Revista de Guitarras

Guild D 40 review

La gente de Guild Guitars continúa en esta nueva etapa incrementando su catálogo con una nueva serie de modelos de fabricación USA. De la nueva factoría ubicada en Oxnard, California, van surgiendo instrumentos con un elevado overall de calidad, tanto en acabados como sonoramente hablando.

Cuando una marca atesora una buena cantidad de modelos que han sido parte importante de su pasado parece una buena idea retomarlos, llevarlos al presente y ofrecerlos de nuevo a la afición. En ese sentido parece que están trabajando en Guild y prueba de ello es la nueva propuesta made in USA que se puede encontrar a la venta en estos días, estamos hablando de la Guild D-40.

La D-40 se lanzó al mercado en el año 1963 por primera vez. Fue la primera dreadnought que se planteó construir en Guild, una forma de cuerpo nueva para ellos hasta esa fecha, ya que anteriormente los modelos de cuerpo tipo jumbo o concert eran los dominadores. Con esto igualaban a Martin o Gibson que ya las fabricaban desde hacía unos 30 años atrás. Le seguirían la D-44 en 1965 y la D-55 en 1968, entonces la joya de la corona. La lista sigue en los años siguientes con la D-35, la serie G etc. pero esa es otra historia, nos vamos a centrar en la Guild D-40 puesta al día que nos ha llegado.

 

 

Construcción, pala, mástil

La guitarra viene en un estuche sólido con humidificador –Humicase– incluido en la tapa del mismo que la ayuda a mantenerse en buen estado y que no le afecte demasiado las variaciones climáticas, no olvidemos que estamos hablando de maderas.

A simple vista es un modelo austero en decoración, el acabado es satin en todo el instrumento, podemos ver que la capa de barniz es finita, luce elegante y se observa maderas seleccionadas con el grano del veteado homogéneo, armónico.

La pala mezcla el perfil, el logo y la tapa del acceso al alma de distintas épocas, logrando una buena combinación. El clavijero es de tipo open gear, estilo vintage, con las palometas en crema y 20:1 de radio. La cejuela está tallada en hueso y mide 43 mm.

El mástil es de caoba con un perfil en forma de “C”, de los más cómodos y agradables al tacto que hemos probado en una acústica, se une al cuerpo de forma “mortise and tennon” (machiembrado). El tacón viene rebajado por lo que aumenta la comodidad para la mano al tocar en las partes más altas. Realmente confortable.

El diapasón de palorrosa de India ofrece un radio de 12” y encastrados en él 22 trastes.

Cuerpo

Ya hemos comentado antes que la D-40 es una dreadnought, así que es el perfil de la forma de su cuerpo. Se ha empleado una combinación de maderas clásica, es decir, abeto sitka para la tapa y los aros y fondo de caoba africana. Hablamos de maderas sólidas.

Muestra un binding de plástico ABS, con doble fileteado en la parte que une tapa y aros y sencillo en la unión de aros y trasera, que le da un punto visual alegre dentro de la sencillez estética de la guitarra, aquí el resto lo han echado en el sonido como podremos comprobar más delante de este relato. El bracing de la tapa está realizado con piezas de abeto “escalopeadas”.

Para finalizar la descripción de la guitarra debemos destacar el puente de palorrosa de India con selleta de hueso compensada y pines de plástico de color marfil. Un golpeador tortoise una roseta estilo vintage rematan el concepto estético de la guitarra.

 

 

Sonido, conclusiones

La D-40 suena fuerte, proyecta un buen volumen, algo lógico en una dreadnought y además le añade claridad y sustain a las sonoridades que se pueden obtener de ella. Nos gusta mucho el equilibrio que muestra entre frecuencias, que se puede explicar diciendo que están todas “en su sitio”. En ningún momento una nota grave enmascara o enmudece un sonido agudo, por lo que los acordes suenan limpios y dejando un buen poso sonoro. Nos gusta que ese buen balance se mantenga tanto si tocamos muy suave como si le atacamos con fuerza donde hay siempre más riesgo de ensuciar los sonidos.

Estamos ante una guitarra sencilla en apariencia, con buenos acabados, maderas seleccionadas y una construcción en la que se nota el saber-hacer de Guild, su sonido es muy destacable. Esto nos deja ante una acústica con un pvp difícil de batir en un instrumento de su categoría y que cualquiera que se quiera hacer con una guitarra acústica de primer nivel no debería dejar de probar en su tienda favorita.

José Manuel López

Guild Guitars

D-40

Tapa de abeto, aros y fondo de caoba

Caoba

Palorrosa

22

Hueso

Palorrosa

Cromado

Vintage open gear

Natural en satin.

 

https://www.youtube.com/watch?v=N3rZhmesvJI

0 comentarios en Guild D 40 review
Deja tu comentario