Revista de Guitarras

Taylor 320, 816 y GS Mini RW

Taylor Guitars group

En 1974 Bob Taylor fundó en Lemon Grove, California con su socio Kurt Listug y unos diez empleados la casa “Taylor Guitars”. Desde entonces Taylor se ha convertido en uno de los líderes en elector norteamericano de la construcción de guitarras con más de 500 empleados y una alta cuota de participación de mercado.

Numerosas innovaciones y métodos de fabricación, así como la utilización de maderas seleccionadas, fueron introducidas por Taylor y son las causas principales de ese éxito. Ejemplares son los mástiles atornillados o el sistema de fonocaptores Expression.

Taylor dispone de una amplia e interesante gama de productos de entre los que destacan en palabras del propio Bob, aquellos en los que ha puesto a disposición madera exquisitamente almacenada en su almacén privado, para así poder desarrollar modelos exclusivos, siendo todos ellos codiciados por los coleccionistas.

Siempre ha sido pionero en la aplicación de las más modernas tecnologías durante el proceso de fabricación e ideas como el ensamblaje (patentado) entre mástil y cuerpo de Taylor en 1999 o el sistema “Expression System” de fonocaptores desarrollado junto a la leyenda de la grabación Rupert Neve, en el año 2003, son ejemplos de ese enfoque.

Así de una empresa que fabricaba un par de guitarras al mes, ha llegado a convertirse en uno de los líderes del segmento alto del mercado con una producción de más de 250 instrumentos diarios.

Toda la producción de Taylor Guitars se fabrica en USA, concretamente en la factoría de El Cajón, en San Diego California, excepto las series 100, 200 y Baby’s. Hace algunos años la casa Taylor empezó a fabricar también para el segmento intermedio. Al principio comenzó con guitarras para estudiantes de 3⁄4, el denominado Baby Taylors, luego sacó el Taylor Big Baby de 15/16 y finalmente el modelo más “crecido” Dreadnought 110-GB.

Actualmente el programa abarca 15 líneas diferentes con un buen número de modelos de una calidad excelente, además de algunas series limitadas. En la gama media destacan las series 100 y 200, con un gran sonido y a un precio asequible.

Entre la inmensa lista de artistas y grupos que tocan con guitarras Taylor se encuentran entre otros: Bryan Adams, Aerosmith, Prince, Mark Tremonti, Cheap Trick, Cranberries, Neil Diamond, Dixie Chicks, Duran Duran, Doyle Dykes, The Edge, Fleetwood Mac, Peter Frampton, David Gilmour, Green Day, Billy Idol, Mick Jagger, Mark Knopfler, Lenny Kravitz, Kenny Loggins, Madonna, Peter Maffay, Maroon 5, Richard Marx, Matchbox 20, Dave Matthews, Alanis Morissette, Jason Mraz, Chris Norman, Brad Pitt, R.E.M, Axl Rose, Richie Sambora, The Scorpions, Styx, Sum 41, Andy Summers, Travis, Shania Twain, Robbie Williams, Nancy Wilson, Neil Young y muchos más… una nómina ecléctica y excepcional. Vamos a ver una muestra de su extenso catálogo.

Para esta ocasión gracias a la UME Nuevo Centro hemos podido contar con tres modelos de Taylor, la GS mini, la 320 y la 816.

 

Taylor GS Mini RW

Taylor GS Mini RW

 

Como su nombre indica la GS Mini es una guitarra de dimensiones pequeñas, está inspirada en la Grand Simphony y es ideal para viajar, para tener en el sofá etc. sin embargo esto no quiere decir que suene pequeña porque mantiene un buen tono.

A nivel maderas propone una tapa de abeto y los aros y fondo de palorrosa laminado. El mástil es de sapele y el diapasón de ébano con 20 trastes. La longitud de escala es de 23 1⁄2”. El bracing es en “X” con relief rout.

Tocando se nota la anchura del mástil que es más estrecho de lo normal pero lógico dado el tamaño de la guitarra. Tiene una buena proyección de sonora y se adapta especialmente bien al fingerpicking. Un video grabado para este review muestra cómo suena.

 

 

Taylor 320

Taylor 320

La Taylor 320 es una dreadnougth. Este tipo de cuerpo es el ideal para sonidos potentes y claros, es quizá la más todo-terreno en el contexto de las guitarras acústicas y la más popular.

Destaca por encima de todo la caoba que presenta en la tapa armónica, ésta es una madera que ofrece una cierta compresión de manera natural por lo que la respuesta al ataque no será tan inmediata como en una tapa de abeto. Los aros y el fondo son de sapele, una especie que comparte muchas características tanto sonoras como visuales con la caoba, aunque debido a su mayor densidad es sonoramente más brillante sobre todo en los agudos.

El mástil es de caoba y el diapasón de ébano. La longitud de escala es de 25 1⁄2” y el braceado es el “Forward Shifted” que añade una mayor respuesta en bajos que el braceado en “X”.

Suena consistente y bien balanceada en todo el espectro tonal, con un foco sonoro claro y directo y un poso sonoro a madera un tanto seco. Perfecta para los guitarristas que les gusta tocar rasgueando.

Ahí va un video de cómo suena cuando la probamos.

 

Taylor 816

Taylor 816

Este es el cuerpo más grande que se puede encontrar en una Taylor, el de la 816. Produce un sonido rico y potente con una gran articulación. Poderosa cuando tocas rasgueando y con una gran dinámica para el fingerpicking en donde se aprecia el cuerpo y el carácter de las notas individualmente.

Es una guitarra de gama alta con especificaciones premium como los bindings realizados con tiras de arce, golpeador de palorrosa, decoraciones en los inlays de madreperla o el diapasón de ébano ahumado. Las maderas que presenta son abeto para la tapa y palorrosa de la India para los aros y el fondo. Caoba para el mástil y ébano para el diapasón.

Sonando se obtiene potencia y muy buena dinámica, graves profundos, agudos gruesos, mucho sustain. Propone también un gran equilibrio tonal y claridad, las notas graves no enmascaran al resto de frecuencias algo que nos gusta mucho y que suele pasar en las guitarras de gama alta. Lo que solemos comentar coloquialmente: suena como un piano. Aquí también os dejamos un video grabado para la ocasión para esta 816.

Este pequeño paseo por algunas Taylor del catálogo trata de mostrar algunos de sus modelos, diferentes entre ellos y pertenecientes a segmentos muy distintos, desde gama alta, a la clase media y una que puede ser un “entry level”. A pesar de las diferencias entre ellas, todas tienen en común el carácter y el saber hacer que Taylor imprime a sus instrumentos, tanto a nivel constructivo como de materiales empleados, son muy cómodas de tocar y suenan ricas con un fondo sonoro si se quiere contemporáneo. Un serio competidor en el mercado de la guitarra acústica.

 

José Manuel López

0 comentarios en Taylor 320, 816 y GS Mini RW
Deja tu comentario