Revista de Guitarras

Albert Morillo de AMS Guitars

AMS Guitars

La luthiería es un oficio artesanal que se encuentra en las antípodas de lo que significa producción en cadena. Hoy en día vivimos inmersos en un mundo tecnológico en el que las grandes compañías marcan el ritmo, pero aún quedan jóvenes talentos que apuestan por el trato personalizado y el mimo por los detalles.

Uno de ellos es Albert Morillo, un joven que con sólo 25 años se ha embarcado en crear su propio sello de guitarras artesanales. Estuvimos hablando con él en la inauguración de su nuevo local en Barcelona.

¿Cómo comenzaste en el mundo de la luthiería?

Mi pasión por la luthiería empezó en el momento que descubrí esta fantástica profesión. Todo ocurrió cuando me compre mi primera guitarra “buena” y me llegó en muy mal estado. Parecía una guitarra de exposición a la que nunca se le habían cambiado las cuerdas siquiera. Fue entonces como empecé a investigar cómo arreglarla, cómo limpiar el diapasón, los trastes, cambiar cuerdas de una forma correcta, etc. Desde ese mismo momento decidí que quería ser luthier. Tuve un flechazo con esta profesión

¿Tuviste algún referente, algún ejemplo a seguir?

Como referencia y ejemplo a seguir tenia a mi maestro José Ramos, que me enseñó gran parte de la profesión. Además pude viajar junto a él  a la primera edición de “The Holy Grail Guitar Show” organizado por la EGB (European Guitar Builders). En esa exposición me cambio la forma de ver la luthiería. Ya que habían más de 300 luthiers cada uno con una visión y un concepto diferentes y guitarras realmente extraordinarias. De ahí pude sacar muchísima inspiración, y sobretodo muchas ganas de llegar a hacer lo mismo

¿Cuándo construiste tu primera guitarra?

La primera guitarra que construí fue el modelo AMS Desert Rose. Esta guitarra la empecé cuando estudiaba luthiería con José, pero debido a motivos personales tuve que dejar el curso y la guitarra inacabados. Pero eso no fue motivo para dejar la luthiería, al contrario. Empecé a estudiar por mi propia cuenta. Poco a poco empecé a montar mi propio taller. Me pasaba todo el día encerrado haciendo prácticas, pruebas etc. Hasta que me vi capacitado para finalizarla. Más tarde, en el Mike Zagora Guitar Camp, Guthrie Govan, Toni Martínez y Jack Gardiner entre muchos otros la probaron y fue gracias a su visto bueno y sus elogios, que decidí crear AMS Guitars.

 

 

¿Qué características debe tener una guitarra o bajo para que sea un gran instrumento en tu opinión?

En mi opinión creo que un buen instrumento debe tener un buen equilibrio entre sonido, comodidad al tocarla, ergonomía y que visualmente nos guste. Es un cúmulo de varios factores que deben estar bien equilibrados ya que una guitarra, por muy bonita que sea, si no suena bien no durará mucho en nuestras manos, la dejaremos rápido, buscando una que suene mejor. Lo mismo pasa con la comodidad al tocarla o si se adapta bien o no a nuestro cuerpo, si nos es cómoda al sostenerla, etc.

Háblanos de tu enfoque a la hora de escoger maderas. ¿Prefieres las combinaciones clásicas o te decantas por experimentar con maderas menos comunes en el mercado?

Antiguamente era complicado encontrar según que maderas, pero hoy en día teniendo internet, servicios de transporte, etc. el mercado de maderas de todo el mundo es de muy fácil acceso. Así que ahora se puede trabajar con muchos tipos diferentes. A mí me gusta probar nuevas maderas, ver sus propiedades, texturas… Creo que teniendo un abanico tan grande de nuevas maderas es un error no utilizarlas. Está bien tener las configuraciones clásicas de toda la vida, de hecho muchas veces recurrimos a ellas porque son configuraciones de éxito, pero también está bien probar nuevas combinaciones.  Y sobre todo es sumamente importante porque puedes buscar alternativas a maderas sobrexplotadas.

A día de hoy empieza a haber restricciones en determinados tipos de madera para paliar el impacto medioambiental de la tala, ¿cómo vive esta situación un profesional cuya materia prima es precisamente ésta?

Creo que no sólo es que este bien o no, sino que es mi deber proteger y cuidar el medio ambiente en la medida de lo posible. Y esto empieza por comprar las maderas en sitios que sean totalmente legales, que procedan siempre que sea posible de bosques de repoblación (FSC) y utilizar maderas que no estén en peligro por un motivo u otro. Muchas veces no pensamos en qué hay detrás de las maderas de nuestra guitarra, pero es un tema muy serio. Si compras maderas que, por ejemplo, provienen de la Selva del Amazonas, estás contribuyendo a su deforestación y estás apoyando a gente que adquiere esa madera de formas poco convencionales. Es importante apoyar a la gente que lucha para hacerlo todo lo mejor posible y que no cuida sólo de la madera sino también de la gente que la trabaja. Por ejemplo, voy a hablar de un tema que me parece importante mencionar y que apoyo totalmente: Crelicam es un proyecto que Taylor y Madinter están impulsando. Este proyecto consiste en la obtención de ébano de forma totalmente legal, con los permisos en regla y, sobretodo, ayudando a personas provenientes de ONG’s. Gracias a esto, estas personas tienen un trabajo donde no son explotados, con un salario digno, unas condiciones laborales dignas, etc. Es por esto que el luthier, no sólo se encarga de construir un instrumento, sino que también debe ocuparse de que estas maderas cumplan unos objetivos morales y éticos. En mis guitarras ya estoy aplicando estos factores en la medida de lo posible. Esta concienciación poco a poco se están extendiendo y por suerte, los demás compañeros luthiers de la asociación LUCE (Luthiers Contemporáneos de España) también lo apoyan al 100%.

¿Qué piensas de la fiebre vintage? ¿Crees que está justificado el precio que tienen algunos instrumentos de la década de los 50 o 60?

Desde mi punto de vista creo que la mayoría de personas que tienen un instrumento vintage buscan tener un trozo de historia entre las manos. Les gusta indagar sobre fábricas, procesos de construcción, materiales que se utilizaban, etc. Realmente el tema vintage es un mundo muy extenso. Tengo que reconocer que por el taller alguna vez me ha pasado por las manos un instrumento vintage y tenía un algo que lo hacía diferente. No obstante, la mayoría de estos instrumentos son realmente prohibitivos para la mayoría de bolsillos. Pero no se venderían a esos precios si no hubiese gente dispuesta a comprarlos, es un poco ley de oferta y demanda.

¿Cómo vives la relación con tus clientes? Cuando un músico acude a un luthier para una reparación o encargar una guitarra custom ha de haber una gran confianza en el criterio y el trabajo de esa persona.

Creo que la relación con mis clientes es algo sumamente importante. Son personas que me confían algo muy preciado para ellos. Es por ello que siempre busco dar un trato agradable, cálido y cercano. Que sientan que pueden confiar en mí porque su instrumento está en buenas manos. Mi objetivo siempre es dejarlo en las mejores condiciones posibles. Cada guitarra es un reto para mí. Lo mismo pasa en la construcción de guitarras custom. Siempre es de agradecer poder hablar con la persona que confía en ti para hacer algo tan importante como lo es un instrumento personalizado. Cuando conoces mejor a la persona, puedes darle un mejor servicio, aportando ideas y sugerencias. Al final de la construcción siempre entrego la guitarra y puedo decir que tengo un nuevo amigo. Al menos hasta ahora ha sido así y la verdad es que es algo que me encanta.

 

 

¿Crees que la luthiería seguirá siendo el oficio que es por muchos años o ves posible que las nuevas tecnologías introduzcan cambios significativos en vuestro trabajo?

Sí, la tecnología ha revolucionado mucho todos los sectores y evidentemente también ha llegado al de la luthiería. No es raro ver luthiers que hacen parte de sus guitarras o bajos con CNC. Incluso con la informática, se tiene la posibilidad de diseñar totalmente en 3D los instrumentos. Poco a poco se están creando herramientas impresionantes, como por ejemplo con la realidad virtual. Es algo espectacular, quizás es tecnología un poco verde pero ya es posible hacerlo. Y con el paso del tiempo todo avanzará más.

Estamos en una época compleja para los emprendedores, ¿qué te hizo lanzarte a la piscina y abrir tu propio taller y marca de guitarras?

Tengo que reconocer que a veces pienso que soy un auténtico inconsciente por haberme tirado a la piscina… jajaja.  Pero luego, cuando estoy en el taller construyendo o reparando, me doy cuenta de que estoy en el sitio donde realmente quiero estar. Que estoy rodeado de todo aquello que tanto adoro y por lo que tanto he luchado para conseguir. La luthiería me ha aportado cosas muy positivas en mi vida, especialmente amistades que a día de hoy son muy importantes para mí. Me ha ayudado a confiar más en mí mismo, ya que de pequeño pase por una etapa complicada de bullying. Pero nada que la luthiería no pudiera curar.  Además, algo que me ayuda a tirar hacia adelante, pese a las dificultades, es el saber que tengo una familia que no tiene precio. Que me ayudan en todo lo que pueden y me apoyan al 100% en mis decisiones, porque confían en mí y en el trabajo que hago. Esto es lo que me hace ser fuerte y no mirar atrás. Si hay algo que he aprendido es que no debemos pensar en el fracaso, sino en tirar hacia adelante. Y si nos caemos por el camino simplemente decidir cómo nos vamos a levantar. En cuanto a la marca de guitarras… fue en ese Guitar Camp que cogí la fuerza necesaria para poner este proyecto en marcha. AMS Guitars no es sólo una marca de guitarras, es mi sueño hecho realidad

Ahora que tu taller es una realidad, ¿Cuáles son tus siguientes retos?

Por ahora me estoy centrando en los encargos que tengo. En breve la guitarra de Diego Godoy va a salir a la luz. Será una guitarra que marcará mucho el estilo que estoy adoptando en cuanto a construcción. Este estilo cada vez me gusta más. Una vez presentada la guitarra de Diego voy a empezar de forma paralela a las construcciones actuales una línea de guitarras artesanales con una calidad/precio excepcional. Y el resto es Top Secret, si queréis saber más lo podréis ir viendo poco a poco en el Facebook de AMS Guitars.

Muchas gracias por tu tiempo y muy buena suerte en tu camino.

¡A vosotros, muchas gracias por esta oportunidad de enseñar qué es AMS Guitars, quién soy y bueno…  hasta la próxima!

David García.

0 comentarios en Albert Morillo de AMS Guitars
Deja tu comentario