no tener que pensar” y tú eres un reputado improvisador. ¿Cómo lo consigues?¿Qué recursos utilizas a la hora de dejarte llevar?

A lo largo de los años he estado muy interesado en aquellos músicos conocidos por su improvisación y los intentaba escuchar a todos. Cuando era mucho más joven me inspiraba gente como Pat Metheny, George Benson, Larry Carlton… toda esta gente son magníficos improvisadores así que los escuchaba constantemente y hasta que empecé a escuchar cosas en mi propia cabeza. A decir verdad, no me considero a mí mismo un gran improvisador.

 

 ¿Qué me puedes decir del equipo utilizado en este disco? ¡Tiene un maravilloso sonido orgánico!

Sí, esta es la primera vez que grabo directamente conectado al frontal de un amplificador. He utilizado un Cornford MK50 en toda la grabación y es el único amplificador con el que he sido capaz de poder hacer eso. No he necesitado ningún pedal entre guitarra y ampli, ni efectos, no era nada más que guitarra-cable-ampli y el micro en la pantalla. Gracias a eso suena orgánico. Cualquier parte que escuchas que no sea eso, como reverb o delay, proviene de la mesa de mezclas.

 

Ahora estás inmerso en un nuevo proyecto en el que ofreces lecciones on-line en ghworkshops.com ¿Qué nos puedes contar sobre ello?

Estoy muy ansioso y contento por ello. Ahora ha empezado conmigo solo pero creo que acabará extendiéndose y lo harán más guitarristas y músicos. La meta es conseguir que los alumnos entiendan otros aspectos de la industria aparte de lo meramente técnico y lo que sería tocar un instrumento en sí, hay muchísimo más que eso. Mi sentimiento con la música es que tienes que ser capaz de afectar a la gente, tocar a la gente, mover a la gente y no sólo impresionarla. Impresionarla es divertido y mola pero si quieres ser un artista es más importante crear cosas que perduren en el tiempo y eso proviene de más adentro, no solo consiste en tocar licks para molar. Esa es la función de la nueva website, impulsar a la gente a ser creativos.

 

Hablemos ahora de tus inicios. Empezaste a tocar muy joven, ¿Qué era lo que te mantenía enchufado por aquel entonces que te motivaba para seguir aprendiendo y practicando?

Cuando tenía 10 años no me tomaba muy enserio lo de tocar la guitarra. Podía con unos acordes y tocaba sobre los cambios tonales que escuchaba en la radio, que eran los hits de la época, los 70. No fue hasta los 18 cuando escuché a Van Halen por primera vez y decidí aplicarme. Antes de aquello me apañaba con tocar los solos de Jimmy Page ya que era muy fan de Led Zeppelin. Por aquel entonces creía que tocar era muy fácil hasta que escuché a Eddie y vi que existía otro nivel, un enfoque muy diferente a lo que estaba acostumbrado a escuchar y fue así como surgió mi entusiasmo por la guitarra. Después de aquello toqué sin parar a todas horas.

 

Y entonces te encontró Mike Varney….

Mike solía llevar una columna en la revista Guitar Player llamada “Spotlight” y en cada edición escogía 3 guitarristas de todo el mundo y si le convencían les ofrecía un contrato. Hasta 1988 no le envié ninguna grabación y la envié sin ninguna expectativa de ser seleccionado ya que en esa época había cientos de miles de guitarristas buenísimos por el mundo. Cual fue mi sorpresa que envié la cinta por correo Express directamente a la redacción de la revista y… ¡contactó conmigo al día siguiente! Me llamó y me ofreció un contrato discográfico. Imagínate como me sentí.

 

 ¡Pues no es mal comienzo iniciar tu carrera grabando con Billy Sheehan, David Lee Roth y Atma Anur!

¡En absoluto! Billy era una grandísima estrella entonces, acababa de abandonar la banda de David Lee Roth, salía constantemente en la MTV y era un bajista de perfil altísimo. Fue buenísimo para mí y una gran experiencia.

 

 Eso te hizo vivir la Edad Dorada del Shred de los 80 en primera persona así que puedes tener una visión más objetiva sobre el panorama de entonces y el actual. ¿Cómo crees que ha evolucionado la escena de la guitarra desde entonces?

Sorprendentemente, no ha evolucionado tanto, aunque hay alguna gente que lo intenta llevar por otros derroteros. Mi meta era introducir el intelecto y la musicalidad seria al shred. Cuando estaba envuelto en esa movida no era muy fan de lo que se llevaba. La cinta que le envié a Varney contenía improvisaciones sobre acordes de Jazz muy suaves, pero Mike estaba en un sello heavy metal así que me dijo que para comenzar tenía que cambiar mi música a algo que pudiera llevar desde su discográfica y como estábamos en plena época neoclásica post-Yngwie era lo que tocaba. No digo que todo el mundo sonara igual, pero había muchas similitudes entre gente como Vinnie Moore, Paul Gilbert y Tony McAlpine. Yo no quería hacer eso y por esa mi primer disco es más bluesy aunque tocado con el mismo tipo de técnica que estaba de moda. Obviamente hay gente hoy en día que eligen la opción que yo escogí e intentan demostrar que no todo es una feria de habilidades y aportan musicalidad al asunto. Brett Garsed lo hace muy bien, también hay gente como Guthrie Govan y Kiko Loureiro. Esta gente lo intenta y creo que yo he contribuido a este movimiento y lo inicié en su momento.

 

 Siguiendo con este tema, ¿Por qué crees que los principiantes prefieren a Malsteen o Vai para iniciarse antes que hacerlo con Holdsworth o Brett Garsed?

Mira, a mi me gusta Joe Satriani especialmente, también me gusta mucho lo que ha hecho Steve Vai. También hay sitio para eso y no creo para nada que mi música sea mejor que la suya, solo creo que es diferente. Lo que me gusta de Satriani es que es muy apasionado. No es que él se dedique armónica y rítmicamente a la música como lo haría un músico de fusión pero si que es muy apasionado y su música muy sincera de modo que comprendo que pueda atraer mucho a la gente y sea entendible para la gente que empieza a tocar solos. Muchas cosas que Holdsworth o yo mismo hacemos no entran muy bien a la primera y no son entendibles, por lo tanto, no son necesariamente atrayentes para el principiante. Recuerdo cuando era joven y escuché Jazz por primera vez, no me gusto en absoluto y escucharlo no tenía mucho sentido para mí, pero más tarde tuve que evolucionar y desarrollarme como músico para comenzar a apreciar ese estilo y eso es lo que creo que pasa mayoritariamente.

 l_5acc47b22554705e7204e53ee4d7b5c3

 Has hecho de todo en la industria: enseñanza, músico de sesión y giras, clinics… ¿Cuál es la que más disfrutas? Creo que me puedo hacer una idea sabiendo que abandonaste una gira de Justin Timberlake para grabar “Extraction”…

Cuando disfruto más es cuando estoy creando mi propia música y estando en un ambiente creativo. Todas esas cosas que has mencionado son divertidas pero tuve que apartarme de la escena de las giras para artistas y eso que el dinero que te puede aportar una de esas giras es increíble, pero sin poder ser creativo me cuesta estar ahí. Cualquier cosa que hago, ya sea en el estudio trabajando las cosas, en un escenario teniendo la oportunidad de improvisar o produciendo a alguien, cosa que también te permite aportar y crear algo, es lo que me hace feliz de verdad.

 

 ¿Te vamos a ver girando por Europa para presentar este disco?

Voy a estar girando a final de año en gran parte de Europa y estamos intentando cerrar conciertos en España también.

 

Pues con esta pregunta hemos terminado. Sería un honor volver a hablar contigo en un futuro. Muchas gracias Greg.

Eso suena genial. Gracias a ti.

 

Agus González Lancharro.

 

 

 

 

0 comentarios en Greg Howe
Deja tu comentario