Revista de Guitarras

Nacho de Carlos

Además de ser un excelente guitarrista, Nacho de Carlos mantiene una importante relación con la docencia musical que le ha llevado este año a publicar un libro de armonía focalizado en el Rock. Un gran método que no podemos dejar de recomendar sobre todo a los guitarristas de onda más metalera. Charlamos con él de esto y algunos temas que os presentamos aquí.

Hola Nacho, gracias por tu tiempo, la primera es obligada ¿Cuándo comenzaste a tocar la guitarra y que te llevó a ello?
Muchas gracias a vosotros. A los 8 años, de manera tímida. Al haber instrumentos musicales en casa, ya era un incentivo, también se escuchaba mucha música, aunque no era Rock

¿Recuerdas cuál fue tu primer instrumento? ¿Lo conservas?
Sí. Una guitarra española. Aún anda por casa, con mil remiendos. Sufrió bastantes accidentes, pero a día de hoy sigue funcionando. También un teclado pequeño, luego uno más grande… de ellos ya no tengo noticia.

¿Qué nos puedes contar acerca de tu formación musical?
Bien, esto para mí es muy “delicado”

Mucha gente centra casi toda la atención en torno a su etapa formativa, para dejar claro que al haber estudiado en tal o cual sitio, ya son músicos a tener en cuenta. Yo siempre he huido de toda esa manera de venderme. De hecho no suelo venderme. Me dedico a tocar, y si conecto con alguien, ya está todo dicho y explicado. Al final, si lo pensamos, todo se reduce a eso, ¿Me gusta cómo tocas? Sí. Ok, en ese caso, me interesa tu historia. ¿No me gusta cómo tocas? Pues no me interesa mucho lo que me puedas contar jajaja.

En respuesta a tu pregunta, mi formación ha sido muy intensa y completa.

6 años de técnica del instrumento, con mi querido y eterno profe Juanfran Muñoz. Profesor y amigo, que aunque tenía unos conocimientos brutales de armonía, las clases con él, sólo las enfocamos hacia la técnica. Su técnica y método para transmitir todo al alumno, eran impecables.

Con el tiempo, yendo de un centro a otro, terminé armonía clásica, armonía moderna, lectura musical. En fin. Como digo, muy completa y sólida.

No le doy tanta importancia a los centros en los que he estudiado, se la doy a las personas que me han enseñado, y que han conectado conmigo de manera especial, independientemente de si estaban en una empresa u otra

Sobre todo, en mi currículum figuran dos MAESTROS, que son los que me han alimentado y transmitido lo verdaderamente importante y de los que he sacado petróleo.

Juanfran Muñoz y Sacri Delfino. Lo demás es secundario. Sin ellos, todo habría sido más triste y diferente. Y claro, Jaume Plá también significó mucho para mí. Con ellos tres, sigo muy en contacto.

Ya sé que es duro simplificar pero… ¿Puedes citarnos 3 guitarristas y 3 discos que hayan sido importantes para ti por alguna razón?
Complicadísimo…  Randy Rhoads, su manera de tocar y componer conectaba muchísimo conmigo.

Steve Vai, pura magia y dedicación y Mattías ÍA Eklundh, en los 90, cuando todo parecía dicho apareció él, creó un nuevo horizonte.

Blizzard Of Ozz (Ozzy) yo empezaba a tocar, y las composiciones de este disco me tuvieron entretenido muchas horas.  Passion and Warfare (Steve Vai) fue una fuente de recursos enorme, parecía no tener fin. Spankirg Hour (Freak Kitchen) Las ideas de este disco fueron una novedad para mí, otra manera de entender la guitarra y sus posibilidades,

Todo ello, teniendo claro que Van Halen está con el control de todo y de todos, y que por ello no hace falta ni mencionarle.

Tienes una carrera musical importante ¿En qué momento crees que se encuentra? ¿Tienes planteados nuevos retos?
Pues sinceramente, no sabría decirte, me siento con ganas y a gusto, eso es lo importante. Cuando pasen los años, con la retrospectiva del tiempo sabré en qué momento me encuentro ahora… La escena es tan sufrida, y se vive con tal pasión, que muchas veces, lo que un músico siente, no contrasta con la realidad que se vive.

En principio, el único reto que tengo, es seguir con la música. El tiempo irá dando forma a posibles proyectos que puedan presentarse. En casa hago muchas historias, pero no salen de allí. Creo que hoy hay más oferta que demanda, por eso no presento nada de lo que preparo y me curro en casa, no me hace sentir bien cuando el músico “mendiga” que se le escuche. Y hoy en día, es así.

¿Has tenido algún referente -didácticamente hablando- que te haya motivado en esa faceta?

Didácticamente he sido un seguidor de todo o casi todo lo publicado. “Cábalas con la guitarra” de Gabriel Rosales, me llegó muchísimo. Tuvo que ser una persona muy profunda.

Enric Herrera, sacó sus ya conocidos libros de armonía moderna, pero tiene uno que me encantó “Técnicas de arreglos para la orquesta moderna”.

Sobre técnica pura y dura… Los métodos de Troy Stetina, y Paul Gilbert me ayudaron mucho. Aunque de técnica tengo cientos de métodos de diferentes músicos. Lo que resultó trascendental fue la supervisión y el método de  Juanfran Muñoz, mi profesor de técnica durante 6 años ininterrumpidos en Cartagena.

Este año has publicado un libro, “Armonía Jazz aplicada al Rock, Heavy, Thrash y más…” un trabajo como ese lleva un proceso de gestación largo sin duda. ¿Decidiste hacerlo como una idea desde cero o fue el hecho de darle forma al material que todos acumulamos si estudiamos música?

Sí, más bien fue lo segundo. De cada libro que estudiaba, o de cada lección que recibía, hacía un desarrollo personal y bastante extenso. En casa tengo archivado todo. En total 183 archivadores con más de 800 canciones analizadas en profundidad. Lecciones concretas analizadas desde diferentes puntos de vista, que al final convergen en el mismo punto.

Siempre tuve claro que no hay una única explicación, ni una mejor o peor, las cosas siempre las veo “mixtas” en fin. Después de una clase recibida, hacía una serie de desarrollos teórico armónicos bastante extensos, como digo. También cuando leía algún artículo didáctico en alguna revista, trataba de dilatarlo lo máximo posible, añadirle al menos tres visiones o enfoques diferentes, y lo archivaba todo.

A la hora de elaborar el libro, sabía que lo tenía ya todo desarrollado y localizado. Quizá el verdadero curro fue poder resumirlo todo. Las notas sobre tonalidades paralelas, ocupaban 437 páginas, tuve que resumirlas en unas 50, si no, el libro habría sido algo así como 10 volúmenes de más de 500 páginas cada uno. Algo inviable de sacar, dado el momento económico en el que todos nos encontramos.

Ciertamente el estudio de la armonía suele estar muy relacionado con el jazz tradicionalmente ¿Cómo se te ocurrió ejemplificarla en un contexto rock?

Fue algo que siempre eché en falta. Tenía claro, que lo que me motivó a aprender guitarra fue el Rock y el Heavy. A medida que avanzaba en el estudio de la armonía, el Heavy era cada vez más olvidado. Nunca me cuadró eso. Sobre todo porque el nivel de músicos de este estilo es altísimo. Analizando canciones de Van Halen, Hendrix, Extreme, quedaba claro que contenían materias de armonía avanzada, y ahí fue cuando me cebé con este asunto.

Los ejemplos están en donde menos te lo esperas, desde canciones super complejas hasta temas muy comerciales y sencillos. He tratado de demostrarlo con los dos extremos.

Se puede acceder a los ejemplos en video ¿Nos puedes contar cómo funciona eso?

Claro. Cada libro contiene un código diferente. En la web, está el apartado de vídeos y dos recuadros donde introducirlos. Una vez registrado, tienes acceso a los vídeos.

Poco a poco iré añadiendo más material para la gente que esté registrada. Tengo mucho material y quiero ir dándole salida poco a poco. De esa manera, también agradezco a la gente que confió comprando el libro, para mí es un placer ir ofreciendo novedades didácticas, a todos los que están comprando el libro.

¿Cuál crees que es la aportación que hace el libro a un mundo en que la didáctica musical se encuentra tan saturada -y a la vez liada- en las redes?

Pues la aportación es clara. Una aplicación diferente a lo que todos hemos estudiado en la armonía moderna. Dominantes por extensión en lenguaje Rock y Heavy, sustituciones de tritono, tonalidades paralelas, escalas menor melódica en riff super Heavys, en fin, cada lección termina sonando a Heavy por todas partes.

También un toque de atención y respeto para las canciones aparentemente más sencillas. Son éstas, las que dejan claro la grandeza del arte de la música. Un tema de Bon Jovi, puede tener un mismo análisis armónico que un tema de Dream Theater. Si no lo creéis, mirad el apartado “Paralelismos ascendentes y descendentes”

Si tuvieras que valorar la importancia de las distintas áreas en la formación de un músico, por ejemplo, técnica, armonía, educación auditiva, improvisación… ¿Qué orden les darías?

Buf… la música, como arte, es puro equilibrio. Creo que todo tendría que ir a partes iguales. Aunque el sentimiento y la técnica para hacer realidad lo que te pasa por la cabeza, creo que son lo más importante, siempre a partes iguales, como demuestra Van Halen. Él no tenía conocimientos de armonía, y mirad el legado musical que ha dejado. Creo que todo nace de ahí. Luego se crea el estudio académico, donde las materias se separan para su estudio, y cada alumno desarrolla más unos apartados que otros, dependiendo de sus habilidades… Pero primero está el genio, éste lo hace todo por instinto, luego viene el estudio de todo, para que el resto de mortales podamos acercarnos mínimamente a la grandeza de los auténticos genios de la música.

En cuanto a improvisación, es otra historia. Hay auténticos genios. Pero por ejemplo, y tomando el estilo Rock, Greg Howe improvisa de manera maestra, John Petrucci, a pesar de ser un guitarrista de primera línea, creo que su fuerte es más la composición y ejecución de sus piezas,  lo que hace con Dream Theater me parece de 10. Cada uno tiene una misión clara en la música. La improvisación, como arte, es otra historia.

Me parece admirable gente como Howe o Kotzen, este último, también compone de maravilla.

Y bueno, el oído es innegociable, si no se tiene, la música no es lo tuyo.

Hace un tiempo me comentaba un amigo de Van Halen que Eddie estaba trabajando en una serie de conceptos relacionados con realizar bendings de “micro-tono” con slide… algo bastante marciano, ¿Crees que la técnica de guitarra se ha llevado al límite?

Sin duda es algo que ha sufrido un crecimiento brutal. A día de hoy, es difícil aportar algo novedoso, pero si algo ha demostrado la historia es que en cualquier momento puede salir un completo desconocido, con una visión diferente o unas características desconocidas hasta ese momento y darle la vuelta a todo lo que se ha hecho hasta el momento.

Ocurrió con Mattías Eklundh. Zappa en su época también dio un giro de 180 grados, Guthrie Govan ha subido el listón de un día para otro. Creo que sí, se ha llevado al límite, pero cuidado, las cosas, seguro que no van a quedar así…

Últimamente se ven en las redes muchos guitarristas con enorme talento y poca trascendencia ¿Hay alguien que te haya sorprendido?

Bueno. Como bien dices, cada día puedes ver a cantidad de jóvenes que tocan de una manera brutal, pero son tantos que ya no te asombra, pues es algo muy extendido. El tema interesante, viene cuando esa técnica va acompañada de un equilibrio y de un genio claro.

La primera vez que vi tocar a Fran Soler (hace unos años) me llamó la atención el equilibrio musical que tenía, no hacía aguas por ningún lado. Todo estaba en su sitio. Aparte de la técnica, estaba el feeling y el equilibrio. Me impresionó mucho.

Cuéntanos tus planes a corto plazo…

Seguir presentando el Libro mediante clinics didácticos por toda España. Desde que salió el libro, hace casi un año, llevo hechos 23, en diferentes escuelas, universidades y tiendas de música. Para este 2020 ya tengo algunas apalabradas en Valencia, Sevilla, Córdoba, Murcia, Barcelona, Madrid, etc y espero que sigan saliendo más. Cualquiera que le interese, se puede poner en contacto conmigo, seguro que llegamos a un acuerdo de manera fácil.

José Manuel López.

0 comentarios en Nacho de Carlos
Deja tu comentario