Revista de Guitarras

Gibson Les Paul 52

Era el año 1952 y dos compañías llamadas a ser los iconos y referencia en las guitarras eléctricas de cuerpo sólido, pugnaban por hacerse dueños del mercado, de un mercado emergente. Obviamente hablamos de Fender y de Gibson. Con mucho empuje e innovación Fender parecía haber tomado la delantera con la aparición de la Telecaster que significó un gran éxito para la compañía, algo que no podía Gibson ignorar y a lo que no tuvo más remedio que responder.  

La respuesta tuvo nombre propio y ese no fue otro que Gibson Les Paul Gold-Top, la primera guitarra de cuerpo sólido para la compañía entonces en Kalamazoo. Como decíamos corría el año 1952 y la guitarra que nos ocupa es de ese primer año de producción, algo que corrobora la ausencia del número de serie, junto con algunas especificaciones que iremos viendo posteriormente y que son las características esenciales de esta primera versión que se realizaría únicamente en los años 1952-53.

Construcción, pala, mástil

Gibson que tenía y tiene una larga tradición en la construcción de instrumentos de cuerda, no solamente guitarras -además de un know how muy importante-  no podía deshacerse de esta ventaja competitiva a las primeras de cambio, por lo que el tipo de construcción no podía sufrir muchas variaciones, al contrario de la novedosa Fender a la que su sistema de unión de mástil y cuerpo atornillado le había otorgado buenos resultados de ventas entre los usuarios de guitarras que interpretaban música country y country-western. Por lo tanto el sistema de construcción de la Gold Top fue invariablemente encolado.

La pala es la típica de Gibson, en ella se ve el logo de la marca y la firma de Les Paul Model sobre el clásico fondo negro característico de la marca. Ya hemos comentado que es una “pre-serial number”, así que en la pala no se encuentra marcado el número de serie. No es de las primeras fabricadas ya que estás no llevaban el borde en el diapasón, lleva un bound que no llevaban las primeras unidades. El clavijero de tres afinadores a cada lado es de plástico, Kluson, aunque sin el nombre de la marca grabado. El mástil como toda la guitarra salvo la tapa es de caoba, el ángulo se aumentó en las versiones posteriores porque  resultaba poco práctico, sobre él se haya el diapasón de palorrosa y encastrados en él 22 trastes. Los marcadores de posición son trapezoidales y situados en los lugares habituales y también lleva los puntitos en el lateral para orientarse al tocar.

El acabado del mástil es brown, algunos modelos –posiblemente realizados por encargo- lo tenían en color dorado, algo que se daba también en los laterales y en la parte trasera del cuerpo de la guitarra.

Cuerpo y electrónica

El cuerpo en estas primeras Les Paul es de caoba, con un cutaway en la parte inferior para poder llegar a tocar con cierta comodidad  las notas más altas en la guitarra. Monta una tapa de arce curva, generalmente las tapas eran de dos o tres piezas y no llevaban la costura en el centro, esta combinación se convertiría en un clásico con el paso de los años. El acabado en las primeras Les Paul era en todas Gold Top, suele con el tiempo convertirse en un amarillo algo verdoso en las zonas del cuerpo donde se produce un mayor roce, debido a que se mezclaba la nitrocelulosa con polvo de bronce. Cuando la capa de ésta se va haciendo fina, se termina perdiendo por el desgaste, entonces el polvo de bronce al entrar en contacto con el aire se oxida y aparece ese color verdoso como consecuencia de ello.

Cabe destacar un par de características en este modelo como son la ausencia de anillo de plástico alrededor del switch que selecciona la operatividad de las pastillas y sobre todo el puente flotante. Este puente cuya presencia se deba seguramente a la experiencia en guitarras de jazz, no resultó muy funcional en las de cuerpo sólido. De forma trapezoidal estaba pensado para que las cuerdas pasaran por encima de él por lo que mutearlas con la mano resulta muy complicado. Por otro lado en caso de que se golpeara, al estar sujeto únicamente por la presión de las cuerdas, se puede desplazar, por lo que la afinación se pierde por completo, si a ello le sumamos que deja las cuerdas muy altas, no es de extrañar que casi todas estas guitarras se modificaran posteriormente y que Gibson lo sustituyera por el tune-o-matic en siguientes versiones.

Los potenciómetros de control son: uno de volumen y uno de tono para cada una de las pastillas, lo propio de Gibson Les Paul. Las pastillas son dos single coil P-90 con funda color crema, en algunos modelos los tornillos de sujeción no están en paralelo a los imanes, si no en diagonal, esta que disfrutamos los tiene en paralelo. Por último dispone de un pickguard de plástico de una sola capa. La entrada del jack está situada en el lateral del cuerpo.

Sonido, conclusiones

Como venimos diciendo esta era la primera experiencia en la construcción de guitarras sólidas por parte de Gibson, por lo que su diseño en general no se ajusta a lo que se considera práctico bajo los estándares actuales, sin embargo tiene valor desde el punto de vista del coleccionismo –una vez más tenemos un “trozo” de historia de la guitarra eléctrica entre manos- y además tiene un excelente sonido, como así pudimos comprobar en la prueba y como se puede constatar en los audios que acompañan este artículo.

Obviamente no es una guitarra para largar un montón de notas, pero desde luego aquí se encuentran algunos de los sonidos de referencia de la guitarra eléctrica. No deja de ser importante que haya llegado hasta estos días en este excelente estado sin que ninguno de sus propietarios la haya adaptado a las especificaciones de finales de los 50 como pasó con muchos de estos instrumentos. Toda una Gibson Les Paul con mayúsculas.

José Manuel López.

Gibson

Les Paul

Caoba

Caoba

Palorrosa

22

Hueso

Wrap-under

Cromado

Kluson vintage

P-90

2 x Volumen, 2 x Tono

Lateral

Gold Top

0 comentarios en Gibson Les Paul 52
Deja tu comentario