Revista de Guitarras

Tone Maker Amp review

En este review vamos a analizar de primera mano un amplificador “Custom Made” de la mano del gurú de la electrónica Ángel Ruíz. El amplificador en cuestión se llama “The Tone Maker” y se trata de una re- interpretación de un Dumble SSS al que se le ha añadido un canal de saturación y una serie de funciones adicionales.

El amplificador es de 60W de potencia con 2 válvulas 6L6GC. Dispone de 5 válvulas de previo (4 de previo 12AX7 y una inversora 12AT7).

En el frontal nos encontramos la entrada de guitarra y justo a la derecha encontramos dos conmutadores que se desplazan verticalmente con las indicaciones “MID” y “STYLE”. El primero es un booster de medios, con dos posiciones, y con el objeto de incrementar la ganancia del amplificador en una zona situada entre los trescientos y los mil hercios. El segundo cuenta con tres posiciones y también trabaja sobre la zona de medios pero de forma más compleja.

Canales y controles

Como su nombre indica, puede cambiar el estilo tonal del amplificador según la posición que se fije y está pensado para adoptar una respuesta en frecuencia en la gama de sonidos de un Fender Twin Reverb, en la posición superior y en la de un Dumble SSS en la inferior. En la posición intermedia se consigue una respuesta intermedia entre ambos estilos. Estos controles afectan igualmente a ambos canales, limpio y saturado.

Seguidamente nos encontramos los típicos controles de agudos, medios y graves comunes para ambos canales. Más a la derecha se encuentran las ganancias de cada canal, ambas completamente independientes siendo el “VOLUMEN” la ganancia del canal limpio y el “GAIN” la ganancia del saturado. Ambos controles cuentan con su correspondiente interruptor de brillo activable mediante Push-Pull que además añaden un poco de ganancia extra.

Más hacia la derecha encontramos los controles de “REVERB” y “PRESENCIA”. Este control de Reverb afecta solo al canal limpio disponiendo de otro control de reverb idéntico en la parte trasera del amplificador para el canal saturado.

A continuación nos encontramos los controles “LEAD” y “MASTER”. El Master controla el volumen general del amplificador mientras que el control LEAD establece el nivel de volumen del canal saturado respecto al limpio.

Ambos controles disponen de una función extra que se activa mediante Push-Pull y que una actúa insertando un “FUZZ” en el canal saturado y la del otro desconecta la realimentación negativa o NFB global con objeto de liberar los altavoces del típico damping o amortiguamiento que impone dicha NFB para que se adapten mejor a un determinado estilo musical o preferencia del usuario.

Tone Maker back

Panel trasero

En la parte trasera del amplificador nos encontramos con la entrada de “Tensión de Red” junto con un Fusible General incluido en el propio conector.

A la derecha encontramos el interruptor general de potencia mientras que el de Standby lo tenemos en el frontal. Justo al lado nos encontramos con otro fusible destinado a proteger las válvulas finales de cualquier sobrecarga que pudiera aparecer en la etapa de potencia, incluido el transformador de salida, así como el resto de la fuente de alimentación en el supuesto de que cualquier válvula de potencia pudiera sufrir alguna avería de riesgo.

Más a la derecha encontramos un conmutador de Clase AB (hacia arriba) y Clase A (hacia abajo). Aunque pudiera parecer un conmutador de potencia de salida, no es ese su principal cometido sino el cambio de carácter tonal en el amplificador, de modo que en clase A y con la NFB desconectada (botón hacia afuera) se pueden conseguir tonalidades más brillantes y con más graves que las que encontraríamos con la combinación contraria. Mientras que en Clase AB podríamos conseguir un máximo de 60W RMS, en Clase A sólo llegaríamos hasta unos 40w más o menos, en las mismas circunstancias. No obstante, este aumento de potencia en Clase AB sólo se notaría en situaciones de potencia máxima o cercanas al máximo, pues para potencias menores observaríamos un mayor volumen de sonido en Clase A sin tocar ningún otro control del amplificador.

Siguiendo el orden de ubicación ahora nos encontramos con los conectores de altavoces que son dos jacks hembra, como el de entrada de guitarra, conectados en paralelo y con su correspondiente conmutador de impedancias a la derecha. El selector de impedancia es de 4, 8 o 16 Ohm.

El peor escenario de seguridad que podría darse sería olvidarse de conectar el altavoz a cualquiera de las salidas y hacer funcionar el amplificador en vacío. Para ese caso, este amplificador incorpora una configuración de seguridad que evita daños en el mismo hasta que nos diéramos cuenta del error.

Lo siguiente que nos encontramos son los conectores de la pedalera con la serigrafía de las funciones. Se trata de 2 conectores Jack con 2 funciones cada una (Jack estéreo) que permiten desde una pedalera de 4 botones la activación y desactivación de 4 funciones.

 

Tone Maker frontal

Pedalera

El primer pedal activa una función de Boost de estado sólido que se puede ajustar internamente hasta un máximo de 24db. Yo lo tengo ajustado a una ganancia de 10dB, pero dependiendo del gusto o necesidades de cada uno se podría ajustar a 6dB, 9dB, etc. Una utilidad bastante práctica es la de equilibrar la ganancia de una guitarra con pastillas Single Coil a la de otra con pastillas Humbucker, para lo cual bastaría con aplicar una ganancia máxima de veintitantos dB. La respuesta de este booster es bastante transparente o lineal a excepción de un recorte poco pronunciado por la parte de graves.

El segundo pedal permite la conmutación entre el canal limpio y el canal saturado. El tercero de los pulsadores activaría el trémolo que incorpora el amplificador. Los controles del trémolo se encuentran al final del todo de la parte trasera del amplificador. Dispone de un control para la intensidad y otro para la velocidad. Este trémolo es totalmente vintage actuando sobre las válvulas de potencia y tiene un tono excepcional.

El último de los pulsadores de la pedalera activa otro Booster. Este es diferente del anterior ya que es fijo y produce un cambio de tonalidad importante ya que al activarlo desconecta el ToneStack y hace que la señal pase de largo obteniendo un sonido RAW o crudo. Cuando el amplificador se encuentra en este modo se suele notar una bajada en el nivel de graves y una subida en los medios. En este modo también apreciaremos que el conmutador que antes actuaba como booster de medios ahora lo hará como booster de graves. Ocurrirá lo mismo aunque de un modo más suave con el control de “Style”.

Tanto este control como todos los demás contribuyen no sólo a sumar recursos para encontrar buenos e interesantes sonidos sino para facilitar la búsqueda de una ventana de frecuencias libre en la que la guitarra no se vea oprimida por otros instrumentos dentro del grupo o contexto musical.

Al lado de los Jacks de la pedalera hay un potenciómetro para ajustar el nivel de reverb del canal de saturación. Indicar que la calidad de la Reverb es muy buena y que a partir de ciertos niveles de la misma se produce un efecto de Chorus / Eco natural muy interesante que hace prácticamente innecesaria la utilización de pedales de Delay.

Después del control de Reverb nos encontramos con el Loop de Efectos o “FXLOOP” con su correspondiente entrada “Return” y salida “Send”. Es totalmente transparente y puede usarse como etapa de potencia conectando un previo o procesador al “Return” del mismo.

Como detalles interesantes de diseño os comento que la etapa inversora de fase cuenta con un circuito “Current Sink” en lugar de la típica resistencia de cola o “Tale Resistor”, lo que ayuda a la estabilidad y equilibrio armónico de toda la etapa de potencia.

Las dos válvulas más sensibles del previo V1 y V2 llevan sus filamentos alimentados con tensión continua proveniente de un regulador LM7806. Lo cual reduce al mínimo el ruido de fondo producido no sólo por las propias válvulas sino por toda la circuitería colindante.

El FXLoop que incorpora es totalmente transparente y está ajustado a un nivel universal para poder excitar cualquier dispositivo de pedal o rack de la forma más simple de forma directa y automática sin necesidad de seleccionar niveles.

La construcción de este amplificador es totalmente punto a punto y este modelo ni siquiera lleva placas de componentes de ningún tipo. La construcción es la misma que se hacía en los años 30, 40 ó 50. Se pueden contar con los dedos los amplificadores actuales que se hacen de esta manera. No obstante lleva una pequeña placa de circuito impreso fabricada de forma completamente artesanal, y es la destinada para alojar los circuitos auxiliares del amplificador solamente y que funcionan con componentes de estado sólido, como la Reverb, el Trémolo y el Booster equipado con transistor JFET.

El diseño de este amplificador está realizado para que a pesar de su complejidad, los componentes ocupen un mínimo espacio y estén todos conectados entre el zócalo de una válvula y el de la siguiente con sólo un punto de apoyo intermedio. De esta manera reducimos también al mínimo el uso de cables de unión entre puntos, permitiendo una buena circulación de aire entre componentes. La distribución de puntos de masa ha sido estudiada para evitar bucles y reducir a un mínimo prácticamente imperceptible cualquier influencia de corriente alterna, así como para evitar auto- oscilaciones por realimentación. Esto es fácil de comprobar si se giran todos los potenciómetros a tope y se dispone de una buena conexión de tierra en la instalación eléctrica. En esta situación sólo se oirá el soplido típico de las válvulas funcionando a tope de ganancia en lugar del molesto ruido de 50 ó 60 hertzios proveniente de la red de alimentación.

Los componentes se han escogido todos para ofrecer el mayor grado de calidad y fiabilidad posibles. El chasis es completamente de aluminio y de 2mm de espesor.

Las resistencias son todas de un 1W como mínimo y se han utilizado de las antiguas, de compuesto de carbón como las que usaban los primeros amplificadores Fender, pero sólo en aquellos puntos donde su efecto “vintage” posibilidad de manifestarse y no afectan a la estabilidad o ruido del amplificador.

El transformador de alimentación es un modelo de fabricación alemana seleccionado por su gran eficiencia y una increíble e inusual característica que lo mantiene prácticamente frío durante horas y horas de funcionamiento.

El transformador de salida es también una pieza esencial en el tono final del amplificador. En este caso se ha usado uno de fabricación americana, concretamente un “ClassicTone” de Magnetic Components, uno de los fabricantes más reconocidos a nivel mundial. También fue minuciosamente comprobado y comparado con otros para asegurar que era el mejor, o uno de los mejores, antes de tomar una decisión.

Tone Maker front

Sonido

A nivel de sonido nos encontramos con un amplificador con unos tonos limpios increíbles en la línea de un Fender Bassman llegando a sonar más abiertos como un Dumble con el selector de carácter del amplificador.

En el terreno de l a saturación es un ampli q u e está pensado para obtener tonos bluseros aunque si utilizamos guitarras Humbuckers y ponemos ganancia sobre el
obtenemos unos tonos rockeros densos con una buena componente de graves al más puro estilo de Joe Bonamassa o Robben Ford.

Eso sin contar con el Fuzz que incorpora el amplificador el cual es muy sutil y no ensucia para nada el tono original del amplificador.

Como conclusión podemos decir que nos encontramos con un amplificador magnífico lleno de posibilidades tonales construido con los mejores componentes electrónicos y con un tipo de ensamblado custom.

José Rubio

0 comentarios en Tone Maker Amp review
Deja tu comentario