Revista de Guitarras

Andrea Ballarin Manne Guitars entrevista

Manne Guitars

Andrea Ballarin es Manne Guitars. Su taller está localizado en Schio, una población en la provincia de Vicenza. Rodeada por las Pequeñas Dolomitas, Andrea fabrica estas maravillas desde 1987, innovando y perfeccionado cada día sus conocimientos.

¿Cómo comenzaste a trabajar de luthier?

Empecé ayudando a un constructor de bajos en mí mismo pueblo mientras trabajaba en otro sitio. En ese tiempo, si construías alguna cosa, solo tenías que visitar tiendas mostrándoselo y estaban dispuestos a comprarlos y pagártelos. Comenzamos una sociedad al 50% pero no funcionó. Por eso decidí emprender mi propio camino en solitario.

¿Cómo surgió la inspiración para ello?

Comencé a tocar la guitarra a los 16 años, eléctrica y acústicas. Cuando era adolescente, dibujaba palas e instrumentos por todos sitios. Construí una guitarra con las estanterías de un armario de mi padre muchos años antes de que empezar el oficio.

¿Cuál fue tu primer proyecto importante?

Fui diseñando la forma de mi línea de instrumentos personal. Cuando empecé, estuve haciendo reparaciones para que la cosa funcionase mientras estaba diseñando prototipos. Me tomó varios meses y en Octubre del 1987 fui a mi primera exhibición en Milán con algunos bajos y guitarras listas. Desde entonces me tomó 28 años llegar a los instrumentos que ves ahora.

¿Qué importancia tiene la madera en el resultado final al construir un instrumento?

La madera es un material puro. Es donde empieza todo. Hay diferentes funciones que la madera debe realizar mecánica y acústicamente. Siempre procedo con pasos pequeños para probar y desarrollar nuevas soluciones en la construcción de guitarras. Acerca de la madera, me gusta citar a mi principal suministrador, un experimentado vendedor de madera de mi región. Fui a comprar algo de arce preguntándole: “Lo necesito muy blanco, sin nudos ni desviaciones, muy recto con uniformidad en los espacios de crecimiento de los anillos y duro, pero no demasiado pesado”. El me miró y me contestó: “¿Estás seguro que estas preguntando sobre maderas? “. Me acordaré de esa frase siempre, como la madera es madera. Tú tienes que conocerla, buscarla y entonces entenderla, también aquello que no te dice.

Manne Guitars

 

¿Qué combinaciones de maderas te parecen más interesantes?

Actualmente, estoy usando mayormente maderas Italianas. Encontré “Platanus Acerifoglia” llamada Sicomoro, o arce en Inglaterra que es una muy buena madera para construir bajos y guitarras. Suena muy llena, redonda y densa, pero no es fácil, debes conocerla y encontrar la mejor manera de trabajarla. Entonces se me ocurrió la receta definitiva para mástiles hace casi una década, con arce y laminados. Pero aún estoy intentando alguna cosa nueva actualmente.

¿Qué parte del instrumento es la más importante para ti?

Para mí, todas las partes hacen el total, por eso no puedo decir cuál es la parte más importante. Mucha gente cree que la pastilla es la parte más importante de la guitarra. Yo no creo eso, es solo una parte que afecta al resultado, pero es una cosa que puede ser cambiada. No puedes cambiar la construcción (materiales y como se fabricó) de la guitarra. Cada guitarra tiene su propia “respuesta dinámica” que depende de su construcción, que afecta a su enfoque sobre la reproducción de la misma.

Es la sensación que tienes de que cada instrumento te deja tocar de cierta manera. Esto es lo que tenemos que cuidar cuando construimos un instrumento.

¿Cuál es la mayor dificultad que te has encontrado en tu trabajo?

Sobrevivir con la burocracia Italiana, la economía y las condiciones adversas de trabajo. Todas las demás tareas, son retos y requerimientos, pero justo eso es la alegría del trabajo.

Comercialmente hablando ¿Es difícil alejarse de la influencia de Fender y Gibson?

Si quieres decir vendiendo diferentes formas… puede ser difícil, pero hay gente que ama mis diseños. Hay quien lo acepta después de años y hay que solo los odia, pero es solo “racismo guitarril” (risas). Entonces, rediseño algún clásico aplicando Manne ideas y también puedo ofrecer formas para tranquilizar a los más tradicionalistas.

¿Qué piensas que puedes aportar en la construcción de instrumentos?

No estoy seguro de que pueda ofrecer algo. Trato de hacer algo en donde propongo diferentes soluciones para obtener un mejor rendimiento, eligiendo libremente la mejor opción desde mi punto de vista. Uso resina en los diapasones desde el 88 para obtener el tono de la madera que deseo, hay quien tiene prejuicios sobre esto, sin embargo los guitarristas están más abiertos de mentalidad y lo aceptan simplemente porque obtienen beneficio de ello.

Hago una serie de semi-acústicas desde hace casi 20 años con la idea del “controlled dumping”. Últimamente he ampliado el número de modelos para conseguir instrumentos únicos. Pero aun así hay personas para las que son más importantes los agujeros en “f” que lo que se haga para evitar el feedback para conseguir un tono jazzero.

Andrea Ballarin taller

Si hablamos de pastillas ¿Prefieres hacerlas tú mismo o recurrir a las existentes en el mercado?

Tengo una muy buena compañía en Korea que me las fabrica. Les pregunté si podían construir algunos modelos específicos y estoy contento con ellos.Sus pastillas ofrecen un muy amplio rango de respuesta. Para músicos en concreto que tienen necesidades específicas puedo usar pastillas específicas.

¿Cuál es tu opinión sobre la gente que monta kits? ¿Pueden confundir a los clientes?

Desde hace décadas, se han fabricado increíbles kits e increíbles técnicos han hecho un buen trabajo montándolas. Pero, también material muy malo y gente que solo quiere hacer dinero. Lo compararía con McDonalds y un buen restaurante. Una cierta cantidad de materiales estandarizados, con estandarizadas reglas para colocarlas juntas en una comida. Por el otro lado, el Chef que tiene fantasías y conocimientos amplios para organizar su trabajo, obtiene mejores resultados tuneando a medida o suministrándote alguna cosa que satisfaga tus sensaciones. MacDonalds es siempre lo mismo en cualquier sitio, puede estar bueno pero si das un paso más para descubrir una nueva sensación, matiz… en un instrumento significa mejor ergonomía y ejecución, resonancia, dinámica y más… el problema es que si tú les das siempre a tus hijos una hamburguesa, ellos querrán comer solo hamburguesa y cola.

¿Qué le dirías a un cliente potencial para que se decidiera a comprar un instrumento hecho a mano en lugar de un instrumento de serie de una conocida marca?

Yo solo ofrezco poder sentir la diferencia. Si él o ella no son sensibles a los detalles, puedo ayudarles a notarlos y explicarles cómo pueden conseguir mejores resultados. Pero debe ser algo sensato.

Algunas personas, solos, descubren que pueden tocar mejor, con lo cual no es necesario que diga nada. Si ellos me preguntan, puedo explicarles de donde vienen sus sensaciones. Segovia dijo una vez, “Sin un instrumento apropiado, un músico no puede expresar todo su potencial” por lo tanto, se necesita un poco de educación sobre este tema.

¿Cuál es tu próximo reto? ¿Qué tienes en mente?

Es un día a día, es difícil de decir. Pero estoy pensando en al menos dos nuevos modelos de guitarra, un nuevo proceso de trabajo y un nuevo material para usar. ¡Es difícil elegir solo uno! ¡Gracias!

José Ramos

Ramos Guitars

0 comentarios en Andrea Ballarin Manne Guitars entrevista
Deja tu comentario