Revista de Guitarras

Framus Teambuilt Pro Series Mayfield Pro

Si no conoces la marca Framus, te sorprenderá saber que ha construido alguno de los instrumentos más míticos de la historia de la música: Paul McCartney, de The Beatles, compuso sus primeras canciones con una Framus Zenith modelo 17 que aún hoy sigue colgada en su estudio. Un amigo suyo, un tal John Lennon, compraría por su parte una guitarra Framus Hootenanny en 1965, hoy en día una auténtica reliquia difícil de conseguir y muy estimada por los coleccionistas.

Y es que ya por entonces los instrumentos construidos en Alemania gozaban de una gran reputación. Qué duda cabe de que los alemanes tienen fama de ser trabajadores minuciosos y metódicos, lo que ha hecho que sus instrumentos se hayan convertido en sinónimo de calidad. Warwick y su compañía hermana, Framus, son un claro ejemplo de ello. Un buen hacer que les ha hecho crecer de manera exponencial abarcando todo el mundo, teniendo sedes en Markneukirchen (Alemania), Shangai (China), y Nashville (USA) y distribuida en España por Acousticarium.

La serie Teambuilt de Framus que hoy analizamos está destinada a su gama alta, lo que significa que sólo un pequeño grupo de experimentados luthiers se hace cargo de cada instrumento, usando siempre los mejores materiales. La atención al detalle es milimétrica y el resultado es siempre un instrumento impecable, de gran sonido y comodidad. Esta Mayfield Pro disponible en Fanatic Guitars con un precioso acabado Burgundy Red Transparent es un buen ejemplo. Se trata de una guitarra de construcción semi hueca en arce macizo con una tapa de arce flameado AAA laminado. Lleva dos Seymour Duncan, una SSH-1N en el mástil y una SSH-4 en el puente. Una combinación de maderas y electrónica especialmente indicada para Blues y Jazz, pero lo suficientemente versátil para cualquier estilo que requiera de un limpio con personalidad y saturaciones muy ricas en armónicos.

 

CARACTERÍSTICAS PRINCIPALES

Empecemos diciendo que, al ser una semi hollow, ya cabe esperar que sea más ligera y tenga más versatilidad sonora que las de construcción sólida. Una versatilidad que comprobamos al escucharla en temas de blues, country, pop, rock, desde virtuosos como Phil X hasta rockers como Dave Grohl.

En el apartado de maderas destacan su cuerpo de arce macizo y su tapa de arce flameado AAA laminado. Completan este apartado un mástil de arce con un diapasón de palisandro, una combinación de maderas que proporcionan a esta guitarra un ataque rico y suave, con graves cálidos, medios con presencia y unos agudos suaves y claros.

Por su parte, cuenta con un diapasón de 22 trastes de níquel plateado de tamaño jumbo de escala 24.75“ (628mm) y un radio de 12” relativamente grueso. Unos trastes que han sido tratados con tecnología PLEK, una tecnología que garantiza la mejor acción posible sin nada de trasteos. Se trata de una máquina controlada por ordenador que mide y procesa las guitarras con las cuerdas en tensión, generando una alineación perfecta de los trastes y el puente, así como la altura y posición de las cuerdas.

Además de esta, se ha aplicado otra tecnología (esta vez marca de la casa llamada “trastes invisibles”) de Warwick que se denomina así porque los trastes no sobresalen del mástil, sino que son cortados un poco antes de la terminación del mástil. De esta manera, esta fina línea de madera intacta permite que la vibración se transmita por todo el mástil hasta el cuerpo.

Por último, cabe destacar la incorporación de piezas construidas por algunas de las marcas especializadas en componentes de guitarra más respetadas del mercado, como su puente TonePros Tune-o-matic, su cejuela GraphTech Black Tusq XL y el clavijero GraphTech Ratio de bloqueo para garantizar que siempre estará bien afinada.

Aunque en un principio pudiera parecer una característica algo menor, también destacamos que en su mástil encontramos unas incrustaciones de puntos fluorescentes muy útiles sobre todo cuando tocamos en ambientes oscuros como los de un concierto.

 

ELECTRONICA

La electrónica de esta Framus sigue la misma estela de calidad que el resto de especificaciones. Incorpora dos pastillas de una de las marcas más respetadas del mercado: Seymour Duncan. Empecemos con la del mástil.

Se trata de una Seymour Duncan SSH-1N, una humbucker muy versátil pero especialmente ideal para country, blues, rock, pop, funk y heavy-rock, ya que entrega un sonido vintage de finales de los 50. Una pastilla de tonos cálidos y cristalinos llenos de brillo y sustain que han definido el sonido de guitarristas como Ben Harper, Robben Ford o Mike Einzinger (Incubus).

Estamos hablando de una pastilla que, por sus bobinas de inspiración vintage, le dan una salida de una calidad que recuerda a la familia de las P.A.F. pero con un extremo superior más brillante y un sonido un poco más comprimido. Según Seymour Duncan esto es resultado de la acción del imán de barra de alnico 5 y el revestimiento de cera al vacío, que la hacen compatible con cuerdas de guitarra más livianas y amplificadores más ruidosos que los que se usaron en la década de 1950.

En cuanto a la pastilla del puente, esta Framus incorpora una Seymour Duncan SSH-4, que la compañía de pastillas de guitarra considera su humbucker “más popular de todos los tiempos”.  Una pastilla con un salida muy cálida, lo que nos permite sacar más sustain y armónicos a cualquier ampli. En combinación con este tipo de guitarra obtenemos unos graves potentes, agudos nítidos y un rango medio superior con bastante mordida, que se hace notar especialmente en los solos.

Aquí la versatilidad es indudable. Cuando empezamos a jugar con sus controles de tono y volumen, al blues, country o hard rock que de por sí ya suenan estupendos en esta guitarra, le podemos sumar estilos como la fusión, el punk, el grunge y hasta el thrash. De verdad, parece que todo suena bien esta guitarra.

EN USO

Con estas especificaciones uno sólo puede esperar grandes cosas de esta guitarra. Es cierto que muchas veces, cuando se prueban guitarras con grandes nombres y especificaciones la psicología te puede hacer creer que es mejor de lo que realmente es. Pero este no es el caso. Y para asegurarnos la hemos comparado con otros modelos similares pero de distinto rango de precios.

Lo que más destaca de esta Framus es que entrega un sonido muy rico armónicamente: un sonido principalmente cálido, con muchos armónicos y un regusto a madera gracias a la reverberación del sonido en su compartimento semi hueco. Por lo tanto, es un producto claramente posicionado en el apartado ‘Vintage’. Es decir, estamos ante un instrumento con bastante personalidad, pero que gracias a su electrónica se deja domar.

No obstante, su sonido limpio es excepcionalmente claro, especialmente en su pastilla del mástil, mientras que en el puente se nota muy cálido (aunque no áspero), con bastante presencia y conservando el grosor del sonido. La combinación de ambas pastillas en limpio suena aún más rico, con más proyección y más potente, donde se dejan notar mucho los armónicos extras añadidos por la madera.

 

Con un sonido crunch en seguida notamos ese saturado característico de las semi hollow, que recuerda al sonido Oasis (piensa por ejemplo en Champagne Supernova) pero no tan gomoso como el de las P90 (un claro ejemplo es el Revolution de The Beatles), con mucha riqueza armónica y grosor. De hecho, suena un poco más oscuro y grueso que los modelos con P90.

Por último, en pruebas con distorsión el sonido es muy saturado y denso, casi como el de una Les Paul cuando usamos la pastilla del puente, pero quizás con algo menos de salida. Un sonido perfecto para solos que me recuerda al sonido Foo Fighters (Dave Grohl en concreto), muy vintage y clásico.

Si has tocado una semihueca de estas características antes, sabrás que no se reconocen por ser las más cómodas de tocar en comparación con otros modelos, especialmente si tienes manos pequeñas. No obstante, si eres de los que les gusta abarcar más mástil con las manos, el de estas Framus os va a encantar, sobre todo porque la acción es insuperable. Se nota la aplicación de la tecnología PLEK.

CONCLUSIONES

Así que, como era de esperar, una guitarra cuyo coste está en los 3.000 euros y tiene escrito en la pala Framus se trata de una guitarra excelente sin prácticamente ningún tipo de defecto. Otra cosa es que sea la guitarra para ti ya que nos encontramos con una guitarra que, aunque versátil, tiene bastante carácter.

Framus

Teambuilt Pro Series Mayfield Pro

Arce, tapa de arce flameado AAA

Arce

Palisandro

22 Níquel Jumbo

GraphTech Black Tusq XL

TonePros Tune-O-Matic

Cromado

GraphTech Ratio

Seymour Duncan SSH-1N (mástil) SSH-4 (puente)

2 x volumen 2 x Tono

Lateral

Burgundy Red Transparent

0 comentarios en Framus Teambuilt Pro Series Mayfield Pro

Deja tu comentario