Revista de Guitarras

Electro Harmonix Eddy

Fundada en 1968 por Mike Matthews, Electro Harmonix es una de las compañías icónicas en lo referente al diseño y fabricación de pedales efecto para guitarra fundamentalmente, aunque también han fabricado otros elementos para equipos de audio. Su producción se realiza tanto en NYC como en San Petersburgo.

A lo largo de los años han puesto en el mercado pedales tan fundamentales como el Big Muff, Holy Grail, Deluxe Memory Man, Small Clone o Q-Tron, por citar solo algunos, de la misma manera que han sido usados por un buen número de astros de la guitarra y la música en general  como Jimi Hendrix, David Gilmour, Santana, Greenwood (Radiohead), Kurt Cobain, Billy Corgan, Jack White y un largo etcetera.

El LPB-1 Linear Power Booster fue su primer lanzamiento que ayudó a iniciar la Age of Overdrive que marcaría a partir de ahí la música moderna, el modelo que aún se vende en la actualidad. Al año siguiente llegó el Big Muff que usó Jimi Hendrix ya en 1969 y el resto hasta la actualidad forma parte de la historia.

Hoy en día Electro Harmonix, sigue muy en forma teniendo en el mercado más de 150 referencias que incluyen pedales, válvulas, amplificadores, cuerdas etc.

Uno de los últimos pedales que han lanzado basado en el circuito bucket-brigade es el “Eddy”, un vibrato/chorus analógico que es el modelo que vamos a revisar para Cutaway.

Eddy

Es bastante común que popularmente se confunda el efecto vibrato con el efecto trémolo, seguramente debido a que Fender llamaba vibrato al trémolo en sus amplificadores, al igual que la unidad de vibrato de palanca en los puentes de Strat se le denomina unidad de trémolo y aún se comercializa así.

Vamos a perdonar al gran Leo por sembrar esta confusión y diremos que el trémolo es una fluctuación en el volumen, como mover un pedal de volumen rápidamente hacia arriba y hacia abajo, mientras que el vibrato es una fluctuación en el tono de la nota que suena sin perder la afinación.

El vibrato se escuchó inicialmente en la década de 1960 en los amplificadores Magnatone 260 utilizados por Lonnie Mack y Robert Ward, ya en el 82 lo lanzó Boss como un pedal de efecto cuando era de sobras conocido.

El Electro-Harmonix Eddy, es un vibrato-chorus en una carcasa estilo “Bud Box”, de tamaño pequeño. Veamos sus controles.

Electro Harmonix Eddy laterales

Controles

Tenemos en la parte frontal un miniswitch para seleccionar entre vibrato y chorus, un led azul estroboscópico que cambia la velocidad de su luz en función de la velocidad y forma de la modulación y uno blanco que se enciende cuando el pedal está en modo efecto y se apaga cuando está en bypass con búfer.

Después de los led hay otro miniswitch para seleccionar entre ENV/EXP es decir si la envolvente o la acción de un pedal de expresión afectan la velocidad o profundidad del efecto.

Luego tenemos los controles para ajustar el Volumen (VOL) el Tono (TONE) la velocidad de la modulación (RATE) la cantidad de modulación (DEPH) y el SHAPE que afecta a la forma del LFO de la modulación. Con el control en el centro tiene una onda sinusoidal simétrica, el efecto de sonido más estándar y a medida que giras el pote en una dirección u otra, la forma del LFO se deforma para ser menos simétrica cuanto más lo giras.

Por último el ENV afecta en función de la dinámica que se está empleando al tocar, marcando el centro no tiene ningún efecto, a medida que la subes, tocar con más fuerza dará como resultado una frecuencia más rápida o una profundidad más alta, dependiendo del estado del interruptor ENV/EXP cuanto más se el control, más dramático será este efecto.

A medida que giras el potenciómetro debajo del centro, sucede lo contrario: tocar más fuerte da como resultado una frecuencia más lenta o una profundidad menor. Cuando usas el envelope para afectar RATE o DEPTH, es importante saber que los controles RATE y DEPTH establecen el “nivel base” de ese control, como en el lugar donde está cuando no está tocando o está tocando suavemente.

Electro Harmonix Eddy frontal

 

En uso

La calidad sonora de los efectos de chorus y vibrato  es importante, suena con una profundidad tridimensional y un cuerpo redondo y completo que hace que no desaparezca en la mezcla en ningún caso cuando activas el efecto. La capacidad de respuesta en cuanto a expresión es igualmente inspiradora en cuanto controlas un poco el pedal, ya sabes, eso que te dan ganas de seguir tocando.

Se escucha un ligero silbido de fondo como es lógico en un circuito analógico, ningún problema siempre que pongas en pedal en la cadena detrás del overdrive o el compresor.

El sonido del chorus realmente tiene una fluidez clásica y mola poder atenuar la profundidad de la modulación (o cambiar la velocidad) a través de un pedal. En el modo vibrato, el pedal vuelve a ser útil para añadir su propio retardo. Es decir es recomendable usarlo con un pedal de expresión.

Concluyendo, EHX ha conseguido en el Eddy un pedal muy bien diseñado que va más allá de los efectos que propone, ya que su ENV permite diversos grados de control dinámico sobre los  parámetros de ajuste de estos y eso aumenta su paleta sonora. Y con un precio más que interesante para un dos en uno.

Will Martin

0 comentarios en Electro Harmonix Eddy

Deja tu comentario