Revista de Guitarras

Pro Co RAT

Con cerca de treinta años en el mercado, este pedal de distorsión puede llevar orgulloso la etiqueta de clásico. Odiado y amado a partes iguales, su contundencia no deja indiferente a nadie. El modelo original del Rat salió al mercado en 1979 como producto de la compañía Pro Co Sound, fundada por Charlie Wicks en Kalamazoo en 1974. Fue el ingeniero Scott Burnham, sin embargo, quien desarrolló el circuito. Se comenta que este ingeniero trabajó durante años reparando y modificando efectos de la marca Systech -actualmente desaparecida- y que de ésa experiencia obtuvo las ideas para desarrollar el Rat. Sea como fuere, lo cierto es que sus ideas le permitieron crear un efecto de distorsión novedoso, al menos para la época

El circuito del Rat presenta dos factores claves que son los que le caracterizan el sonido final. El primero de ellos es el empleo de un amplificador operacional LM308N y el uso que se le da. La etapa de “drive” del pedal está configurada de forma que nos permite obtener una cantidad brutal de ganancia y lleva al propio amplificador a distorsionar cuando empleamos valores elevados en el control “distorsion”. Este comportamiento, que se trataría de evitar en la mayoría de los diseños, es una de las características del sonido del Rat. Además, justifica la elección del integrado, ya que es posible que otros amplificadores operacionales equivalentes no se comporten tan bien al hacerlos trabajar a esos niveles.

Las condiciones en las que va a trabajar el amplificador y la arquitectura de esta primera etapa, harán que obtengamos también una gran cantidad de frecuencias agudas. Y aquí viene el segundo factor clave, el control de tono -en los modelos actuales, se denomina “Filter”- constituido por un simple filtro pasa bajo. A pesar de lo sencillo de su naturaleza, este filtro es altamente efectivo debido a la gran cantidad de agudos que hemos generado en la etapa previa, de forma que nos encontramos con una gran herramienta que nos permitirá matizar el tono final en un espectro muy amplio.

La distorsión de la señal se genera a través de dos diodos entre la señal y la masa situados entre la etapa de “drive” y la de filtrado. Para ello, el Rat emplea 2 diodos de silicio 1N4148. Aunque en la actualidad estos -o sus equivalentes, los 1N914- son uno de los diodos más convencionales, en la década de los setenta era más común emplear diodos de germanio. Los de silicio ofrecen un recorte de la señal más abrupto y endurecen el sonido, por lo que parece que la elección fue hecha a propósito y no fue fruto de la coyuntura de la época.
Otro dato curioso de los Rat es que son efectos “True Bypass” desde que se empezaron a construir, algo también poco habitual en ese momento. Sin embargo, carecían de LED indicador. A finales de los 80 se introdujeron leves cambios en el circuito original, se colocó el LED indicador y dejó de ser “True Bypass”. Más adelante, sacaron la reedición del Vintage Rat original, con todas las características del modelo original, incluida la ausencia de LED.

rat1
En la actualidad, el modelo comercial se denomina Rat 2 y viene a ser el circuito original equipado con LED indicador y “True Bypass”.
En todos los modelos, excepto en los originales, el control de tono se denomina “filter” y actúa de forma invertida frente a lo que es tradicional. Al máximo, dejamos pasar todos los agudos, mientras que al ir girando en contra de las agujas del reloj, recortamos la respuesta de las frecuencias más altas.

Adicionalmente, la gente de Pro Co decidió ampliar el abanico del Rat, sacando al mercado diversos modelos basados en el circuito original pero con ligeras variaciones. Así, podemos encontrar el “Turbo Rat”, con un nivel de salida superior al original y que emplea LED´s en lugar de diodos para conseguir un sonido aún más duro y agresivo. El “You Dirty Rat”, que emplea diodos de germanio, el DeuceTone Rat, que viene a ser 2 Rat configurables servidos en una misma carcasa y el Juggernaut Bass Rat que, como su nombre indica, es una versión específica para bajo y que cuenta, además, con un sistema de loop de efectos adicional.

Sonido
Si hay una característica que define el comportamiento del Rat, esa es versatilidad. Trabajando a valores muy bajos de “distorsion” podremos obtener un tono típico de overdrive, ideal para calentar un ampli de válvulas. En cuanto subamos este control, observaremos que la saturación se encabrita rápidamente, aportando una gran cantidad de armónicos a nuestro sonido. Tendremos que tratar con cuidado el control de “filter” para que el sonido final no se nos vaya de las manos. Sin embargo, si le prestamos un poco de tiempo a compatibilizar la respuesta del efecto con el tipo de guitarra y amplificador que utilicemos, conseguiremos una variedad de registros que hará las delicias de cualquier rockero. Palm mutes ultra definidos, sustain infinito en notas únicas, tono aflautado para solear y, si es lo que queremos, barrera de sonido infranqueable. La presencia de nuestra guitarra en el contexto de una banda está garantizada si empleamos un Rat para atacar nuestros solos. E incluso, atacando sobre el canal saturado de un amplificador, conseguiremos ese plus que tantas veces se hecha en falta.
Os dejamos un par de muestras de audio (los audios están en la revista Cutaway 8) en las que podéis ver los diversos niveles de saturación obtenidos con un Rat 2 y la versatilidad del control de “filter”. Además, un listado más extensivo de las diversas versiones del Rat a lo largo del tiempo, además de la información original que proporcionan los fabricantes.

David Vie

0 comentarios en Pro Co RAT
Deja tu comentario