Revista de Guitarras

Manuel Seoane. Entrevista

¿Cómo fueron tus años de aprendizajeApasionantes, porque sucedía algo que trato de que continúe en mí día a día con la guitarra, que cada día suceda algo nuevo, porque es muy motivador, la cojo como si fuera la primera vez cada día. Fue precioso, intento inculcarle a los estudiantes eso, que cada día descubran algo nuevo, nos enfrentamos a un instrumento maravilloso. Fue una etapa muy bonita que continúa siéndolo.

¿Cuando te conviertes en profesional y sabes que la guitarra va a ser tu vida?
Tuve la suerte a muy temprana edad de saber que quería hacer de la guitarra mi vida profesional y personal, ambas facetas van cogidas de la mano. A la edad de 14 ó 15 años supe que tenía que luchar, tuve claro que nadie me iba a regalar nada, es un mundo difícil. A día de hoy cualquier profesión es muy complicada y se trata de luchar mucho para conseguir poquitas cosas, lo que está muy bien porque te obliga a no relajarte. Sarna con gusto no pica. De hecho cuando tomé esa decisión yo jugaba en el Real Madrid y al final di el cambio, no sé si lo hice bien (risas) pero lo cierto es que elegí bien porque es lo que me apasiona

Te dedicas en paralelo a la enseñanza musical… ¿Qué nos puedes contar acerca de ello?
Mis dos pasiones en la vida, son estar en los escenarios, estar de gira actualmente con Mägo de Oz gracias a dios o a lo que sea afortunadamente tenemos muchos conciertos y es sensacional y mi otra gran pasión es la parte didáctica.

Creo que algo de cuando era pequeñito y estudiante se me ha quedado y que me gusta, hay muchos otros guitarristas que no les encaja la parte didáctica, para mi es mi otra gran pasión, trato de dedicarle todo mi respeto, mi sabiduría, y trato de aplicar un buen hacer a lo que esta parte didáctica de cualquier estudiante, que al final es una responsabilidad. La gente va a una escuela, se deja su dinero, creo que es de suma responsabilidad ofrecerle la mejor de las calidades a nivel educativo.

No puede ser improvisado, a la torera, hay que tomarse las cosas en serio. A mi me apasiona el hecho de preparar clases, crear una metodología, tratas de ponerte en el lado del alumno para tratar de ofrecerle siempre lo mejor que sabes. Bueno, es algo que me apasiona mucho, la mayoría de las veces aciertas por tomarlo con esa intensidad, para mí es muy importante.

¿En qué momento surge Rock Guitar Experience como metodología?
A día de hoy dirijo dos escuelas una que está en Madrid y otra en A Coruña que llevan el nombre de Rock Guitar Experience. Cuando monté las escuelas yo era de los profesores que más clases daba, con el tiempo me era cada vez más difícil comprometerme cada semana con un alumno por culpa de los viajes, vuelos, giras y demás. Empecé a reducir mucho el número de alumnos, ponerles a otros profesores nivel top, pero de alguna manera tu sabes que la relación alumno-profesor tiene que tener esa magia, porque al final acaban siendo muy cómplices… yo soy muy intenso dando clases, incluso quiero que no estén muy cómodos para que no se relajen. Mi manera de dar las clases, visualizar las escalas o el mástil, es muy particular, hay cosas que están en esta metodología que no están en le resto de libros. ¿Qué pasó? Que los alumnos de mis escuelas exigían que diera yo las clases, pero no me podía comprometer con ellos, entonces pensé que lo mas cercano a dar clases conmigo es que las dejara escritas y a través de un profesor iban a recibir mis clases, era lo más cerca que podía estar.

Como soy una mente inquieta pensé: vamos a hacer las cosas bien y los apuntes los realicé en libros y una vez estuvieron hechos me dije ¿Por qué no hacemos una certificación? Alguien cuando se apunta estudiar algo espera recibir algo a cambio. El alumno sabe cual es todo el proceso de aprendizaje, sabe cual es el punto de partida y el punto de llegada ¿Por qué en las escuelas de guitarra no sucede eso?

En las escuelas de guitarra sabes cuándo entras pero está la eterna pregunta ¿hasta cuándo tengo que estudiar? Porque no hay un curso por así decirlo que esté guionizado. Este fue el origen de la metodología y hemos conseguido hacer algo que sea competente, competitivo y que en unos años años sea Europa quien mire a España en busca de guitarristas… pues como el GIT de Los Ángeles, buscar que sea muy profesional y ese fue el origen de la metodología.

¿Cómo ha sido la tarea de estructurar los contenidos, algo que muchas veces se echa de menos en el aprendizaje de la guitarra?
Partimos de la base que para el alumno es importantísimo que la historia esté organizada, que el alumno tenga unos objetivos a 3 meses vista por ejemplo, que sepa lo que va a estudiar, que sepa cuando acabe un libro lo que ha aprendido sobre este libro y sepa también lo que le falta por aprender, para eso tienes que guionizar una serie de contenidos y el alumno y el profesor deben de ser conocedores en que parte del proceso de aprendizaje se encuentra.

Interviene Jorge Lario: Hay una cosa que creo que es el quiz de la cuestión, una cosa es un tratado por ejemplo, “Tratado de Armonía” de Enric Herrera, algo que hemos estudiado todos. En un tratado se expone una información pero no se organiza la transmisión de esa información, da por hecho que el lector tiene información previa o que hay alguien que te lo explica.

Un método no, en un método lo que está muy chulo es que no es una exposición de sabiduría, si no que aplica una metodología, algo que es una cosa distinta.

Continúa Seoane, de hecho como te comentaba antes, el asunto pasa por meterte en la cabeza del receptor, pero mira esto son 4 asignaturas que son técnica, armonía aplicada al instrumento, no sobre el piano donde las cosas son más visuales pero lo cierto es que nosotros somos guitarristas, en un local de ensayo si te piden poner cierto intervalo lo cierto es que no tienes un piano al lado sino una guitarra… sección rítmica y escalas e improvisación.

Cada libro tiene 8 capítulos y cada capítulo contiene estas 4 asignaturas, y la manera de transmitirlo que es un poquito lo que me has preguntado… en cada capítulo de cada asignatura son conceptos muy definidos, para que al profesor le dé tiempo en una clase a enseñar al alumno y garantizar que en una semana hasta su siguiente clase, le de tiempo a asimilar ese capítulo.

Los libros incluyen una guía de cómo estudiar en casa, muchas veces me he encontrado con alumnos que acaban con un montón de fotocopias y en casa no saben por dónde empezar, acaban tocando la canción que les mola y no progresan.

Aquí los ejercicios están marcados con un tiempo, que es el que entendemos necesario de cara a la siguiente clase, de modo que el alumno es casa sabe lo que debe estudiar, en cuánto tiempo y de que manera. Si lo lleva todo al día, puede pasar de un nivel a otro cada trimestre.

De las diferentes áreas de estudio ¿Cuál crees que es la más se necesita trabajar generalmente? La lectura ni lo cuento… jajaja
Mi experiencia me dice -habla Seoane- que muchos alumnos empiezan habiendo aprendido riffs y rítmicamente no van mal del todo, técnicamente a quién le gustan los guitarristas tocones pues lo lleva bien y la armonía en cuanto la descubren quieren más y más y más y se enganchan, es chulísima la armonía y en mi experiencia es en la improvisación donde menos seguros están.

Claro, un ejercicio, te pones un metrónomo y repites hasta que te sale, la improvisación se ve el resultado a largo plazo. Dice Lario, es lo más difícil de abordar solo y para mí es lo más importante -apostilla Seoane- ahí un guitarrista afirma su personalidad, crea su fraseo, su tono… esto al principio el alumno no lo entiende y le parece aburrido porque no le suena bien.

Lario, dice: para mí la gran carencia del guitarrista medio, incluso del guitarrista de nivel alto es la lectura, de manera general.

A mí me encanta trabajar de oído -apostilla Seoane- en el local con los compañeros, sin pasar la info escrita y podría hacerlo porque es algo que me gusta y controlo.

¿Los alumnos tienen que hacer todos los niveles o hacen algún tipo de prueba para saber en qué punto se encuentran?
Uno de los objetivos de la metodología es que al alumno no se le eternice y tampoco queremos engañar a nadie, si un guitarrista que se cree con nivel para comenzar por el nivel 7 por ejemplo, es una estupidez hacerlo empezar por el 1.

Veamos, la metodología son 3 grados y cada grado 3 niveles, 1-2-3 para grado 1, 4-5-6 para grado 2 y 7-8-9 para grado 3. Son convalidables los grados, no los niveles.

Es convalidable pasar de un grado a otro con una prueba de nivel de grado, para poder examinarte has de pagar la tasa de ese nivel.

Lo digo esto porque ha pasado a veces que la gente cree saber más de lo que realmente sabe… entonces es casi peor que alguien diga que está preparado para el 8… seguramente va a tardar 4 años porque quizá le falten contenidos del 4 del 5 del 6 y del 7… al final ganamos todos con el hecho de hacerlo así.

No se trata de eternizar el aprendizaje, si hay un guitarrista preparado para comenzar en el 7, va a comenzar en el 7, esto tiene que ser así.

RGE tiene sede en Madrid y A Coruña ¿Cómo ha sido el llegar también a Valencia?
Mira hay lugares y lugares, para mi Valencia es una plaza muy importante a todos los niveles, no sólo por la metodología en si, a nivel conciertos o giras, creo que cualquier músico lo toma como especial, es rollo… “el concierto de Madrid aquí no podemos fallar”… con Valencia pasa lo mismo hay algunas ciudades que de alguna manera y psicológicamente para el músico son importantes, hacer un buen show y demás.

En el caso de la metodología… Valencia es una ciudad multicultural, para mí es una de las ciudades que más cultura ofrece al ciudadano y es muy importante entrar bien en Valencia por que la competencia en cualquier tipo de arte o propuesta cultural es muy fuerte.

Hay que entrar con honestidad y respeto y hacer las cosas de manera muy profesional, entrar con buen pie. En ese sentido di a parar con Jorge Lario y la verdad que en estos meses que llevamos hablando hemos sintonizado mucho, congeniamos en muchos puntos de vista, esto es importante porque al final vas a trabajar codo con codo. La escuela está muy chula, lo tiene muy bien montado… tampoco se trata de meter la metodología con calzador en todas las escuelas del mundo, no voy por ahí. Al final una de mis prioridades es ofrecer sobre todo calidad.

¿Qué estamos haciendo? Preseleccionar de cada ciudad escuelas que hablen el mismo idioma que nosotros, el alumno cuando entra en la escuela debe sentirse motivado con la decoración, las guitarras, si el alumno pregunta alguna duda sobre un guitarrista, pues que el profesor lo conozca… que hablemos todos el mismo lenguaje…

Comenzamos con ilusión en Valencia, Lario es la persona adecuada, muy profesional, él también está ilusionado con el proyecto y vamos a ver cómo empieza a arrancar, ya tenemos mucha demanda y creo que podemos hacer un buen trabajo.

L´Espai Musical pasará a ser el centro oficial de RGE así cómo Lario será el embajador de RGE para toda la Comunidad Valenciana, no se me ocurre una persona mejor, lleva toda la vida trabajándoselo. Yo no soy tonto y no puedo abarcar todo y me debo dejar aconsejar por gente que en muchos aspectos sabe más que yo, como en la escuela de Madrid por Tony Hernando o Manolo Arias.

Lario gestionará todas las escuelas que se unan al proyecto en la Comunidad Valenciana, conoce mi filosofía, conoce el producto, está ilusionado… no se me ocurre mejor persona que él.

Uno de los valores añadidos más allá de la propia enseñanza en sí misma es la Certificación como guitarrista de rock ¿Qué nos puedes contar en ese sentido?
Hay que aclarar que no es una titulación oficial porque no lo emite el ministerio ¿ok? Ni lo es la que te dan el el GIT en Los Ángeles. Lo quiero dejar claro porque el objetivo no es certificar para luego ser profesor, el objetivo es que haya algo que de una maldita vez certifique a un guitarrista de directo.

La Certificación la avala una normativa internacional la ISO 17024 que establece los puntos que nosotros mismos dictaminamos de aptitudes, actitudes, experiencia… y que queda certificado por la Entidad Nacional de Acreditación y Certificación.

Mira, hay mucha profesiones… yo que sé… por ejemplo no hay ninguna carrera para dedicarse  a “delegado de protección de datos” no hay ninguna carrera porque es una necesidad que la sociedad ha creado y no hay carrera ni profesores que la impartan y ahí entra en juego la certificación de personas. El nicho de guitarrista de rock estaba vacío, no había nada a nivel legal que determinase cuales son los puntos necesarios para ser un guitarrista profesional.

¿Cuándo estará operativa en Valencia?
Ya hay alumnos, de todos modos vamos pasito a pasito, yo no creo en los pelotazos y Jorge tampoco, esto es una carrera de fondo. En Valencia ya está funcionando, ya ha habido exámenes y la valoración ha sido superpositiva.

Vas recorriendo España y vas constatando que ayuda al alumno esta forma de estudiar.

Si yo fuera un posible alumno ¿Qué razones me darías para que estudiara en RGE?
Risas. Pues lo primero cercanía con el profesor, trato siempre que el profesor que te toque sea nivel top, porque queremos formar guitarristas top. Le sumas el hecho de tener una metodología ordenada, bien estructurada, certificada y muy dinámica en el sentido que el alumno siempre tiene los objetivos claros a corto plazo, que es una formación integral… creemos de verdad que te va a convertir en un músico competente

José Manuel López

0 comentarios en Manuel Seoane. Entrevista
Deja tu comentario