Revista de Guitarras

Javier Vargas entrevista

Javier Vargas guitarra

Parece que siempre ha estado ahí con su guitarra y en permanente evolución, siempre sin alejarse demasiado del blues. Toda una vida. Nos da la impresión que un tipo así en cualquier país que respetara más a sus músicos gozaría de un mayor reconocimiento, pero al fin y al cabo esa es la vida de un bluesman. Charlamos con Javier Vargas y esto es lo que nos contó.

¿Recuerdas el día en que te diste cuenta que te ibas a dedicar a la guitarra, a la música, toda tu vida?

Fue en Argentina, en Mar de Plata. En la escuela tenía compañeros que tenían muchos vinilos y después de clase o los fines de semana no dábamos largas sesiones escuchando a los Doors, Rolling, Zappa, Cream, Hendrix,  etc . Ahí  el enganche fue total con la música algunos amigos de esos años ya tocaban y yo tenia 11 años y convencí a mi padre que me comprara una guitarra. Me regaló una española con cuerdas de nylon y me apunté a algunas clases con un par de cracks que tocaban en Mar del Plata,  el Flaco Roy y Jorge Cámara. Eran muy buenos y me enseñaron lo básico para que empezara a tocar. Por esos años mi enganche a la guitarra era tal que me podía tirar 10 horas tocando. No tuve dudas de qué era lo que quería hacer en la vida: tocar blues y rock. Mi siguiente paso fue dejar la escuela y más adelante irme a USA a tocar y a aprender de los grandes

¿Cómo fueron tus años de inicio? ¿Cuál fue tu primera guitarra, la conservas?

Mis primeros conciertos fueron en fiestas privadas y pequeños festivales en Argentina y Venezuela. También comenzaba a componer mis propios temas y riffs influenciado por toda la música que escuchaba en esos años,  principios de los 70. Mi música favorita viene de los 50, 60 y 70. Tenía una guitarra eléctrica fabricada en Argentina, una copia de la 335 de Gibson. Sonaba muy bien, la pena es que ya no la conservo. La siguiente fue una Gibson Melody Maker del 61.  La conseguí en Caracas de segunda mano por 20€ al precio de esa época. Tampoco la conservo. A lo largo de mi vida han pasado por mis manos muchas guitarras,  algunas excepcionales,  pero al final las cambio por otras o las vendo. En esos años no tenía más de dos,  siempre una Strato y una Les Paul,  aunque con los años ganó la Fender Strat como mi preferida

Durante los 70s estás afincado en los USA y a finales llegas a Madrid ¿Cómo eran de grandes las diferencias musicales entre ambos lugares?

 

Javier Vargas guitarra

Pues para serte sincero las diferencias eran inmensas. En USA el show business estaba muy adelantado y en los 70 tanto en Nashville como Los Angeles el nivel de músicos y bandas locales era altísimo, ya fuera Rock, Jazz, Blues y demás mezclas. Además todas las bandas Inglesas tocaban en USA  y tuve la oportunidad de ver todo lo habido y por haber,  y eso me ayudó mucho.  También toqué con muchos músicos y participé en muchas Jams. Una de las bandas con las que toque fue Canned Heat.  Además entre los músicos que vi tocando en clubs en Los Angeles fue a un joven Eddie Van Halen que me dejó alucinado del manejo que tenía. Nunca había visto algo igual. Te estoy hablando del año 76. Después de muchos años en USA tuve que regresar a Caracas a arreglar unos papeles de mi permiso de estancia en América y mi padre me dijo que por qué no me hacía un viaje a España para ver si me gustaba. Acababa de morir Franco y estaban ocurriendo cosas. Yo era muy joven y tenía ganas de experimentar, viajar,  vivir, conocer músicos y sobre todo pasármelo lo mejor posible. Una de las cosas que no me gustaba de América, sobre todo Los Angeles,  es que hasta el fin de semana no pasaba nada. Era una ciudad muerta y solitaria, y cuando llegue a Madrid encontré una energía especial en la gente. Había un deseo enorme de hacer cosas y disfrutar al máximo de la vida. También pase algunos meses por Barcelona también me encantó la ciudad y su gente había montones de músicos mucho Jazz y aficionados al blues así que decidí quedarme un tiempo y creo que fue una decisión acertada  ya que al poco tiempo me metí en las escena de la música española y empecé a trabajar con Miguel Ríos

Recuerdo, hará unos 23 o 24 años, un concierto que te vi en Valencia en la Zeppelin. Tocaste unos temas con Ximo Tébar y fue bastante heterodoxo pero brillante. Sin embargo recuerdo al tipo del abrigo negro que se subió a tocar unos clásicos contigo. Preston Shannon creo que se llamaba. Blues a saco. Aquella fue una de las mejores noches de blues que he visto.  Siempre hay blues en tu guitarra, tú metiste a muchos jóvenes en esto del Blues en este país, lo viví. Sin embargo a veces parece que se te deja fuera del circuito, cosa que me parece injusta. Tus Madrid-Memphis  o Texas Tango creo que demuestran que, sobre todo, tocas blues. ¿A qué crees que se debe esa especie de mal entendimiento o exclusión?

Mi base musical es el blues 100 por 100. También tengo que decirte que a finales de los 60 conocí el blues a través de Clapton, Peter Green o Jimmy Page entre otros. Después me enganché  al sonido más americano, Freddie King y BB King. Mi siguiente gran influencia fueron los Allman Brothers y, por supuesto, Hendrix y Alvin Lee. Después descubrí a Jeff Beck que me marcó mucho  también. Con esto quiero decirte que mi escuela no es de un blues purista aunque mis influencias vienen directamente del  blues de Chicago y Texas,  además del rock Sureño y el blues Británico. El tema de exclusión pudo  deberse a que en un momento de mi carrera experimenté con la música latina, el pop y otros sonidos que se alejaban  del blues,  y seguramente a alguien no le gustó y se dedicó a criticarme por ello.  Pero a lo largo de la historia de la música muchos músicos que se desviaban de su camino fueron duramente criticados,  como Dylan o Miles Davis.  El problema es que a ellos esa incomprensión de cierto sector del público no les hizo tanto daño como a mí que estaba empezando mi carrera y tratando de dar lo mejor de mí. Digamos que me pusieron palos en las ruedas, pero mi amor a la música y a lo que hago sigue intacto y aquí sigo como buen Capricornio,  luchando por lo que me gusta y amo,  que es la música. Una vez Jim Gaines, el productor de Stevie Ray Vaughan,  me dijo que yo era una “driving forcé”. Para mí fue un buen cumplido con el que me identifico.

¿Cómo definirías el “Blues latino”, algo de lo que indudablemente eres el creador?

El blues Latino es una amalgama de sentimientos y vivencias a lo largo de mi vida.  La visión de un músico y sus influencias en Latinoamérica,  España, USA,  etc. me llevó a crear un sonido del cual sacaba lo que tenía dentro. Por supuesto es innegable que  influenciado por Santana y Peter Green,  pero dándole mi propia forma de entender y mi feeling. 

 

 

 

¿Cuál es tu guitarra principal para directos? Se te ve con una Strat 70 ó 71…

Tengo una Strat del 71. También otra del 61 y una Yamaha Mike Stern modificada, entre otras.

Tienes Strats con el diapasón de arce y de palorrosa ¿Notas mucha diferencia en el tono?

El maple es más percutivo y el rosewood más cálido y con sustain, digamos.

¿Qué guitarra has tenido que ya no tienes y echas de menos?

Una Strato azul del 64 serie L con la que toqué en Montreux . Se la devolví al dueño original que a su vez me la había vendido en New York.  La tuve cinco años y todavía la echo en falta. Creo que fue la mejor que pasó  por mis manos.

¿Qué nos podríamos encontrar ahora mismo en tu pedalboard?

Un Tube Screamer Maxon, un wah wah Vox, un digital delay Boss y un chorus Boss. Y también un afinador.

Hablemos de tus últimos trabajos. Te he visto sonar muy sureño, hace un par de años, incluso algún tema me llevaba al universo Zeppelin. En 2011 estuvo lo de Carmine Appice y Tim Bogert además de Paul Shortino. ¿Cómo fue la experiencia?

Fue una experiencia diferente a otras cosas que había hecho. La verdad que lo pasé muy bien girando y grabando con ellos, pero me siento más cómodo tocando blues en mi territorio.  Para mí  la música es como la pintura, una mezcla de colores y a veces aciertas y otras no, pero siempre queda el cuadro.

¿Te interesa el coleccionismo al respecto de las guitarras?

Para serte sincero no, aunque tengo unas cuantas de los 60. En realidad me gustan para tocarlas, no para coleccionarlas. Creo que hay muy buenas guitarras en manos de coleccionistas,  no de músicos, y están desaprovechadas.

¿Qué amplificación estás usando en directo?

Un Yamaha THR dual. Suena increíble

¿Con qué bluesman de la historia vivo o fallecido te gustaría tocar en una jam?

Con Albert Collins, era mi favorito.

¿Y cuál ha sido el bluesman que más te ha influido?

Albert Collins y tal vez Freddie King.

¿Y el que más te ha hecho disfrutar al compartir escenario?

Sugar Blue, Larry Mc Cray…

 

Vargas con Santana

 

Pregunta tópica pero obligada: ¿Cómo te afecta esto de la piratería? ¿Cómo te adaptas a estos tiempos de descargas tan jodidos para los músicos?

No me adapto,  lo sufro como todos. Es algo que aparentemente no tiene solución.

En 2014 te volví a ver en Valencia con el vocalista de Manchester Gaz Pearson y sonaste diferente. No sé, sonaste muy contundente, más que en el álbum quizá. ¿Cómo te adaptas a tantos cantantes diferentes sin perder la identidad? 

Creo que cada cantante me obliga a tocar de una manera, sobre todo en intensidad. Últimamente estoy más bluesero que nunca así que creo que son etapas y necesidades de expresar lo que te sale de dentro.

Si algo se puede decir de ti es que no paras de trabajar. Estás de gira pero… ¿ Andas metido en algo más? ¿Proyectos? ¿Planes?

Voy a sacar un nuevo álbum estoy en ello

Algo de blues en España que te guste. Mójate.

Santiago Campillo, Jeff con su banda,  Ñaco Goñi… hay muchos.  Entre ellos una figura femenina, Susan Santos es excelente y también un nuevo guitarrista y cantante Kiko García que dará mucho que  hablar

Una pregunta de amigo, Javier: ¿Blues o Blues Latino? Mójate de nuevo.

Un poco los dos estilos.  Me gustan además muchas formas de música. Creo que es lo mejor que tiene este mundo,  la capacidad de expresión artística

Antes de terminar, dinos qué guitarristas actuales llaman más tu atención y cuáles son tus guitarristas fetiche…

Bonamassa y Dereck Trucks como guitarristas actuales. Creo que son increíbles.  Fetiches: Jeff Beck, Albert Collins y Hendrix.

Gracias y un abrazo. Nos vemos pronto.

Un abrazo

César Mayordomo
José Manuel López

0 comentarios en Javier Vargas entrevista
Deja tu comentario