Revista de Guitarras

Guild F-55 Maple USA

Continuamos repasando el catálogo de una de las marcas clásicas más relevantes de la historia de la guitarra norteamericana y que desde su nueva etapa iniciada hace algunos años, nos va ofreciendo la recuperación de algunas de sus guitarras clásicas a la vez que incorpora nuevos modelos puestos al día tanto en su parcela eléctrica como en la acústica.

En este número vamos a revisar uno de los modelos más destacados, de mayor nivel y pertenecientes a las guitarras made in USA fabricadas en la factoría Guild de Oxnard en California.

Si la colección Westerly de Guild de fabricación asiática ya propone instrumentos de excelente factura, cuando hacemos referencia a las guitarras fabricadas en Oxnard nos ponemos en las ligas mayores, es justo decir que de ahí salen instrumentos que pueden competir con cualquier marca de referencia del mercado de las consideradas como clásicas, sin entrar en comparación con algunas de luthier tipo Manzer, Olsen, Marchione etc. porque estas son otros precios y otras consideraciones.

El modelo que nos ocupa es la Guild F-55 Maple, del que podemos comentar buscando su origen,  que proviene del modelo F- 50 original de 1954. Esta F-50 con sus distintas versiones se ha podido ver y escuchar en manos de grandes astros de la música como Eric Clapton y fundamentalmente a Ritchie Havens en su mítica actuación en el Festival de Woodstock.

Hablamos de una acústica flat-top de cuerpo Jumbo con una línea estética similar a la Gibson SJ-200, que ha estado en producción con sus distintas versiones entre 1954 y 1990 para ser recuperada en 2003 cuando la marca pasó a ser propiedad de Fender.

Este año en la nueva trayectoria de Guild que comentábamos en el inicio de artículo, la F-55 Maple ha comenzado a producirse en USA formando parte del roster junto a su compañera F-55 en palorrosa, ambas herederas de una tradición estético-musical de Guild en lo más alto de su catálogo.

Construcción, pala, mástil

El instrumento se presenta en un estuche Premium con humidificador. Estamos hablando de una guitarra que es tope de gama por lo que se constata que lo que son maderas, componentes, materiales y técnica constructiva es todo de primer nivel, difícilmente mejorable.

La guitarra se siente con solidez, con el tamaño de una jumbo que inevitablemente al tocarla te transmite esas vibraciones que te hacen estar integrado con ella, su peso es de 2,600 kg y al poco de tocarla te haces con ella, te resulta familiar y te planteas una pregunta ¿por qué no te tengo una guitarra así?

La pala muestra un perfil “center-raised” que Guild comenzó a ofrecer en algunos modelos a partir de 1964, incluye un binding blanco-negro y el logo nacarado sobre una linea angulada.

El clavijero que incluye es un Gotoh SE700 Open-Gear en dorado, de un estilo elegante y vintage.

La cejuela mide 43 mm y está realizada en hueso. El mástil es de caoba y muestra un listón central en nogal que cubre el alma dual, lo que vienen llamando “skunk stripe” o raya de mofeta.

Su perfil es en “C”, y deja ver el veteado de la caoba tras una capa de fina nitrocelulosa, es cómodo, como puede ser el de una guitarra eléctrica. Sobre él se encuentra un diapasón de ébano con un radio de 12” que aloja 20 trastes medium y unos marcadores de posición en madreperla con un triángulo invertido en su interior.

La longitud de escala de la F-55 Maple es de 25 5/8”.

Foto: Curro García Morales

Cuerpo, sonido, conclusiones

El cuerpo jumbo está construido con una tapa de abeto sitka sólida y aros y fondo de arce flameado, el acabado es en Natural y con una capa de nitrocelulosa brillante. La boca tiene un diámetro de  de 100 mm y está ornamentada con un anillo de plástico ABS. La tapa incluye un braceado de refuerzo con las piezas scalloped y en disposición de “X”.

Los bindings y el purfling, son filetes en blanco y en blanco-negro respectivamente, austeros, en general la guitarra muestra un equilibrio entre la austeridad y la elegancia que el propio veteado de las maderas transmite.

El puente está realizado en madera de ébano, con una selleta compensada de hueso y los pines a su vez de hueso también. El espaciado que ocupan la cuerdas en él mide 54 mm, frente a los 43 que ocupan en la cejuela o los 22,5 mm en el traste 9.

Como opción para amplificarse puede disponer de un sistema LR Baggs Anthem con controles de volumen y tono a los que se accede desde el soundhole de la guitarra y que no colorean el tono de la F-55 Maple.

Con esto acabamos de describir la guitarra.

Pasamos a comentar el sonido. Habíamos probado anteriormente una F-55 en rosewood y si ya en palorrosa proyectaba mucho volumen… bien, con los aros y fondo de maple todavía es capaz de proyectar más brillo y fuerza. Una guitarra equilibrada -como suelen ser las Guild USA- con agudos bien focalizados, para nada punzantes, medios bien articulados y graves definidos que no embarran nunca el sonido incluso con ataques muy fuertes. Es la guitarra perfecta para acompañamiento con acordes limpios y balanceados y puede ser una gran solista en música instrumental, donde otorga líneas melódicas claras y definidas Ese tipo de instrumentos que suenan como un piano para entendernos. Sin duda pasa a subir al podium de las acústicas que hemos probado este último año.

Si buscas una guitarra Jumbo para toda la vida, la Guild F-55 Maple es una opción muy difícil de batir, es cierto que tiene un precio alto, que no caro ojo, porque vale cada uno de los euros que cuesta.

En tu tienda favorita lo puedes comprobar.

José Manuel López

abricante Guild Guitars

odelo F-55 Maple USA

uerpo Tapa abeto sitka sólido. Aros y fondo de arce flameado

ástil Caoba

iapasón Ébano

rastes 20 Medium

ejuela Hueso

uente Ébano

ardware Dorado

lavijero Gotoh SE700 Open

LR Baggs Anthem

ntrada de Jack Lateral

cabado Natural

 

0 comentarios en Guild F-55 Maple USA
Deja tu comentario