Revista de Guitarras

Hagstrom Swede

 A priori cuando nos referimos a una guitarra Hagstrom, el nombre de marca puede parecer relativamente nuevo, sin embargo la compañía sueca responsable de la fabricación de estos instrumentos, lleva haciéndolo desde 1958 así que en el ámbito de las guitarras de cuerpo sólido se la puede considerar veterana. La producción que sostenía desde sus inicios se detuvo en 1983 pasando a ser las Hagstrom fabricadas hasta entonces modelos susceptibles de ser coleccionados.

Pasados los años, exactamente 23, la he­rencia continúa con la reedición de aque­llos modelos, realizados con las mismas especificaciones, los mismos diseños que hicie­ron que Hagstrom -en su momento- fuera una marca utilizada por músicos como Frank Zappa, Bryan Ferry, Elvis Presley, Steve Hackett, ZZ Top o David Bowie por citar algunos de los más re­levantes, ahora se ha desplazado la producción a oriente. De la misma manera se han incor­porado avances tecnológicos patentados para mejorar aspectos constructivos como son el Exclusive Resinator Fretboard y el H-Expanded Truss Rod, que comentaremos después. Llega­ dos a este punto vamos a analizar el modelo Swede de la marca que per­tenece a la Vintage Series.

Construccion, pala y mástil

La guitarra hay que situarla en su segmento antes que nada y para ello es necesario decir que sale a la venta con un pvp cercano a los 600 euros. Es de construcción encolada, con un mue­ble más que digno y buenos acabados. Hablando de acabados en este modelo es de poliéster de alto grado que es más sua­ve y más denso, produciendo un mejor rendimiento acústico que otros tipo de poliuretanos. La pala de esta Hagstrom es indi­cativa de la marca, con los clavije­ros tres y tres a cada lado y el pico inferior más largo que el superior, recuerda a las palas de mandoli­na Gibson y en nuestra opinión le confiere un cierto aire retro. De fondo negro muestra un ornamento nacarado con la figura de una flor de Lis y el lo­gotipo de la marca. Una plaquita de color negro con el nombre del modelo cubre el acceso al alma. Las clavijas de afinación Hagstrom, correctas, recuerdan en su diseño a las Grover Imperial aunque de tamaño menor y las capas onduladas. Una cejuela de grafito hace de guía para que las cuerdas se dirijan a sus clavijas. El mástil es de caoba, su perfil en “C”,cómodo, sobre él un diapasón con un radio bastante plano, que deja ejecutar bendings con comodidad y sin perder sustain. Dicho diapa­són es de Resinator, innovación de la marca. Básicamente se trata de un compuesto deno­minado ebonol que es una versión sintética del ébano, compuesto por capas muy prensadas de papel unidas por una resina fenólica. Le da un aspecto y un tacto muy suave, mantiene el tono y expresa bastantes armónicos. Este ma­terial es utilizado también para los bajos sin trastes ya que por su dureza y tacto, muy con­fortable, se adapta a la necesidad de estabili­dad y duración frente al desgaste que produce el roce de las cuerdas.

2

En el diapasón bloques nacarados marcan las posiciones de referencia y encastrados en él se encuentran 22 trastes Medium Jumbo.

Otra de las aportaciones de Hagstrom que resulta innovadora es lo que denominan H-Expander Trussrod, mecanismo que añade tensión en los extremos del alma y la extiende en toda la longitud de la misma, lo que hace posible un ajuste que deje la acción más bajo de lo habitual.

Cuerpo y electrónica

El cuerpo es de forma single cut de clara reminiscencia Les Paul aunque un poco más estilizado y con un rebaje en la parte superior para facilitar una mejor ergonomía. Un binding recorre todo su perímetro. El acabado Wild Cherry Transparent de la tapa deja ver el ve­teado de la tapa curva de caoba de 10mm que va pegada al cuerpo también de caoba y de 45 mm de espesor. Esta combinación oscurece un poquito el sonido que habitualmente viene pro­yectado algo más chillón, porque la tapa sue­le ser de arce en este tipo de guitarras. En la Swede esta combinación tiene su explicación en el resultado sonoro final que otorga por su relación con las pastillas Vintage Custom 58 humbuckers de la casa que monta la gui­tarra. Los controles son cuatro, uno de tono y otro de volumen para cada una de las dos pas­tillas, estos son de 500K y para los potes de tono lleva 2 condensadores uno por pote. Para gestionar la selección de pastillas la guitarra lleva un switch en la parte superior que activa la que deseamos, al igual que la originaria Les Paul, además en la parte inferior dispone de otro switch que amplía las sonoridades: en la parte alta opera de boost de graves, en la posi­ción central está en modo by pass y en la baja realza las frecuencias agudas, funciona en las dos pastillas y proporciona matices sonoros que dan riqueza al tono final.

La entrada de jack es lateral, el puente un tune-o-matic y el cordal de seis bloques esta cubierto por una placa metálica que imprime un puntito vintage al look de esta Swede.

3

Sonido y conclusiones

Tocando con ella y sin olvidar que estamos con una guitarra que se instala en un rango de precios medio, nos encontramos con un instrumen­to cómodo, al que los diferentes atributos que posee le dan una versatilidad sonora importante, por lo que resulta eficaz en dife­rentes estilos musicales.

Suena ciertamente caliente, seguramente más que las vintage originales y con un tono suave y equilibrado. Esta guitarra de imagen clásica tirando a retro, a la que se le ha incor­porado ciertas ventajes a través de innovacio­nes tecnológicas, es una propuesta más que interesante para quien quiera el concepto Les Paul desarrollado, con una buena imagen y unas amplias opciones sonoras.

Audios de sonido en Cutaway 23

José Manuel López

Hagstrom

Swede

Caoba de 45mm

Curvada de caoba de 10mm

Caoba

Resinator Fretboard, Perfil “C”

22 Medium Jumbo

Grafito

Long Travel Tune-O-Matic y Hagstrom Stop Tail Piece.

Cromado

Hagstrom 18:1 Die Cast Tuners

Negro de una capa.

2x Hagstrom Custom 58 humbuckers

2x Volume / 2x Tone / 3-Way

one Filter Toggle (center bypass)

Lateral

Wild Cherry Transparent

Suprovox

0 comentarios en Hagstrom Swede
Deja tu comentario