Revista de Guitarras

Guild JetStar

Como ya vimos hace un tiempo con la Guild Polara, son guitarras de diseños atrevidos que se salen de lo habitual – siempre condicionado por las marcas de referencia de siempre- y que ofrecen una propuesta interesante en cuanto a diseño, carácter propio y originalidad.

 

Mirando a los orígenes

La Jetstar se presentó en 1963 (el bajo lo haría al año siguiente) el mismo año que la Polara y estuvo en producción hasta el año 1976 en que salió del catálogo. Un catálogo que entre 1965 y 1969 no explicaba con detalle cuales eran las especificaciones del modelo puesto que estaba sujeto a muchos cambios.

Las specs más conocidas son las de sus inicios hasta 1966, donde cambió la pala por la de “6-on-a-side” que la diferenciaba más de la Polara. Tenían cuerpo de caoba o de aliso, mástil de caoba, diapasón de palorrosa, 22 trastes, longitud de escala de 24 ¾”, combinación de puente con cordal con tapa y una pastilla Hagstrom AdjustoMatic en posición central.

De vuelta al presente

Como viene siendo habitual en Guild, los modelos reissue que lanzan en la actualidad mantienen muchas de las características de los originales, pero siendo conscientes de las necesidades contemporáneas, otras son adaptadas a los tiempos que corren

CONSTRUCCIÓN, PALA, MÁSTIL

De entrada, a toda la redacción de Cutaway nos ha llamado la atención la Jetstar. Nada más sacarla de la funda por el color y diseño de cuerpo y pala ya te das cuenta de su originalidad,  inmediatamente todos queríamos saber cómo sonaba… pero ya llegaremos a eso.

La Jetstar es una guitarra de construcción encolada,  el color de esta unidad es el Seafoam Green que le da un conocido aspecto vintage, toda la guitarra a excepción del frontal de la pala que es negro está pintada así. Se encuentra disponible también en Black y White, a nosotros este verde es el que más nos gusta de todos. Tiene un peso de 3.2 kg, cuando te la cuelgas se siente equilibrada, sin balanceos algo que había que constatar por la originalidad de su diseño.

Destaca la forma de la pala tipo perfil de pergamino “scroll shaped” muy parecida a la Firebird non reverse, en negro y con el logo puntiagudo subrayado en madreperla. El acceso al alma se encuentra en la pala cubierta con una placa estilo 50s. Las clavijas de afinación son unas Guild Vintage Style Nickel y la cejuela de hueso tiene una longitud de 43mm.

Le echamos un vistazo al mástil y este es de caoba con forma “C” Slim-taper, resulta al tacto confortable y familiar. El diapasón es de pauferro con un bonito veteado y un radio de arco de 10”. Los trastes en número de 22 son Narrow Jumbo. Vamos viendo especificaciones modernas, que un instrumento tenga estética y diseño vintage no quiere decir que haya que sufrir tocándolo, para eso están las puestas al día.

La longitud de escala es de 25 ½” que también es distinta a la escala corta que mostraba la original.

CUERPO, ELECTRÓNICA

El cuerpo es de caoba y la forma es la que denominan en Guild, Jetstar. Tiene rebajes para el brazo y el cuerpo. Incluye un golpeador en blanco que contrata muy bien con el Seafoam Green.

Presenta un puente Guild Tune-o-matic que la dota de mucha más estabilidad en la afinación que el puente original con vibrato bastante primitivo.

A nivel pastillas la Jetstar monta las mismas que la Polara y la S-200 T-Bird como son las conseguidas  LB-1 “Little Bucker” en posiciones de mástil y puente. Ya hemos comentado sobre ellas en estas páginas, a pesar de poder repetirnos parece interesante recordar sus características que incluyen imanes de Alnico 5 y una resistencia de 7,2K en mástil y 5,06K en la de puente, una diferencia en base a equilibrar el balance de salida.

Las LB-1 Little Bucker fueron ofrecidas  por primera vez en 1962 y su objeto era mejorar a una single-coil, en el 63 ya las montaban las S200. Se encuentran a medio camino entre una mini-humbucker y una humbucker en cuanto a tamaño y sonoramente aporta unas características tímbricas jangle y algo más de brillo que el que entrega la típica PAF.

Para los controles tenemos un master de volumen y otro de tono y un selector de 3 posiciones para las pastillas.

 

SONIDO, CONCLUSIONES

A nivel sonoro compruebas que las LB-1 son unas pastillas con una fiabilidad seria, es decir la guitarra suena sólida, con un buen balance y cubre un amplio rango tonal, desde lo redondo y oscurito de la del mástil a lo afilado y cañero del puente, siempre con esa pátina nasal y mediosa y a la vez jangle que hace atractivas las LB-1. En el video que acompaña este review se constatan mejor las sonoridades… un acorde vale más que mil palabras.

Se podía pensar que una guitarra con este look y un precio de venta  alrededor de los 600 euros pudiera ser un instrumento menor o “plasticoso”, para hacerse la foto y poco más, sin embargo la guitarra tiene buenos argumentos para alguien que busque una imagen destacada en una banda de punk-rock, rock alternativo, indie etc. y además quiera sonar bien. La respuesta amigo mío está en tu tienda favorita.

José Manuel López

Guild Guitars

Jetstar

Caoba

Caoba

Pauferro

22 Narrow Jumbo

Hueso

Guild Tune-o-matic

Cromado

Guild Vintage Style Nickel

2 x Guild LB-1

Master Volumen y Master Tono

Frontal

Seafoam Green

0 comentarios en Guild JetStar
Deja tu comentario