Revista de Guitarras

Marshall Class 5


Debido a la presión que ejercían los músicos a Marshall, instándoles a fabricar un amplificador pequeño pero manejable, se decidieron a entrar en el segmento de los amplificadores de pocos watios que tan buenos resultados está ofreciendo a otras compañías. La respuesta a esta demanda es el amplificador que analizamos en este número, el Marshall Class 5.

Pocas veces hemos hablado de algún producto de la compañía inglesa y esta vez lo haremos de una pequeña golosina para aquellos que busquen un amplificador sencillo pero con carácter, que pueda satisfacer las pretensiones de aquellos guitarristas que no necesiten altas prestaciones ni una gran cantidad de watios. Sólo sonar bien.

Así pues nos encontramos con un amplificador donde lo primero que destaca es su look clásico, con un aspecto en línea con el mítico combo Marshall Bluesbreaker de mediados de los 60, que de hecho fue la referencia a la hora de diseñar este amplificador, compartiendo así el tólex negro y la disposición de los controles en la parte superior.
1
De apariencia sencilla, cabe destacar lo llamativo que resulta su bajo peso (12kg) teniendo en cuenta que es un amplificador 100% valvular y su tamaño a primera vista es algo mayor que los productos de la competencia en esta categoría (495x415x230mm). Gracias a esta cualidad podemos decir que el fabricante tenía en mente a aquellos instrumentistas que necesitaban un amplificador manejable que pudiera ser transportado sin provocar lesiones de ningún tipo al propietario.

Los factores que creemos determinantes para este bajo peso son el grosor de las maderas utilizadas en el mueble, algo inferior a lo habitual, y el cono de 10” que Celestion ha fabricado en exclusiva para este modelo (G10F- 15). En el previo equipa dos válvulas ECC83 y en la etapa una EL84 que proporciona 5W de potencia al conjunto trabajando en clase A. Una potencia que lo convierte en compañero ideal como amplificador de prácticas de calidad e incluso para hacer directos con él con la ayuda de un micrófono.

Canales y controles

Es un amplificador monocanal, con una sencilla puesta en escena. Así pues en la parte superior encontrarmeos los controles de volumen, agudos, medios, graves y el interruptor de encendido, éste no lleva un interruptor de Standby. En la parte trasera podremos ver dos jacks 1/4 de salida, uno para utilizar unos cascos y otro para conectar una pantalla externa a 16 Ohm, con un pequeño selector para escoger en función de cómo lo vayamos a utilizar.
marshall-class-5-top
Sonido y conclusiones
Una vez explicadas sus características entramos a analizar lo que realmente importa, el sonidio. Para la prueba utilizamos una Gibson Les Paul Custom. La primera toma de contacto fue seteando todos los controles, excepto el volumen, a la mitad de su recorrido, y la primera impresión fue la “gordura” del sonido, redondo y un poco comprimido y aunque en parte se podría achacar a la guitarra utilizada, conviene no olvidar qué amplificador fue el que inspiró este modelo.

A medida que subíamos el volumen, el sonido no tardó en romper, de hecho sorprendentemente pronto, más o menos a un cuarto de volumen. Esta característica puede dificultar un poco su uso para lugares donde el volumen puede suponer un problema, puesto que a partir del citado punto, apenas notamos un incremento de volumen, que ya es suficientemente alto si se usa en lugares sensibles, pero en línea con otros amplificadores de 5W a válvulas. Así pues, a partir de este punto basicamente sólo aumenta el nivel de saturación. Llevado al límite, nos da un crunch potente, con mala leche, que ajustando la ecualización va en línea con guitarras en la onda AC/DC, pero no espereis más sin la ayuda externa en forma de pedales que, aunque no tuvimos la ocasión de probarlo, deducimos que este amplificador puede hacer muy buenas migas con nuestros compañeros de suelo.

Nuestra valoración final es que teniendo en cuenta sus prestaciones, lo que ofrece la competencia, y dado el hecho que es un amplificador fabricado a mano en Inglaterra, su precio es más que ajustado, y lo que nos puede motivar a seleccionar éste u otro amplificador, será más por las características tonales que nos ofrece cada uno.
Sólo somos capaces de encontrarle dos pequeñas pegas, la primera es que debido a su bajo peso y al volumen que es capaz de desarrollar, algunos componentes parecen vibrar (concretamente los muelles que sujetan las válvulas), pero que se puede solucionar conectándolo a una pantalla abriendo, de paso, su sonido.
2
La segunda es que quizás echamos en falta una mayor incidencia de la ecualización, algo que abriría sus posibilidades.
Sus puntos fuertes son sobretodo la calidad tonal, su bajo peso que lo hace muy manejable para llevarlo de viaje o para hacer giras por pequeños escenarios, y dependiendo de la música que hagas, quizás no necesites microfonarlo. Para casa habría que tener cuidado con el volumen ya que da su máximo muy pronto, y al carecer de master, la saturación sólo la lograremos apretando el pote de volumen. Para estos últimos usuarios recomendamos que se planteen la utilización de pedales.

Sandro Viano

Marshall

Class 5

Combo a válvulas clase A

5 vatios

Previo: 2 X ECC83

1 X EL84

Sadepra

0 comentarios en Marshall Class 5
Deja tu comentario